humulus lupulus

Blog dedicado al mundo de la cerveza

Archivos por Etiqueta: La Ronda

La Ronda #39. Cervezas de Vermont en el BBF16

Este mes La Ronda, la número #39, la paga el equipo organizativo del Barcelona Beer Festival BBF16, y como ya había sucedido en años anteriores nos invitan a hablar de las cervezas participantes en el festival. En esta ocasión me he decantado por hablar de las cervezas de Vermont.

LaRonda39Vermont es un estado situado en el noreste de los Estados Unidos, cuenta actualmente con poco más de una cuarentena de cerveceras que producen cerca de 245.000 barriles al año, aun no siendo de los estados más destacados en la producción tienen una renta per cápita de 8,6 cerveceras por cada 100.000 habitantes, lo que les sitúa en el número 1 de los Estados Unidos. En esta edición del BBF hasta seis cerveceras de Vermont tendrán representación.

La primera de ellas es Zero GravityCraft Brewery, una pequeña cervecera fundada en el año 2004 por Paul Sayler dentro del restaurante American Flatbread Burlington Hearth, un sitio típico para tomar pizzas donde decidieron también elaborar sus propias cervezas y servirlas a sus clientes. No fue hasta el año 2012 cuando la producción aumentó y decidieron sacar sus cervezas al mercado fuera de la pizzería.

ZeroGravityLogoEn el BBF nos podremos encontrar tres de sus muchas referencias, Conehead una IPA con un 5,7% ABV y 49 IBU elaborada con malta pilsner y trigo y lúpulo citra. Narconaut es una Black IPA con un 6,8% ABV y 81 IBU elaborada con maltas pilsner, crystal, chocolate y perla negra y lúpulos triskel, horizon y nugget, este último en dry hopping. La tercera será su Old Ale una cerveza de estilo inglés, con un 7% ABV y 46 IBU, elaborada con maltas maris otter, crystal, pale crystal, caramunich, chocolate, pale chocolate y azúcar moreno y lúpulos ingleses challenger y east kent goldings.

La segunda de las cerveceras es Von Trapp Brewery, una cervecera de origen austríaco, país natal de su fundador Johannes von Trapp. Cuando decidieron fundar su propia cervecera en los Estados Unidos lo hicieron con la idea de elaborar lagers de estilo checo. La fábrica abrió sus puertas en el año VonTrappLogo2010 con unas instalaciones muy modestas, no fue hasta el año pasado cuando decidieron cambiar de fábrica llegando el pasado año a una producción de 50.000 barriles. Al BBF llegarán con una única cerveza, su Bohemian Pilsner, una cerveza con un 5,4% ABV y 42 IBU de amargor, que además fue premiada con la medalla de plata en el pasado Great American Beer Festival.

La tercera es Lost Nation Brewery, una fábrica situada al norte de Vermont fundada en el año 2012 por Allen Van Anda y James Griffith, su filosofía es producir cervezas “sinceras” y se han centrado en la elaboración de estilos europeos principalmente belgas. En el BBF encontraremos dos de sus cervezas, por un lado Saison Lamoille una Saison con un 5,9% ABV y 15 IBU de amargor y por otro lado Petit Ardenes una Belgian Pale Ale con un 4,2% ABV y 14thStarLogo17 IBU de amargor.

La cuarta cervecera es 14th Star Brewing, una cervecera con una curiosa historia detrás. Fue fundada por Steve Gagner un soldado americano aficionado al hombrewing que comenzó a planificar la idea de fundar su propia marca en el año 2010 cuando estaba destinado en Afganistán. Inicialmente Steve comenzó con una fábrica muy pequeña a penas producía 850 barriles al año, no fue hasta el año 2014 cuando decidió mudarse a unas instalaciones mucho más grandes y ahí la producción se vio multiplicada por diez.

LostNationLogoEn el BBF encontraremos únicamente una de sus cervezas, cierto es que hasta la fecha no cuentan con un portfolio demasiado extenso, la elegida es la Tribute Double IPA una Imperial IPA con un 8,4% ABV y 65 IBU de amargor.

