humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: St Bernardus

Cata de Cervezas Envejecidas

La pasada semana gracias a Nicolás de la Cervecería L’Europe tuvimos la ocasión de poder catar ocho cervezas que había estado guardadas y olvidadas en el almacén durante varios años, algunas llegaban a superar incluso los 20 años de guarda. Entre las supervivientes había cervezas de St. Bernardus, La Trappe, Chimay y Grimbergen.

CataEnvejecidas_01Comenzamos la degustación por las dos cervezas de St. Bernardus, concretamente por una Tripel del año 1994, lo primero que llamó la atención fue que el color, se había vuelto más oscura y se mostraba con un color cobrizo más propio de una Dubbel, la espuma era casi inexistente, en la nariz se apreciaban matices de caramelo, pasas, higos, chocolate y moscatel, en la boca de nuevo aparecían notas de chocolate, pasas, frutos secos, pan e higos, el carbónico era casi inexistente, pero la cerveza estaba buena.

La siguiente también de St Bernardus fue la Pater 6 del año 1992, la más antigua de todas, al servirla mostraba un color marrón oscuro propio de las Dubbel pero de nuevo con una espuma prácticamente inexistente, en la nariz aparecen notas de caramelo, miel, pasas, tofe, flan, vainilla y chocolate, en la boca el carbónico era inexistente y se apreciaban matices de caramelo, vainilla y flan, en general no estaba mal pero se había conservado peor que la St Bernardus Tripel.CataEnvejecidas_02

Las dos siguientes pertenecían a la cervecera trapense de La Trappe, comenzamos por la Dubbel del año 1995, en la copa se mostraba con un CataEnvejecidas_03color marrón oscuro y una fina capa de espuma beige que desapareció muy rápidamente, en la nariz se apreciaban notas de caramelo, frutos secos, miel, chocolate y leves notas lácticas, en la noca de nuevo aparecía el chocolate, frutos secos, bizcocho y un leve punto picante, el carbónico era muy leve, pero la cerveza se había conservado bastante bien, para mi gusto de las mejores.

También de La Trappe probamos la Tripel del año 1994, al igual que había pasado con la de St Bernardus se había vuelto más oscura y presentaba un color marronáceo casi sin espuma, en la nariz se notaba ya bastante oxidada, CataEnvejecidas_04aparecían leves notas de moscatel y algo de chocolate, en la boca también chocolate, bombón y algo de caramelo, en este caso la conservación no le había sentado tan bien como a las anteriores.

Llegaba de nuevo otro cambio de cervecera, la tercera era Chimay, de quien probamos primero la Chimay Blanca del año 1993, CataEnvejecidas_05una cerveza de color cobrizo y una capa de espuma fina que no aguantaba demasiado, en la nariz aparecían notas de caramelo, miel, flores y recuerdos de naranja, en la boca de nuevo se apreciaban matices de caramelo, miel y tofe, sin duda fue una de las grandes sorpresas de la cata. La otra cerveza que probamos de Chimay fue la Roja del año 1993, esta cerveza no se encontraba en condiciones, se había vuelto muy turbia y con bastante poso, en la nariz se notaba oxidada con algo de caramelo, en la boca un regusto metálico que hizo que la dejáramos de lado.

Las dos últimas eran de Grimbergen, estas mucho más actuales, ambas del año 2006, primero probamos la Cuvee de L’Ermitage, esta tampoco había envejecido demasiado bien, en la nariz olía a cartón, se notaba muy oxidada, en la boca entre leves notas de caramelo se mezclaban notas ácidas no muy agradables. Para terminar lo hicimos con la Optimo Bruno, de color cobrizo oscuro, fina capa de espuma beige, en la nariz algo láctica y acaramelada, en la boca se apreciaban notas de miel, pasas, chocolate y algo de madera, no fue de las mejores pero había sobrevivido.

Anuncios

3er FFdA

Hace ya más de una semana, nuestro colega Birraire nos invitaba a todos los blogueros a participar en el Tercer Fin de Semana Fondo de Armario #FFdA. Con más retraso de lo normal hoy voy a contar mi pequeña aportación a la causa, FFdA_1por motivos logísticos me fue imposible poder participar en su día asique se puede decir que el mío es un FFdA en diferido.

Para la ocasión he elegidos dos cervezas que han sido en su momento dos ediciones limitadas. La primera de ellas, producto nacional es una edición limitada de la Juliett de L’Anjub, la segunda una belga, ni más ni menos que la St. Bernardus Tokyo.

La Juliett de L’Anjub fue una invitación de las chicas de 2d2dspuma, Susana y María, se trata de una edición especial envejecida 5 meses en barrica. En la etiqueta se puede leer que es una barleywine-stout, una curiosa combinación, FFdA_2pero que personalmente encasillaría como una stout, le falta cuerpo para ser una barley wine. En la copa es de color negro intenso, sin demasiada espuma, tiene un 9% ABV, en la nariz se aprecian notas de madera, cacao y café. En la boca es amarga, con notas de cacao, madera y torrefactos. Tiene un cuerpo medio y carbonatación ligera a media, el final es amargo y duradero.

