humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Kriek

Club de Cata Zumo de Lupulus. Crónica Cata 17

El pasado mes celebramos la decimoséptima sesión del Club de Cata Zumo de Lupulus, con una selección de cervezas que además hizo que se colocara como una de las mejores catas desde que comenzamos la aventura del Club.

CLubCata17_01Comenzamos la cata con una Session IPA llamada Lake Street Express, de la cervecera de Indiana 18th Street Brewing, se trata de una cerveza con un 4,5% ABV, de color amarillo pajizo, una leve turbidez y una corona de espuma blanca, cremosa y duradera, en la nariz desprende un agradable aroma cítrico, bastante intenso, entre el que encontramos matices de limón y pomelo, también notas de melón, melocotón y flores, en la boca es fresca y muy bebible, amarga y seca con predominio de notas cítricas, en especial pomelo, tiene un cuerpo ligero y un final seco y bastante duradero.

La siguiente fue la Furious de Surly, una cervecera de Minneapolis, se trata de una IPA con un 6,2% ABV, elaborada con lúpulos Warrior, Ahtanum, Cascade, Simcoe y Amarillo, en la copa se muestra con un color cobrizo y una corona de espuma blanca cremosa. En la nariz encontramos matices de pomelo, hierba, flores y una buena base de malta caramelo, en la boca es amarga y CLubCata17_02resinosa, con matices de pomelo, hierba, pino y caramelo, el final es amargo y muy persistente.

CLubCata17_03Continuamos con Light Speed una American Pale Ale de la cervecera Toppling Goliath, una cerveza con un 5,8% ABV y 70 IBU de amargor, está elaborada con lúpulos Millennium y Falconer’s Flight. De color anaranjado turbia y una buena corona de espuma blanca, cremosa y duradera, en la nariz aparecen matices de frutas tropicales, mango, melocotón, pomelo, también notas florales, en la boca es amarga, seca, se aprecian matices de mango, pomelo y pino, tiene un cuerpo medio y un final amargo y bastante duradero.

CLubCata17_04La cuarta fue de nuevo otra de las cervezas de Surly, en este caso la Coffee Bender, una Porter con un 5,1% ABV elaborada con café de Guatemala, lúpulos Columbus y Willamette y maltas Pale, Aromatic, Crystal, Chocolate y Avena. Es una cerveza de color marrón oscuro, casi negro y una corona de espuma beige, cremosa y duradera, en la nariz predomina el aroma a café, CLubCata17_05torrefactos y maltas tostadas, en la boca nuevamente el café es el protagonista, encontramos también notas torrefactadas, hierba y pino, tiene un cuerpo ligero a medio y un final amargo y duradero.

A continuación destapamos una de las grandes sorpresas de la noche, la Halia de Goose Island, una Sour Ale con un 7,5% ABV elaborada con lúpulo Amarillo y maltas Pale, Pilsner y Trigo. En la copa se muestra con un color amarillo pajizo, turbia y una corona de espuma blanca, jabonosa, en la nariz se aprecia un aroma ácido, encontramos matices de pan, heno, madera, establo y manzana verde, en la boca tiene una acidez moderada, es seca, predominan los matices de manzana verde, CLubCata17_06levadura y heno, también notas de pera y melocotón, se bebe muy fácilmente y tiene un final seco y persistente.

La penúltima de la cata fue la Kriek de Cascade Brewing, una cervecera de Portland, se trata de una Sour Ale con un 8,5% ABV elaborada con cuatro tipos diferentes de cerezas y envejecida en barrica durante un año. CLubCata17_07Es una cerveza de color rojizo oscuro y una corona de espuma beige, jabonosa de retención media, en la nariz predominan las notas ácidas, encontramos matices de cerezas, ácido láctico, establo y levadura, en la boa es ácida, bastante avinagrada, destacan notas de cereza, madera, levadura y manzana verde, tiene un final seco y ácido bastante persistente en boca.

Para cerrar la cata lo hicimos con Sang Rouge, otra de las cervezas de Cascade Brewing, otra Sour Ale con un 8,4% ABV envejecida en barricas de lambics durante 16 meses. Es una cerveza de color rojizo bastante oscuro y una fina capa de espuma beige, de retención media, en la nariz destacan bastante las notas de ácido láctico, matices de fresas, levadura, heno y establo, en la boca es ácida, destacan matices de vinagre, corcho, madera y establo, tiene un cuerpo medio y un final ácido y seco bastante persistente.

Con esto ponemos punto y final a las catas del Club del año 2015, la siguiente sesión será en enero, hasta entonces.

Salud!