La quinta representante es Lawson’s Finest Liquids, una cervecera bastante reconocida en Estados Unidos, principalmente por su cerveza Sip of Sunshine IPA una de las IPA mejor valoradas del mundo. A pesar de todo esto es una fábrica bastante pequeña, producen a muy pequeña escala, apenas 600 barriles al año, y sus cervezas difícilmente se encuentran fuera de Vermont, su filosofía es elaborar cervezas de calidad con las mejores materias primas y que sean consumidas lo más frescas posible. La fábrica fue fundada en el año 2009 por Sean Lawson.

sdes-Lawsons Final BannerAl BBF llegan con dos referencias, por un la Double Sunshine una Imperial IPA con un 8% ABV, no tan buena como su hermana menor Sip of Sunshine, pero muy recomendable igualmente. Por otro lado Fayston Maple Imperial Stout una Imperial Stout con un 11% ABV elaborada con jarabe de arce.

QueenCityLogoLa sexta y última cervecera de Vermont presente en el BBF es Queen City Brewery, una cervecera situada en la ciudad de Burlington, fue fundada por un grupo de amigos, Paul Hale, Paul Held, Phil Kaszuba y Maarten van Ryckevorsel, con la idea de crear una cultura cervecera en la ciudad de Burlington elaborando cervezas de calidad. Al BBF llegan con tres cervezas, Gregarious una Scotch Ale con un 7,5% ABV y 26 IBU de amargor elaborada únicamente con maltas escocesas, Argument una English IPA con un 7,5% ABV y 65 IBU de amargor elaborada con lúpulos Fuggles y Kent Goldings, y por último Barge Canal una Oatmeal Stout con un 6,8% ABV.

La Ronda #37. Postureo en la cerveza

Este mes el encargado de pagar La Ronda, la número #37, es Jorge Solana del blog Cerveriana, el tema de debate que nos propone es el Postureo en la Cerveza.

LaRondaLa pregunta obligada antes de empezar es, ¿Existe postureo en la cerveza? por supuesto que existe, en mayor o en menor medida pero como en otras cosas el postureo es algo que existe y está de moda, y gran culpa de esto lo tienen las redes sociales. No es raro ver Facebook, Twitter o Untappd lleno de fotos con las cervezas que nos estamos tomando en cada momento. Sobre Ratebeer, como se comentó en su momento, es una herramienta útil pero con matices, muchas cervezas por el simple hecho de ser de la cervecera X tienen incrementada su valoración.

¿El postureo influye a que se incrementen los precios de las cervezas? yo opino que sí, cuando se incrementa el consumo los precios suben, sobre todo cuando hablamos de cervezas más exclusivas. Un ejemplo claro de esto son las Founders que llegaron la pasada semana a Madrid, la gama básica de la marca se están vendiendo en torno a los 4,5€, cervezas que se encontraban hace meses en Europa a 2,80€.

Todos alguna vez nos hemos dado un capricho, y yo reconozco que he pagado alguna vez cantidades bastante elevadas por alguna cerveza, pero esas situaciones también dependen del momento y del entorno en el que te encuentres. Lo que si tengo claro es que cuantas más cervezas de fuera bebo más claro tengo que lo importante es saber beber y no lo que se bebe. Pagar a veces por IPAs americanas pasadas de fecha cuando tenemos producto local fresco es absurdo, por mucha marca que tenga si no están frescas no son buenas. Aun así reconozco que me gusta disfrutar de las buenas cervezas de fuera, y un buen ejemplo de esto son las reuniones que hacemos en el Club de Cata Zumo de Lupulus.

Dicho esto creo que lo importante al fin y al cabo es disfrutar de cada cerveza y de cada trago, por mucho que nos empeñemos jamás conseguiremos probar todas las cervezas del mundo y siempre habrá alguien que haya bebido más que tú.

La Ronda #36. El precio de las cervezas en los bares

Con el tiempo ya cumplido, y con el permiso de Adrián de Cerveza Rudimentaria encargado de moderar el debate, dejo mi aportación a La Ronda de este mes, la número #36 en la que se nos invita a debatir sobre El precio de las cervezas en los bares.

