humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: The Jeffrey NYC

Viaje a Nueva York (IV)

Después de la intensa jornada del día anterior, comenzamos el cuarto día en Nueva York con más calma. Para este día teníamos programada una visita por Downtown, los que conozcáis Manhattan sabréis que esta es la parte más antigua de la isla, y donde realmente surgió la ciudad. Allí todavía se conservan las antiguas calles, con su nombre y distribución original.

Fraunces Tavern, un local histórico de Nueva York

Fraunces Tavern, un local histórico de Nueva York

En esta parte de la ciudad es donde se encuentra uno de los locales más emblemáticos e históricos de la ciudad de Nueva York, se trata de la Fraunces Tavern, una antigua taberna que data del año 1762. Fue un lugar muy importante durante la Guerra de la Independencia y uno de los lugares preferidos de George Washington. Hoy en día sigue funcionando, como taberna y como restaurante, por desgracia aquel día estaba cerrada y nos quedamos con las ganas de poder entrar, no obstante se podía ver desde fuera que guarda un aspecto antiguo muy bien conservado, además de tener unos cuantos grifos de cerveza.

Después de este intento fallido, dedicamos el resto de la mañana a pasear por el distrito financiero, visitar la zona 0 y ver algunos de los edificios que tendrá el nuevo World Trade Center de Nueva York, toda una demostración de poderío económico exagerado.

A la hora de comer la gastronomía local manda

A la hora de comer la gastronomía local manda

Hacia la hora de comer nos acercamos a uno de los barrios más de moda de Nueva York, el barrio de Tribeca, una zona hipster y moderna que merece la pena visitar. Para comer decidimos entrar en uno de los restaurantes de la zona, sin mucha esperanza de encontrar demasiadas referencias cerveceras. Pero cuando nos disponíamos a pedir la bebida escuché a la camarera la palabra mágica, IPA, rápidamente no dude en preguntar cual tenían de barril, y para mayor sorpresa me encontré con una riquísima Goose Island, una cerveza con un 5,9% ABV y 55 IBU de amargor, una cerveza cítrica y resinosa, con matices de pomelo y pino, amarga y seca que maridaba excepcionalmente bien con un sandwich buffalo con salsa picante y patatas fritas que había pedido para comer.

El conocido Blind Tiger de Nueva York

El conocido Blind Tiger de Nueva York

Después de comer nos acercamos, no muy lejos de allí, a una de las cervecería más míticas de la ciudad, el conocido Blind Tiger, un local con aspecto antiguo, con bastante madera en el interior, una barra pequeña, la poco despreciable cantidad de 28 grifos, algunas mesas altas e incluso una chimenea. Después de echar un vistazo a la carta y con el calor que hacía aquella tarde nos decidimos por algo fresco, empezamos con una Prima Pils de Victory, una Pilsner con un 5,3% ABV, una cerveza de color dorado claro, con espuma blanca cremosa, aroma cítrico y floral con matices de pan, ligera, algo amarga, cítrica y cerealosa muy rica.

Fue aquí donde saldé una de mis cuentas pendientes, por fin tuve la oportunidad de probar la Racer 5 de Bear Republic de barril, una IPA con un 7,5% ABV y 75 IBU, cítrica con matices de pomelo y mango, algo de caramelo, de amargor moderado, seca y resinosa, con matices de pino y pomelo en boca. Sin embargo la buena impresión que me dejó la cerveza se vio un poco empañada con algún detalle de los camareros que me parecieron muy poco apropiados, en un momento pude ver como pasaban cerveza de un vaso a otro, mezclaban cervezas de diferentes vasos y luego se la servían a algunos clientes, un detalle que hizo que no pidiéramos otra ronda, una pena.

Grifos de The Blind Tiger

Grifos de The Blind Tiger

El resto de la tarde trascurrió bastante tranquila, nos dimos un paseo por el Chelsea Market, una visita obligada y por el maravilloso paseo The High Line, algo que tampoco debes perderte si visitas la ciudad. Después de una parada en hotel se acercaba la hora de cenar y nos decidimos por una de las hamburgueserías mejor valoradas de Manhattan, se trata de Burger Joint, un pequeño restaurante situado en el hall del hotel Le Parken Meridien.

Con el estómago lleno después de haber probado una hamburguesa deliciosa nos dirigimos a hacia la cervecería The Jeffrey Craft Beer & Bites, situada en 60st Street con 2nd Avenue, un local no muy grande, alargado y estrecho, con una barra larga, una zona de mesas al fondo y una pequeña terraza pero que a aquellas horas estaba cerrada. Decidimos acomodarnos en la barra y pedimos la carta, de nuevo en este local nos encontramos con una amplia selección de cervezas en botella y barril, y como es habitual la carta actualizada al día. Echamos un ojo a los 30 grifos que tienen instalados, el número 20 nos llamó mucho la atención, estaba pinchada la Heretic de Reptilian, menuda sorpresa, la única cerveza española que vimos de barril en Nueva York.

Grifos de The Jeffrey

Grifos de The Jeffrey

No pedimos la Heretic, pero en su lugar nos decidimos primero por una Stone Pale Ale, con un 5,4% ABV es una cerveza ligera, con notas cítricas, matices de pan y cereal, floral y cítrica en boca, la verdad me esperaba algo más de Stone. Menos mal que me desquité con la siguiente, nada menos que la Union Jack de Firestone Walker, una IPA con un 7,5% ABV y 75 IBU de amargor, de color anaranjado y espuma blanca cremosa, de aroma cítrico y tropical, con matices de pomelo, mango y melocotón, amarga y seca en la boca, cítrica y de nuevo con mucha presencia de mango y pomelo, resinosa de final amargo y duradero, una de las mejores IPA que he probado sin duda, y posiblemente la mejor cerveza que probé en el viaje. Obviamente repetí ronda.

Hasta aquí la cuarta entrega de la crónica del viaje, la quinta la podéis leer en el post de Mi Beerano Cervecero, y en unas semanas podréis leer el desenlace del viaje.

Anuncios