humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Rattle N’ Hum

Viaje a Nueva York (II)

El primer día en Nueva York comenzó bien temprano, el cambio de hora provocó que poco después de las 7:00 ya estuviéramos preparados para comenzar la jornada por las calles de Manhattan. En ese instante fue donde descubrimos que Nueva York es la ciudad que nunca duerme, el ajetreo a esas horas de la mañana recordaba a la hora punta de algunas ciudades españolas.

Entrada al conocido Rattle N' Hum

Entrada al conocido Rattle N’ Hum

La mañana transcurrió tranquila en lo que a cervezas se refiere, justo después de comer llegamos al cruce de la 34th Street y 5th Avenue, los que conozcan Manhattan sabrán que ahí se encuentra uno de los edificios más míticos de la ciudad, el Empire State Building, una visita obligada. Muy cerca de ahí concretamente en la 33rd Street entre 5th Avenue y Madison se encuentra uno de los templos cerveceros de la ciudad, la cervecería Rattle N’ Hum.

Una pequeña entrada y algunas placas metálicas de cerveceras nacionales nos dan la bienvenida a este local, por la hora que era no había demasiada gente así que pudimos observar mucho mejor el interior del local. Es una cervecería alargada, con una gran barra a la entrada, justo detrás la nada despreciable cantidad de 40 grifos, cada uno de ellos con su tirador oficial lo que los hace aún más llamativos si cabe. Hacia el fondo del local se encuentra una zona mucho más amplia, con varias mesas, altas y bajas para poder comer o simplemente disfrutar más tranquilamente de las cervezas. Me llamó especialmente la atención que en las televisiones retrasmitían soccer, de hecho fue el único local donde pude verlo.

Los 40 grifos de Rattle N' Hum

Los 40 grifos de Rattle N’ Hum

A la izquierda de la barra se pueden ver dos enormes pizarras, una con la lista de cervezas de barril y otra con la lista de cervezas de botella. Es significativo también que la carta de cervezas lleva impresa la fecha, lo que indica que cada uno o dos días esa carta se cambia lo que da una idea de la gran rotación de barriles que hay.

Como no había mucha gente decidimos sentarnos en unos cómodos taburetes en la barra y tener visión directa de los grifos, como aquel día hacía calor y apetecía algo refrescante de primeras pedimos la All Day IPA de Founders, una cerveza de color dorado con una buena capa de espuma blanca, cremosa y duradera, en la nariz desprende un agradable aroma cítrico y floral, con destacables matices de mango y pomelo, en la boca es fresca, amarga, algo resinosa, con notas de pomelo y pino, con un final amargo y algo seco.

Hamburguesas y cervezas maridaje americano

Hamburguesas y cervezas maridaje americano

Después de echar otro vistazo a la pizarra vi que había muchos petróleos, pero en aquel momento no me apetecían demasiado, así que me decanté por el grifo número 40, en él estaba pinchada la 18th Anniversary de Stone, una Imperial IPA con un 8,5% ABV elaborada con lúpulo El Dorado. Una cerveza de color cobrizo oscuro, con una fina capa de espuma blanca cremosa, en la nariz destaca un intenso aroma a caramelo, cítricos y melocotón, en la boca es amarga, resinosa, con notas de pino, pomelo y melocotón, muy rica.

Después de esto lamentablemente tuvimos que dejar el bar, el tiempo apremiaba y unas maravillosas vistas nos esperaban en el mirador Top of the Rock del Rockefeller Center mientras disfrutábamos del atardecer en Manhattan. De vuelta al hotel decidimos salir a cenar, el día había sido intenso y no queríamos movernos demasiado así que dada la buena experiencia del día anterior repetimos velada en The Stag’s Head. En esta ocasión decidimos pedir una mesa, mientras hacíamos algo de tiempo para cenar cayeron las primeras, en primer lugar la Ballast Point Wahoo Wheat una Witbier con un 4,5% ABV,  de color pajizo pálido y espuma blanca cremosa de poca retención, en la nariz destacan las notas de cereal, trigo, cilantro y notas especiadas, en la boca es ligera, ideal para calmar la sed, destacan notas especiadas, pan, cilantro y ligeras notas cítricas. También cayó una Lagunitas IPA de la que ya habíamos dado buena cuenta la noche anterior.

Back in Black de 21st Amendment

Back in Black de 21st Amendment

Para cenar decidimos pedirnos dos buenas hamburguesas, gastronomía típica de la zona, que acompañamos con una Red Rocket Ale de Bear Republic, una Amber Ale con un 6,8% ABV de color cobrizo oscuro y espuma blanca cremosa, aroma a caramelo, pan, frutos secos, melocotón y notas cítricas, seca y amarga en boca con destacables matices de caramelo, pino y resina, muy buena. Probamos también la Scarlett Red Rye de Speakeasy, de color rojizo con espuma blanca cremosa, acaramelada y con matices de cereal y frutos secos en nariz, amarga en boca, con notas de caramelo, frutas tropicales, frutos secos y bizcocho.

Para terminar el día lo hicimos con la Back in Black de 21st Amendment, una Black IPA con un 6,8% ABV, una cerveza de color marrón oscuro casi negro con tonos rojizos y una espuma beige, cremosa y duradera, en la nariz el lúpulo es protagonista, destacan las notas herbales, matices de frutas tropicales y algo de café, en la boca es amarga, las notas de café sobresalen pero se integran muy bien con los matices herbales y resinosos del lúpulo, se aprecian notas de caramelo y frutas tropicales, el final es seco y duradero. Sin duda una gran cerveza para poner punto final a nuestra primera jornada en Nueva York.

Anuncios