LaRondaLo primero que quiero decir es que no soy un habitual de los bares, no voy todo lo que me gustaría, principalmente por un motivo de tiempo, por tanto la mayoría de las cervezas que consumo son en casa. No obstante conozco la situación y como está el precio de la cerveza en los locales especializados. Por lo que he leído en las opiniones de los compañeros la mayoría coinciden, y yo me uno a esa opinión, que en general la cerveza es cara, especialmente a la hora de acudir al bar o cervecería especializada a disfrutar y pasar un rato tomando unas pintas.

Pero bueno, vamos por partes, ¿Cuánto debería costar una pinta de cerveza?, pues yo considero que una cerveza nacional no debería exceder de los 4,5€ – 5€ la pinta de 50 cl, aunque esto obviamente hay que matizarlo. No todas las cervezas pueden costar lo mismo, no podemos comparar el precio de una APA con el precio de una Imperial Stout envejecida en barrica, por poner un ejemplo. Por lo que veo lógico que existan ciertas excepciones al precio comentado anteriormente, eso sí con excepciones no me refiero a encontrarse una pinta a 9€ de una Imperial Stout elaborada en Cataluña, como ha pasado el caso. En cuanto a las cervezas de importación no veo desorbitado que una pinta se pague a 6€, siempre y cuando la cerveza esté en las condiciones óptimas.

Sobre la situación particular de Madrid podemos encontrar un poco de todo. Bares clásicos con cervezas belgas y alemanas a unos precios más que razonables y otros bares más especializados donde abundan referencias nacionales e internacionales a precios más variados, aunque por lo general la pinta ronda los 6€. Sin embargo en los últimos tiempos han surgido en Madrid un puñado de nuevos locales, algunos de ellos creo que con un concepto un tanto equivocado. Está muy bien que abran nuevos locales, Madrid lo necesita, pero no a cualquier precio, no es normal pagar 6€ por una pinta y 5,5€ por media pinta ¿Alguien se ha perdido un capítulo de Barrio Sésamo?, o pagar 6€ por una IPA americana envasada hace 8 meses, o 9€ por una pinta de Karl Strauss Mosaic por muy americana que sea. En general como decía al principio salir de bares por Madrid no es barato ni mucho menos, pero hay sitios y sitios.

La Ronda #35. Conclusiones

Después de que todos plasmaran sus opiniones en los respectivos blogs hoy toca hacer recopilación de lo que fue La Ronda 35 y el debate sobre las relaciones entre microcerveceras y macrocerveceras. Como veremos ahora hay opiniones para todos los gustos, así que ahí van las conclusiones de lo publicado por los compañeros.

LaRondaJorge desde Cerveriana nos empieza hablando del panorama nacional, opina que en este momento las micros no pueden hacer sombra a las macros, sin embargo opina que debido al crecimiento de las micros en algún momento las macros pueden ver afectado algún nicho de mercado, con lo cual aparecen cerveceras como Damm que se dedican a sabotear a los pequeños productores. Pero también pone el ejemplo de Mahou como un intento de acercamiento al sector. Jorge considera que el futuro está en la distribución y que posiblemente gracias a movimientos como el de Founders podamos disfrutar aquí de más cervezas de fuera.

Adrián de Cerveza Rudimentaria comenta que cree que es muy pronto para saber hacia dónde van los movimientos de las grandes cerveceras, pero confía en que aumenten los canales de distribución y comiencen a llegar nuevas cervezas al mercado español. Comenta también la posibilidad de que se abran nuevas fábricas en España, como el caso de Founders, y nos dice algo muy interesante, habrá que ver si se mantiene el nivel de calidad o por lo contrario nos encontramos con casos como el de Grimbergen.

Desde Dorado y en Botella Andrés cree que la compra de pequeñas cerveceras por parte de grandes marcas es algo normal que sucede en todos los sectores. Opina también que las grandes cerveceras bien podrían elaborar ellas mismas cervezas de mejor calidad, ya que cuentan con los medios necesarios. Destaca el hecho de encontrar cervezas de baja calidad en restaurantes con renombre y concluye diciendo que espera que aunque las grandes marcas entren en el sector respeten siempre el producto.