Anuncios

Cerveceros Viajeros. Cantillon (II)

Hoy comenzamos con una de las series de Cerveceros Viajeros que más expectación ha levantado entre los lectores, se trata de las cervezas de la belga Cantillon. En esta entrega os voy a hablar de sus Fruit Lambic, dos cervezas elaboradas con frutas, por un lado su Kriek y por otro la Rosé de Gambrinus.

CantillonII_01Voy a comenzar por hablar de Rosé de Gambrinus, una Framboise Lambic elaborada a partir de una lambic de dos años a la que se le añaden frambuesas en una relación de 200 gramos por litro, con un contenido alcohólico del 5% ABV. Esta cerveza ya la producía Cantillon en el año 1909, aunque tras la I Guerra Mundial dejó de producirse, y tras volver a reaparecer en su catálogo de nuevo en 1930 vuelve a retirarse, no fue hasta 1973 cuando se quedó de forma definitiva. En la copa es una cerveza de color rojizo, ligeramente turbia, con una buena corona de espuma de color rosáceo de retención media. En la nariz aparecen matices de frambuesa, que se mezclan con notas de madera y ligeras notas ácidas. En la boca es una cerveza seca, destacan de nuevo las frambuesas, que CantillonII_02dan paso a un sabor ácido, con matices de madera y levadura y un final seco y muy persistente.

Por su parte la Kriek es una Kriek Lambic elaborada a partir de una lambic de un año y medio de edad aproximadamente, a la que se le añaden una variedad de cerezas (krieken) típicas de la zona de Bruselas, en este caso la relación es de 220 gramos por litro, y cuenta con un contenido alcohólico del 5% ABV. En la copa aparece con un color rojizo intenso algo más oscuro que la anterior, con una buena corona de espuma rosácea, jabonosa de retención media. En la nariz destacan mucho los matices de cereza, notas ácidas, levadura y recuerdos de madera. En la boca tiene una entrada seca, de acidez media, se aprecian matices de cereza, heno, notas terrosas y algo de madera, dando paso a un final seco y duradero.

En mi opinión son cervezas de gustos muy parecidos, a mí me gusta especialmente la Rosé de Gambrinus por el gusto de las frambuesas, ambas tuve la posibilidad de probarlas en barril y creo que las dos son sublimes, con una acidez bien integrada y con los matices de las frutas muy presentes.

Hanssens Artisanaal Oude Kriek

Hoy os quiero hablar de un tipo de cerveza, las lambic, que habitualmente no suele tener protagonismo en el blog, lo reconozco y es que es verdad que no soy especialmente fan de este tipo de cervezas. Para romper el hielo hoy os voy hablar de una Kriek de la cervecera belga Hanssens Artisanaal, con sede en Dworp, una ciudad al sur de Bruselas. En el año 1896 Bartholome Hanssens compró una antigua fábrica lechera para montar una cervecería a la que llamó Sint-Antonius en la que no elaboraba lambics. Durante la I Guerra Mundial, todo el cobre de las instalaciones fue desvalijado por los alemanes, y tras la guerra Bartholome decide comenzar a elaborar cervezas lambicas.

HanssensOudeKriek_01

En el año 1929 Theo Hanssens se hace cargo de la fábrica y decide hacer una remodelación de las instalaciones, estos son los años de mayor éxito de la cervecera. En el año 1997 Theo decide jubilarse, y cuando creía que ninguno de sus hijos se haría cargo del negocio familiar su hija, Sidy Hanssens se ocupa de la fábrica y el 1 de enero de 1998 pasa a llamarse Hanssens Artisanaal BVBA. La cerveza de la que os voy hablar es la Oude Kriek, una mezcla de varias Kriek de diferentes añadas que refermentan de nuevo en la botella, y que posee un 6% ABV.

HanssensOudeKriek_02

En la copa presenta un color rojizo oscuro, con una fina capa de espuma rosada, jabonosa y que se desvanece rápidamente. En la nariz desprende un aroma a cerezas, manzana, notas de madera, vinagre y notas ácidas. En la boca es seca, ácida, destacan las notas avinagradas por encima de todo, madera, cerezas y manzana, de cuerpo medio, carbonatación media y final seco y muy duradero.

En mi opinión a pesar de no ser muy fan de estas cervezas reconozco que es muy buena, se puede hacer difícil de beber para algunos paladares menos acostumbrados, pero yo la acabé disfrutando mucho. El precio, 5,35 €, creo que está en consonancia con el trabajo que tiene detrás.

Kriek seca con matices de madera, cerezas y notas avinagradas.

Valoracion_8