La St. Bernardus Tokyo, es una de esas cervezas que estaba guardando en la despensa hasta que llegara una ocasión especial, y que mejor momento que este para abrirla. Se trata de una edición especial lanzada a la venta con motivo de la apertura de un pub en Kanda (Tokio). Es una witbier con un 6% ABV, de color dorado, turbia, con espuma blanca de buena retención. En la nariz se aprecian notas dulces, levadura, frutos rojos y cítricos. En la boca es dulce, con matices de frutos rojos y cítricos, de cuerpo medio y carbonatación media, el final es dulce y duradero.

Esto es lo que ha dado de sí mi primera participación en el FFdA, espero que en el siguiente caigan más y mejores.

Salud!!!

#MCN2012. Mis Cervezas Navideñas 2012

Hace cosa de un mes, con las navidades a la vuelta de la esquina, los chicos del Observatorio Cervecero nos propusieron un evento (oficialmente nombrado #MCN2012) para poder compartir las birras que nos íbamos a beber durante las fiestas. Aprovechando que hace una semana que se ha inaugurado el blog, pues ahí va mi pequeña aportación a la causa.

Como se acercaban las navidades, y yo todavía no había ido a visitar a los chicos de Labirratorium, que mejor ocasión que ir con la excusa de comprar alguna birra para las navidades. BushDeNoelEntre otras cosas me traje de allí una Bush de Noël (Scaldis Noël) y una St. Bernardus Christmas Ale. La Bush de Noël es una cerveza tipo Belgian Strong Ale con 12 grados de alcohol, de color ambarino oscuro, con una fina capa de espuma blanca que además se desvanece rápidamente. En el aroma se aprecian maltas tostadas, caramelo y se nota la presencia del alcohol. En boca es una cerveza robusta, menos alcohólica de lo que cabe presagiar, se aprecian matices maltosos y de caramelo, no demasiado carbonatada. Por su parte la St. Bernardus Christmas Ale sirvió para amenizar la comida de año nuevo, una Belgian Strong Ale con un 10% de alcohol, con un aroma a caramelo, fruta madura, pasas. En la boca es una cerveza licorosa, con cuerpo, dulce, con notas de caramelo, maltas tostadas, pasas… Todo un cervezón para empezar el año con buen pie. En una de las visitas a La Tienda de la Cerveza también he podido ChristmasAledegustar la fantástica Dougall’s Invierno, con carácter lupulado y matices de frutas maduras. Otro de los clásicos que suelen volver a casa por navidad es La Estrella de Navidad de Estrella Galicia, una edición especial, hecha con lúpulo cultivado en Galicia, con una imagen muy navideña y además este año incorporaba una etiqueta térmica que cambia de color cuando la cerveza está fría, y que he podido degustar precisamente por tierras gallegas. Por lo demás una cerveza con un aroma a cereal, y una buena presencia de lúpulo. En la boca es una cerveza fresca, que se bebe fácilmente, notablemente amarga, con matices maltosos y herbales, aunque en el fondo es una industrial más. De vuelta en Madrid y ya pasadas las navidades, en Animal acompañado de los colegas cerveceros y de Alberto de Cervezas Keltius, he podido probar la Mikkeller Hoppy Lovin’ Christmas, una cerveza con un aroma afrutado y cítrico, en la boca se aprecia un amargor intenso con notas cítricas. Y para terminar, con las fiestas ya en el recuerdo, nos hemos dado un merecido homenaje regalándonos una Casasola de Navidad, una cerveza envejecida 6 meses en barrica de roble de vino Ribera del Duero, CasasolaNavidaduna edición limitada de la cual se han hecho solamente 400 botellas, tiene un 8% de alcohol y es tipo Pale Ale con miel, cascara de naranja, nuez y canela. Viene presentada en un estuche de madera y en botella de 1,5 litros, y cuando Nicolás de la Cervecería L’Europe nos la enseñó, y a pesar de tener un precio muy elevado, no hemos podido resistirnos a probarla. Es una cerveza muy aromática, con matices de frutas tropicales, naranja, madera y muy levemente la canela y la nuez moscada. Lo que en aroma hacía presagiar una gran cerveza, se torna más desilusionante en la boca, una cerveza muy plana, con matices de madera, naranja y ligeramente afrutada, de cuerpo medio, con el alcohol bien integrado y que se bebe bastante bien. Al final se nos ha quedado una sensación un poco agridulce, personalmente me esperaba una cerveza más robusta, más corpulenta, es decir una cerveza de navidad. No obstante nos quedamos con la parte buena, y es el privilegio de haber podido degustar una de las 400 botellas que se han producido.

Y esto es lo que han dado de sí las navidades en lo que a cerveza se refiere, ahora toca esperar una año para volver a degustar este tipo de cervezas, pero mientras esperamos nos tomaremos unas cuantas.

Salud!!!