Desde el Jardín del Lúpulo comentan que tanto en el caso de las macros como en el caso de las micros el objetivo es ganar dinero como en todo negocio. Consideran que una inyección de capital puede ayudar a crecer a las micros, pero esto será beneficioso siempre que se respete el producto ya que además pueden bajar costes. Terminan diciendo que esperan que por un lado las macros se den cuenta de que el mercado de la cerveza artesana es exigente y por otro lado las micros se profesionalicen y hagan un producto más estable.

Miguel desde El Baúl de las Cervezas compara las empresas con los seres vivos, comenta que las macros son grandes y lentas y las micros se mueven más rápidamente. Cuando una empresa pequeña se mueve y empieza a hacer ruido es cuando es objetivo de una grande. Habla de las diferentes estrategias de “caza” que usan las grandes cerveceras, espantando a la presa o por otro lado con señuelos para caer en su trampa, aunque a veces acaban entablando amistades. Concluye diciendo que más que amigos o enemigos lo que hay es una lucha por la supervivencia.

Raúl desde TortuBeer nos habla de la relación entre macros y micros utilizando el símil de la eterna lucha entre David y Goliat, comenta como las micros empiezan a ser molestas para las grandes industrias cerveceras. Comenta también que el dinero es el interés común pero que las macros harán lo que sea para poder llevarse su trozo del pastel, y termina diciendo que aunque el mercado de las micros suponga solo un 1% o un 2% eso es mucho dinero teniendo en cuenta los presupuestos que manejan las grandes marcas.

Daniel del blog Las Cervezas de Mr Gordi habla de cómo los intereses económicos priman a la hora de comprar parte de una micro, habla de caso de Mahou y dice que está claro que lo que quiere es ganar dinero con Founders más allá de apostar por la calidad. Comenta también que está de acuerdo con estos movimientos del mercado siempre y cuando se mantenga la calidad del producto.

Desde el blog Rubias, morenas, negras… hablo de cerveza Jose nos habla de algunos movimientos de algunas cerveceras industriales dentro del sector artesano, a la vez que comenta que esto puede suponer apenas un 1% del mercado. Nos dice que no cree que las macros vean afectado su nicho de mercado por el crecimiento de la cerveza artesana. Destaca también la importancia que tiene en nuestro país el fenómeno de la caña y comenta que en ese sentido muchas cerveceras industriales venden sus cervezas a unos precios con los que no se puede competir.

Pau de Lupuloadicto comienza haciendo una reflexión sobre el uso de los términos macro y micro con los que no está muy de acuerdo. Comenta que más que enemigos cree que lo que hay es una competencia de mercado. Considera que grandes cerveceras que lanzan productos pensados más para el consumidor de craft beer no distan mucho de marcas como Paulaner o Kostritzer. Considera también que este panorama no va a cambiar a corto plazo, y que queda mucho camino por andar para llegar a números como los de USA.

El filósofo cervecero Pivní Filosof en una brevísima reflexión comenta que lo de macros y micros solo es cuestión de tamaño y que ambas buscan ganar dinero, nos insta a olvidarnos de estos debates, elogiar lo que haya que elogiar y criticar lo que haya que criticar.

Mikel del blog L’Art en Birra centra su debate en el panorama nacional y comenta que aquí la relación entre macros y micros es inexistente, comenta algunos casos donde ambos sectores han chocado. Comenta también como muchos empresarios viendo el crecimiento de la cerveza artesanal han inventado productos diferentes como es el caso de la Inedit. Y termina lanzándonos una pregunta sobre si en alguna ocasión veremos alguna cervecera industrial comprando alguna micro española.

Txema desde Y creo que he bebido… comenta también que cualquier cervecera por pequeña que sea lo que busca es ganar dinero. Explica que cuando una macro se interesa por una micro no es por competencia sino por aumentar sus beneficios aunque eso solo suponga un 1% de crecimiento sigue siendo dinero, y se centran principalmente en fábrica internacionales porque manejan más volumen. También comenta que es posible que muchas micros españolas estén esperando un movimiento así en el mercado para poder crecer, mientras nos invita a seguir disfrutando.

Con estas reflexiones cerramos La Ronda de este mes (espero no haberme olvidado de ninguno, si es así comentadmelo y lo incluyo) ahora toca que otro compañero tome el testigo. Nos vemos el mes que viene.

