humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Roja

Cata de Cervezas Envejecidas

La pasada semana gracias a Nicolás de la Cervecería L’Europe tuvimos la ocasión de poder catar ocho cervezas que había estado guardadas y olvidadas en el almacén durante varios años, algunas llegaban a superar incluso los 20 años de guarda. Entre las supervivientes había cervezas de St. Bernardus, La Trappe, Chimay y Grimbergen.

CataEnvejecidas_01Comenzamos la degustación por las dos cervezas de St. Bernardus, concretamente por una Tripel del año 1994, lo primero que llamó la atención fue que el color, se había vuelto más oscura y se mostraba con un color cobrizo más propio de una Dubbel, la espuma era casi inexistente, en la nariz se apreciaban matices de caramelo, pasas, higos, chocolate y moscatel, en la boca de nuevo aparecían notas de chocolate, pasas, frutos secos, pan e higos, el carbónico era casi inexistente, pero la cerveza estaba buena.

La siguiente también de St Bernardus fue la Pater 6 del año 1992, la más antigua de todas, al servirla mostraba un color marrón oscuro propio de las Dubbel pero de nuevo con una espuma prácticamente inexistente, en la nariz aparecen notas de caramelo, miel, pasas, tofe, flan, vainilla y chocolate, en la boca el carbónico era inexistente y se apreciaban matices de caramelo, vainilla y flan, en general no estaba mal pero se había conservado peor que la St Bernardus Tripel.CataEnvejecidas_02

Las dos siguientes pertenecían a la cervecera trapense de La Trappe, comenzamos por la Dubbel del año 1995, en la copa se mostraba con un CataEnvejecidas_03color marrón oscuro y una fina capa de espuma beige que desapareció muy rápidamente, en la nariz se apreciaban notas de caramelo, frutos secos, miel, chocolate y leves notas lácticas, en la noca de nuevo aparecía el chocolate, frutos secos, bizcocho y un leve punto picante, el carbónico era muy leve, pero la cerveza se había conservado bastante bien, para mi gusto de las mejores.

También de La Trappe probamos la Tripel del año 1994, al igual que había pasado con la de St Bernardus se había vuelto más oscura y presentaba un color marronáceo casi sin espuma, en la nariz se notaba ya bastante oxidada, CataEnvejecidas_04aparecían leves notas de moscatel y algo de chocolate, en la boca también chocolate, bombón y algo de caramelo, en este caso la conservación no le había sentado tan bien como a las anteriores.

Llegaba de nuevo otro cambio de cervecera, la tercera era Chimay, de quien probamos primero la Chimay Blanca del año 1993, CataEnvejecidas_05una cerveza de color cobrizo y una capa de espuma fina que no aguantaba demasiado, en la nariz aparecían notas de caramelo, miel, flores y recuerdos de naranja, en la boca de nuevo se apreciaban matices de caramelo, miel y tofe, sin duda fue una de las grandes sorpresas de la cata. La otra cerveza que probamos de Chimay fue la Roja del año 1993, esta cerveza no se encontraba en condiciones, se había vuelto muy turbia y con bastante poso, en la nariz se notaba oxidada con algo de caramelo, en la boca un regusto metálico que hizo que la dejáramos de lado.

Las dos últimas eran de Grimbergen, estas mucho más actuales, ambas del año 2006, primero probamos la Cuvee de L’Ermitage, esta tampoco había envejecido demasiado bien, en la nariz olía a cartón, se notaba muy oxidada, en la boca entre leves notas de caramelo se mezclaban notas ácidas no muy agradables. Para terminar lo hicimos con la Optimo Bruno, de color cobrizo oscuro, fina capa de espuma beige, en la nariz algo láctica y acaramelada, en la boca se apreciaban notas de miel, pasas, chocolate y algo de madera, no fue de las mejores pero había sobrevivido.

