humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Rauchbier

Cerveceras Clásicas. Schlenkerla

Hoy retomamos la sección de Cerveceras Clásicas, en esta entrega nos trasladamos a la localidad alemana de Bamberg, esta ciudad situada en la zona de Baviera al norte de Múnich a las orillas del rio Regnitz, declarada Patrimonio de la Humanidad es la sede de la cervecera Aecht Schlenkerla Rauchbier.

La Historia

SchlenkerlaLogoLa ciudad de Bamberg siempre ha estado unida a la cerveza ahumada, aquí sin embargo Schlenkerla es el máximo exponente de la cerveza ahumada. La taberna Schlenkerla fue fundada en el siglo XIV, el nombre original es Heller-Bräu, pero todos la conocen como Schlenkerla, término franconiano “Schlenkern”, que significa caminar torcido, debido a la peculiar forma de caminar que tenía Andreas Graser, dueño de la cervecería desde 1877 a 1907. Entre 1405 y 1615 el edificio se vendió varias veces, también fue destruido durante la guerra de los 30 años, y vuelto a reconstruir.

Desde su fundación han pasado 6 generaciones de la familia Graser/Trum por la cervecería, uno de los más importantes fue Johann Wolfgang Heller, que compró un sótano de piedra para almacenar la cerveza en verano. Este sótano estaba a las afueras de Bamberg, actualmente es el centro de la ciudad, a donde se trasladó el edificio posteriormente. En la actualidad Matthias Trum es el dueño de la cervecería, donde se sigue sirviendo la cerveza como antiguamente directamente del barril de madera.

La Cerveza

Actualmente Schlenkerla elabora siete tipos de cerveza distintos, en esta entrega voy a hablar de su Eiche Doppelbock, una Doppelbock con un 8% ABV y 40 IBU de amargor, elaborada con malta ahumada con madera de roble.

SchlenkerlaDoppelbock

En el vaso aparece con un color cobrizo oscuro, limpio y una buena corona de espuma blanca, jabonosa y de buena retención. En la nariz domina el aroma a caramelo, miel, aparecen notas ahumadas que recuerdan a bacon ahumado, pan y bizcocho. En la boca tiene una entrada dulce, se aprecian las notas de caramelo y miel que poco a poco van dando paso a notas ahumadas y torrefactas, se aprecia algo de madera y lúpulos leñosos, todo muy bien integrado y muy bien equilibrado, tiene un cuerpo medio/entero, carbonatación media y final dulce y algo amargo.