humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Tap X Mein Eisbock Barrique

Cerveceras Clásicas. Schneider Weisse

Hoy retomamos la sección de Cerveceras Clásicas, en la pasada entrega hablamos de la cervecera Schlenkerla con sede en Bamberg, pues en esta ocasión seguimos en Baviera, un poco más al sur, en la ciudad de Kelheim para hablar de la mítica Schneider Weisse.

La Historia

SchneiderWeisseLogoLa historia de la cervecera Schneider Weisse comienza en el año 1872 cuando el rey Luis II vendió la exclusividad de elaborar cerveza de trigo, hasta ese momento era un derecho reservado a la realeza, a Georg I Schneider, fundador de la cervecera y creador de la receta original de Schneider Weisse junto a su hijo Georg II Schneider. Originalmente la fábrica se fundó en el Maderbräu en Munich con el nombre de G. Schneider & Sohn.

Tras la muerte de ambos la cervecera pasó a manos de Georg III Schneider hasta el año 1905, cuando tomó las riendas Mathilde Schneider y tras ella Georg IV Schneider. Durante la Segunda Guerra Mundial el edificio fue destruido por los bombardeos aliados, y en 1946 deciden trasladarse a la ciudad de Kelheim al norte de Munich. Desde entonces han pasado dos generaciones más, Georg V Schneider quien llevó a cabo una profunda remodelación de la fábrica que concluyó en 1998 y su hijo Georg VI Schneider actual propietario.

Las Cervezas

Para esta entrada he reservado una de las cervezas especiales que elabora cada año Scheneider Weisse, además de las ya clásicas conocidas todos los años lanzan alguna cerveza bajo la denominación Tap X, en este caso se trata de la Tap X Aventinus Eisbock Barrique, la Aventinus Eisbock de 12% ABV envejecida durante dos años en barricas de Pinot Noir francés.

SchneiderWeisseTapXAventinus

En el vaso aparece con un color marrón oscuro opaco, turbia y prácticamente sin espuma que además se desvanece muy rápidamente. En la nariz se aprecian notas de frutas negras y frutos rojos, pasas, ciruelas, cerezas, también algo de chocolate, caramelo, miel, uva, notas ácidas y madera. En la boca es seca algo ácida, se nota el alcohol, destacan matices de caramelo, uva, miel, pasas, ciruelas, cerezas, chocolate, madera, y recuerdos de vino, tiene un cuerpo medio y una carbonatación baja. Personalmente me quedo con la versión original, pero esta cerveza es cuando menos interesante.