Visita a la fábrica de Cerveza Sagra

Este pasado sábado nos reunimos un grupo de amigos y fuimos a visitar la fábrica de Cerveza Sagra, allí entre otros estaban los colegas de Zumo de Cebada y Nicolás de la Cervecería L’Europe. Visita_CervezaSagra_1La fábrica está situada en Numancia de La Sagra, en el polígono Industrial Villa de Azaña. La entrada a la fábrica se realiza a través de la tienda, allí hay una pequeña barra y todas las variedades de Cerveza Sagra y Burro de Sancho disponibles para llevar a casa, la visita a la fábrica tiene un precio de 5€ e incluye una cata de 3 de sus cervezas.

Una vez que habíamos pasado por caja nos recibió Carlos García el fundador y director de la fábrica, comenzó explicándonos la procedencia del nombre y el logo de la marca, el nombre se debe a la localidad donde está situada la fábrica y el logo representa las aspas de un molino y una bacía que usaba como sombrero Don Quijote.

Y por fin entramos dentro de la fábrica, un local grande y diáfano de una sola altura con los equipos de cocción, fermentadores y líneas de embotellado y etiquetado. Nos dirigimos hacia la zona de cocción donde sobre una mesa había dispuestos tres sacos con diferentes maltas, Visita_CervezaSagra_2Carlos nos habló sobre las maltas y nos explicó que en Sagra utilizan hasta 9 tipos de malta distintos  siendo la Malta Pils la base de todas sus recetas.

Después de explicarnos el proceso de molienda de la malta Carlos nos habló de la maceración, una de las señas de identidad de las cervezas de Sagra viene en el proceso de macerado. Este proceso lo realizan en márgenes de altas temperaturas para poder generar gran cantidad de azucares no fermentables, lo que le da ese carácter afrutado a sus cervezas. Tras la maceración, llega el proceso de filtración, un proceso que dura 3 horas y el bagazo de malta que desechan lo donan a una granja-escuela para alimentar a los animales.Visita_CervezaSagra_3

En la fábrica disponen de dos ollas de cocción de 1000 litros cada una, lo que les permite hacer dobles cocciones y producir 2000 litros cada vez. Antes de pasar a los fermentadores realizan un proceso de whirlpool para separar de forma natural el mosto de los restos de lúpulo utilizados en la cocción.

En Sagra disponen de 4 fermentadores, 3 de ellos de 2000 litros y un cuarto de 4000 litros, como dato la producción del año 2012 fue de 144000 litros. El proceso de fermentación dura entre 7 y 10 días, transcurrido ese tiempo cortan la fermentación en frio bajando la temperatura y realizan el proceso de filtrado. Para filtrar la cerveza utilizan un filtro de placas de papel dejando pasar la cerveza a través del filtro y reteniendo los restos de levadura, este filtrado lo realizan por encima de 3 micras lo que permite seguir manteniendo algunos restos de levadura en la botella. La filtración es otra de las señas de identidad de la marca toledana. Visita_CervezaSagra_4Sin embargo hay 3 de sus cervezas que no son filtradas la Sagra Trigo, la Sagra Suxinsu y la Sagra Bohío.

Una vez terminada la fermentación realizan el proceso de embotellado, este proceso es isobárico (presión constante), inyectan presión a los tanques creando una contrapresión. La línea de embotellado trabaja la misma presión que los tanques (1 Atm) para evitar cambios de presión.

La línea de embotellado dispone de un sistema de enjuague de botellas, posteriormente llenado, se elimina la atmosfera de presión, se chapan y se etiquetan las botellas. El llenado de la cerveza lo realizan a 0ºC.

Una vez terminada la visita llegó el momento de probar sus cervezas, en esta ocasión tuvimos la oportunidad de catar la Sagra Premium, la Sagra Roja y la Burro de Sancho Negra, y tras un buen rato de charla con los presentes y las compras pertinentes dimos por finalizada la vista.

sagra

 Cerveza Sagra

Polígono Industrial Villa de Azaña, Avda. de la Industria 155-A

45230 Numancia de la Sagra –  Toledo

http://www.cervezasagra.es