La Ronda #35. Macrocerveceras y microcerveceras

LaRondaEste mes después del descanso por las vacaciones volvemos a retomar los debates de La Ronda, en esta ocasión yo mismo he sido el encargado de invitar y el tema propuesto para este mes es la relación entre las macrocervceras y las microcerveceras.

Si echamos un vistazo a los acontecimientos de los últimos meses nos encontramos con noticias como la compra de un 30% de Founders por parte de Mahou, la compra de un 50% de Lagunitas por parte de Heineken o algo más cercano el lanzamiento de una línea de cervezas de mayor “calidad” por parte de la propia Mahou. Todo esto tiene una explicación muy sencilla y es que la cerveza de calidad, la Craft Beer está en un gran momento, el número de consumidores aumenta considerablemente cada año, igual que el número de fábricas y elaboradores, y lógicamente esto preocupa cada vez más a los las grandes industrias cerveceras que ven como ya no copan la totalidad del mercado.

Esto es algo mucho más palpable en Estados Unidos, allí el movimiento cervecero es mucho mayor, y por primera vez en la historia todas las Craft Beer americanas unidas superaron en ventas a Budweiser. Esto lógicamente molesta y molesta mucho, y mientras otros más inteligentes como Heineken o Mahou aprovecharon su momento para invertir y meter el hocico en un mercado totalmente nuevo, otros como la misma Budweiser o Damm en el caso de nuestro país se han dedicado a criticar y menospreciar el trabajo de las microcerveceras.

Una cosa que es común a todos es que están en el mundo de la cerveza porque ganan dinero, de lo contrario ninguno se dedicaría a ello, esto es algo lógico y normal, el ser humano es ambicioso por naturaleza, y ciertos movimientos como los comentados con Founders o Lagunitas son una inyección de dinero muy importante para estas fábricas. Y seguramente incluso los consumidores nos veamos compensados con todo esto al aumentar la importación de esas marcas en nuestro país, pero lógicamente las grandes marcas también salen muy beneficiadas, esto les permite entrar de lleno en un mercado que de otra manera ni se lo plantearían, y si deciden entrar ahí es porque quieren llevarse también ese trozo de pastel. Al final el hecho de que puedan ser amigos o enemigos lo decide el dinero, así de simple.

Personalmente no me parecen mal este tipo de movimientos, son lógicos y comprensibles, pero que cada uno siga estando en su sitio. Las grandes marcas por mucho que inviertan en el mercado craft esto no será más que una pequeña parte de sus beneficios, mientras seguirán ofreciendo subvenciones a hosteleros a cambio de un contrato “alegal” de exclusividad de grifos, o financiando grandes restaurantes a cambio de vender sus cervezas casi como un producto gourmet.

Todo esto al final lo que demuestra es que la cerveza ya es más que una moda, es algo que está creciendo y no hay más que verlo día a día, hasta en los grandes supermercados ofrecen “catas” de cerveza, pero lo importante es que cada uno siga disfrutando de su cerveza, de la que más le guste, ya sea de una macrocervecera o microcervecera.

La Ronda #35. Convocatoria

LaRondaDespués del parón estival retomamos de nuevo La Ronda, en esta ocasión yo soy el encargado de organizar la número #35, tomando así el testigo de la ronda anterior a la que invitó Miguel del blog El Baúl de las Cervezas. En esta ocasión os propongo debatir de un tema que está de actualidad y sobre el que cada día se habla más, y es el papel que están jugando las grandes industrias cerveceras dentro del sector artesano.

En los últimos tiempos hemos oído noticias como la compra del 30% de Founders por parte de Mahou o la compra de Firestone Walker por parte de Duvel Moortgat. A la vez que veíamos como Budweiser el gran gigante cervecero americano cargaba duramente contra la Craft Beer. ¿Macrocerveceras y microcerveceras enemigos íntimos o amigos de conveniencia?.

