humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: NEIPA

Aquellas maravillosas West Coast IPA

Hace no demasiado tiempo hablar de una IPA era hacerlo de una cerveza dorada, prácticamente limpia o con una turbidez ligera, una generosa corona de espuma blanca y cremosa y sobre todo una bofetada de aroma y un intenso y duradero amargor en boca. Hoy cuando vamos a nuestra tienda habitual encontrarse con una cerveza así es casi una utopía, todo ha sido invadido por la enésima moda importada de los Estados Unidos y en las estanterías reinan las New England IPA o NEIPA, cervezas que cualquier parecido con sus predecesoras es una mera coincidencia, cervezas turbias, de colores pálidos que recuerdan a un zumo o un batido, de espuma casi inexistente, muy afrutadas tanto en nariz como en boca y hasta con matices dulzones.

NEIPA de Monkish

Personalmente no son unas cervezas que me atraigan demasiado, pero he de reconocer que las hay buenas, muy buenas. He tenido la suerte de poder probar elaboraciones de Tree House, Monkish, Cloudwater, Tired Hands, Alchemist, Other Half, The Veil… además de varias elaboraciones de cerveceras nacionales como Mad Brewing, La Quince, Soma o Grarage. Y aunque algunas de ellas me han gustado mucho, ninguna de ellas me ha llegado a impresionar como si me pasaba antaño.

En la comunidad cervecera y sobre todo entre los consumidores las IPA siguen siendo uno de los estilos más demandados, y obviamente si miramos esto como una estrategia comercial sin duda es un gran acierto. Yo como consumidor habitual creo que es un estilo donde ya está todo inventado, y creo que esta última vuelta de tuerca ha llevado a las IPA al “extremo”. Morning Advertiser publicaba hace unos días un artículo donde Garret Oliver hablaba sobre estas cervezas. Una de las cosas que decía es “si la pones en un estante por tres semanas, después de 10 días ya no será una buena cerveza“. Evidentemente esto puede parecer algo extremadamente exagerado pero si me baso en mi propia experiencia he de decir que no va del todo desencaminado. El pasado verano durante mi viaje por los Estados Unidos tuve la oportunidad de visitar Alchemist, Tree House y Trillium entre otras, y tuve ocasión de comprar las cervezas el mismo día que se enlataban y beberlas en perfectas condiciones sin ni siquiera llegar a perder la cadena de frio. Pero también he ido viendo la evolución de varias de ellas, hasta algunas llegar a ser consumidas un mes después, pues bien, tras 15 días la gran mayoría comienzan a experimentar cambios, los aromas comienzan a perderse, comienzan a hacerse más presentes matices dulces, una astringencia mayor y los sabores de la levadura se notan cada vez más, en algunas de ellas además se comienzan a ver unos posos bastante molestos. Obviamente no se puede decir que las cervezas después de un mes ya no estén en condiciones, ni mucho menos, siguen estando buenas, pero distan mucho de lo que son durante los primeros días. A la conclusión que llegué es que son cervezas creadas para el mercado local, y si lo vivies allí te das cuenta de que la gente va todas las semanas a comprar su pack para consumo diario, lo cual es un auténtico lujo.

Lawson’s Sip of Sunshine

Hace un par de años cuando nos llegaba una IPA americana con un mes de embotellado nos volvíamos literalmente locos y hoy un mes ya nos parece una auténtica locura. A esto precisamente es a lo que me refiero cuando hablo de que me parece un estilo llevado al extremo. Otra de las cosas que me llama mucho la atención, es ver cómo estas cervezas se desvanecen más rápidamente a pesar de que todas ellas se sirven en lata, no quiero imaginar lo que sería si estuvieran embotelladas.

Pero volviendo al principio, ¿qué ha pasado con las IPA y Doble IPA californianas? a mí me resulta cada vez más complicado encontrarlas, echo de menos aquellas cervezas amargas y resinosas. Incluso en el mercado nacional ya no se ven de forma tan habitual, aunque algunas siguen sobreviviendo y siguen estando tan ricas como siempre.

Durante el viaje por Estados Unidos además puedo decir que la cerveza que más me gustó fue Sip of Sunshine de Lawson’s, que poco o nada tiene que ver con una New England IPA. Lo cual es indicativo de que creo que a mí no me convencen las NEIPA, pero yo me pregunto ¿ha cambiado tanto la cerveza o hemos cambiado demasiado los consumidores?.

Salud!.

Anuncios