Dentro de nuestras fronteras también encontramos casos similares, Mahou está buscando entrar en el mercado “artesano” con el lanzamiento de su línea Casimiro Mahou, a la vez que cerveceras como Estrella Damm o la propia Mahou atacan directamente al producto artesano y de calidad. ¿Qué papel creéis que pueden jugar estas cerveceras dentro del sector artesano? ¿De verdad buscan apostar por un producto de calidad o solamente copar todo el mercado?. Últimamente además las grandes fábricas están apostando e invirtiendo mucho dinero en publicidad, muchas veces contratando y subvencionando a grandes profesionales de la gastronomía, ¿Tienen miedo al crecimiento de la cerveza de calidad? ¿Pueden algún día ver su nicho de mercado amenazado? ¿Qué hay detrás de esas subvenciones y ayudas a hosteleros y profesionales, son las cerveceras industriales bancos de préstamos a cambio de un contrato?.

Como veis el debate puede ser muy amplio, podéis enfocarlo como queráis, estas son solo algunas propuestas. Todos los que deseéis participar por favor dejad un comentario para que os tenga a todos controlados y no se me escape nadie. Tenéis hasta el día 25 de septiembre para publicar vuestros post.

Salud!

La Ronda #34. Webs de ratings de cerveza

Un mes más participamos en los debates de La Ronda, esta ronda número #34 fue pagada por nuestro colega Miguel del blog El Baúl de las Cervezas, y el tema propuesto de debate son las webs de rating de cerveza.

LaRondaDe sobra son conocidos entre los aficionados a la cerveza portales como Ratebeer, Beeradvocate o la más reciente Untappd, webs creadas para que la persona que lo desee se pueda dar de alta y compartir sus opiniones y valoraciones con el resto de usuarios y público general. Aunque esta sea su función principal, además la mayoría de ellas tienen sus propias peculiaridades que las hacen más o menos atractivas e útiles.

Yo personalmente tengo cuenta de usuario en los tres portales anteriormente citados, soy usuario habitual de Untappd, pero en este caso como ha comentado alguno de mis compañeros en sus respectivas rondas el gran uso que le veo a esta aplicación es el hecho de poder llevar un registro de todas las cervezas que has probado. Por su parte Ratebeer y Beeradvocate las consulto habitualmente para tener referencias sobre alguna marca, alguna cerveza en concreto, aunque en este caso suelo leer varias opiniones y no centrarme únicamente en la nota y sobre todo creo que son muy buenas en la búsqueda de locales. Aun teniendo cuenta de usuario en estas dos últimas no suelo publicar valoraciones.

En cuanto al hecho de si considero que sean útiles o no estas webs, yo personalmente sí creo que lo son, es raro buscar referencias sobre una cerveza y que esta no esté registrada en alguna de estas webs, en muchos casos (y ya es complicado) estas webs te ofrecen más información sobre algunas cervezas que la propia web del fabricante, además se une la facilidad de poder usarlas en cualquier momento gracias a las aplicaciones móviles.

Lógicamente todo esto tiene su parte negativa, y el hecho de que cualquier persona pueda valorar una cerveza pierde cierto grado de credibilidad, primero por el hecho de que no todos tenemos los mismos gustos, y lo que para alguien puede ser una cerveza espectacular para otro puede pasar más desapercibida. Pero también es verdad que si muchas personas consideran que un producto es bueno por algo será. Sin embargo lo que si considero que le resta valor y credibilidad es el hecho de que es muy fácil inflar las valoraciones de una cierta cerveza al igual que lo es denostarla, y esto es un hándicap demasiado grande que juega muy en contra de estas webs. En este punto por ejemplo Beeradvocate sí que la considero más fiable, ya que una de las notas es obtenida por las valoraciones del público y la otra por las valoraciones de los dos hermanos propietarios del portal, y resulta muy sorprendente ver como las notas del público suelen ser bastante más elevadas.

En cualquier caso creo que son aplicaciones útiles y a la vista está el número de usuarios que tienen, como comentaba Adrián en su ronda, webs de ratings sí, pero con moderación.

La Ronda #33. La realidad cervecera de tu ciudad

Hoy retomamos los debates de La Ronda, en esta ocasión la número #33, pagada por Pau del blog Lupuloadicto, quien nos propone debatir sobre la realidad cervecera de tu ciudad, en mi caso concreto, Madrid.

LaRondaMucho se ha debatido últimamente sobre el panorama cervecero de Madrid, que si Madrid no arranca, que si Madrid no está a la altura… Todo esto posiblemente sea cierto, pero con matices. Como aficionado y consumidor habitual de cerveza lógicamente me gustaría que la oferta cervecera de Madrid fuera más abundante, sobre todo en lo que a cervecerías se refiere, pero también veo que en los 10 años que llevo viviendo en Madrid la cosa ha cambiado radicalmente, y sobre todo en el último año.

Para tratar de reflejar la situación actual de Madrid voy a tratar de hacerlo desde el punto de vista de los principales sectores cerveceros, tiendas, cervecerías y brewpubs. En lo referente a tiendas creo que la actual oferta cervecera de Madrid está realmente bien, ahora mismo hay unas 10 tiendas en el centro y alguna otra a las afueras de la ciudad, varias de ellas con grifos para disfrutar allí mismo de las cervezas, además de ofrecer las típicas catas mensuales y algunas otras actividades paralelas como es el caso de nuestro Club de Cata, el primero de Madrid y creo que de los primeros de España. Sé además que hay algún proyecto en proceso para abrir alguna tienda más, pero con esta oferta los que residimos en Madrid estamos bien servidos ya no solo en cantidad sino también en calidad.

Sobre las cervecerías este es seguramente el punto débil de la ciudad, actualmente la oferta es escasa, pero también es verdad que es el sector donde más evolución se está viendo en la actualidad y a corto plazo. Al ya conocido Irreale con 12 grifos se le une ya con una oferta cada vez mejor y más interesante La Tape con 7 grifos, dos de los que más están despuntando son el Café Gaspar con 6 grifos, del que se rumorea además que va ampliar al doble, y El Pedal con otros 6 grifos. En unas semanas se inaugura The Tap Room un local con 24 grifos que promete ser uno de los referentes, recientemente ha abierto Madriz Hop Republic con otros 8 grifos, estos últimos no han empezado con demasiada fuerza pero será cuestión de un poco de rodaje. Se está hablando de algún otro local grande a corto/medio plazo, la oferta actual no es lo que nos gustaría pero la revolución está llegando.

En lo referente a brewpubs a los ya conocidos de La Virgen y Fábrica Maravillas se va unir el próximo mes Mad Brewing, un brewpub que tendrá restaurante y 10 grifos de cerveza propia y de importación. Se comenta además que hay dos fábricas en construcción en el centro de Madrid, pero lo que he recibido en este caso son solo rumores.

Comparar Madrid con Barcelona, creo que lo veo absurdo, Barcelona comenzó en esto mucho antes y lógicamente está por encima de todos, obviamente me encantaría tener la oferta que existe allí, pero también la que existe en Italia o Bélgica o Estados Unidos, sin embargo creo que Madrid tiene mucho potencial y que si en un año ha cambiado mucho, en un año más puede estar a un nivel muy bueno. Hay potencial, hay gente consumidora, cada día más, cada vez se hacen más eventos, tenemos una de las mejores marcas del panorama nacional actual, La Quince Brewery, tenemos los elementos así que solo será cuestión de esperar un poco, y creo que no demasiado.

La Ronda #32. Pale Lager, estilo maldito

Un mes más retomamos los debates de La Ronda, en esta ocasión la número #32, el encargado de pagarla este mes es nuestro compañero Rul del blog Tortubeer, que además nos propone un tema bastante interesante, Pale Lager ¿estilo maldito o maldito incomprendido?.

LaRondaSi hay un estilo que ha sido siempre menospreciado e infravalorado por parte de los cerveceros ese es sin duda el Pale Lager, la clásica rubia. ¿El motivo? en muchas ocasiones se suele identificar con cervezas de poca calidad, y escaso sabor y aroma que son más un refresco de malta que una cerveza, o lo que es lo mismo las típicas cañas de siempre de Mahou, Estrella Galicia, San Miguel… Y es obvio que ninguna de estas “cervezas” se puede comparar con una IPA, una Stout, una Saison… Pero, ¿y qué pasa con las buenas lager alemanas o checas?, aquí es donde está el gran problema, los consumidores la mayoría de las veces nos olvidamos de esas cervezas y buscamos elaboraciones más complejas o más especiales.

Un buen ejemplo de esto es lo que pasa con la Pilsner Urquell sin filtrar, una cerveza que llega a nuestro país a cuentagotas y en momentos puntuales, los pocos barriles que llegan se agotan rápidamente y todos coincidimos en que es una gran cerveza, seguramente la mejor del mundo en su estilo. Pero yo estoy convencido que si esta cerveza estuviera disponible de forma habitual no se valoraría tanto. El contrapunto a esto lo ponen las cervezas alemanas, cervezas que además suelen llegar a unos precios bastante buenos y que la mayoría de las veces dejamos pasar por alto, por el simple hecho de ser una lager. Ahora bien, ¿y si estas cervezas en lugar de ser alemanas o checas fueran americanas?, seguro que se beberían más, y aquí aun siendo un gran defensor de las cervezas americanas, he de decir que los americanos no hacen buenas Pale Lager, o al menos no tan buenas con las del viejo continente.

En páginas con Ratebeer o Beeradvocate vemos que los primeros puestos de los rankings las ocupan cervezas más complejas y que las lager suelen caer en el olvido, y creo que precisamente el gran hándicap de estas cervezas es eso, que no podrán competir nunca en lo que a complejidad de aromas y sabores se refiere con otros estilos.

Pero aquí hay otro punto de vista que creo que puede ser interesante, y es el de los productores. ¿Cuantos productores nacionales elaboran Pale Lager?, muy pocos, y aquí los motivos creo que principalmente son dos, el primero, para hacer una cerveza de baja fermentación has de tener un equipo de frío, cosa que la mayoría no tiene, y segundo la complejidad de elaborar estos estilos, partiendo desde la maceración, que ha de ser escalonada, hasta el riesgo del temido diacetilo. Esto provoca que al final los productores se encaminen más a Pale Ale y variantes.

En definitiva yo creo que el Pale Lager no es un estilo maldito, pero sí un maldito incomprendido, es la amiga fea de la fiesta, y creo que deberíamos prestarle más atención, pues nos estamos perdiendo muchas y muy buenas elaboraciones.

La Ronda #31. Elaboradores nómadas

Hoy volvemos con una nueva edición de La Ronda, la número #31, este mes el encargado de pagarla ha sido mi buen amigo Adrián Mateos del blog Cerveza Rudimentaria, y nos propuso debatir sobre los elaboradores nómadas.

LaRonda

Como ya todos sabréis los elaboradores nómadas o gypsy brewers, son cerveceras sin fábrica propia que alquilan las instalaciones de otras cerveceras para producir sus cervezas. Y yo me pregunto ¿Y eso que tiene de malo?, no hay más que ver a Mikkeller, una de las grandes cerveceras del mundo y no tiene fábrica propia, aunque recientemente han anunciado que iban a comprar las instalaciones de Alesmith.

Creo además que los elaboradores nómadas tienen una gran ventaja, y es que dependiendo de la cerveza que quieran elaborar en cada momento puede buscar la mejor fábrica para poder hacerla. Obviamente el punto negativo es el precio, jamás podrán competir con los precios de las cerveceras que tienen fábrica propia, pues al costo de la materia prima y los gastos de elaboración hay que añadir el alquiler de las instalaciones. Aquí es donde llega el punto discordante, y me pregunto ¿Es justo pagar más por una cerveza elaborada por una cervecera nómada que por una cerveza elaborada por una cervecera con fábrica propia?, esto podría dar para un gran debate, pero en mi caso lo que prima es la calidad de la cerveza, si la cerveza es buena y el precio es “razonable” no me importa pagar un poco más.

Creo que el hecho de hacerse nómada no aporta nada negativo, más bien todo lo contrario, disfrutamos de muchas cervezas que de otra forma ni existirían, la gran mayoría de los cerveceros que eligen esta forma de fabricar es por las dificultades económicas para poder montar sus propias instalaciones. Esto es como el que vive de alquiler o se ha podido comprar una casa, amabas formas son válidas.

En mi caso por lo tanto me declaro a favor de los cerveceros nómadas, y creo que es una fórmula que al menos en nuestro país se debía haber utilizado más, ya no solo por evitar la gran inversión que es montar una fábrica, sino porque si las cosas no funcionan como deberían las consecuencias no serán tan graves.