humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Homebrewing

Historias de la Cerveza. La Ley Seca y la Cerveza

En el mundo existen muchas leyes vigentes que prohíben el alcohol, en determinados países. Pero si hay una prohibición que todos conocemos, por el impacto que provocó, es la tuvo lugar en los Estados Unidos de América entre 1919 y 1933, también conocida como la Ley Seca. LeySeca_01En esta época en que los licores eran ilegales, los ingredientes para producirlos seguían sin serlo, y eso significó una expansión del homebrewing por todo el territorio. Muchas familias americanas cuentan como su abuelo intentaba hacer cerveza en la cocina, mientras su abuela se afanaba para esconder los resultados, de los agentes de la Ley.

El consumo de cerveza se incrementó gradualmente en EEUU, en la década de 1920, alcanzando en torno al 25% más con respecto al período anterior a la prohibición. La revolución de homebrewing que se produjo fue alimentada por comerciantes que vendían sus extractos de malta, supuestamente para emplear como ingrediente de panadería, bollería o pastelería. Solo en la ciudad de Nueva York, más de 500 tiendas dedicadas a la venta de lúpulo y malta, prosperaron en los ocho primeros años de vigencia de la Ley. En todo el país otras 100.000 tiendas vendían sirope de malta. Antes de la prohibición solo eran 500 ó 600 las que se dedicaban a esta venta, en todo el país. LeySeca_02En 1928 había unas 25.000 dedicadas a la venta de instrumentos para homebrewing, como podían ser los tapones de botella o las cañerías.

El boom de las ventas de sirope de malta, hizo que en 1926 se produjeran más de 198.000 toneladas, superando en 1927 las 204.000 toneladas. Se estima que un 90% de este sirope fue empleado para elaborar más de tres billones de litros de cerveza. Muchos homebrewers hacían su cerveza de cáscara, mientras otros potenciaban la cerveza sin alcohol o de baja graduación, que sí era legal, con estos extractos. Incluso con este último uso la producción de cervezas sin alcohol, se desplomó entre 1920 y 1928 de más de mil millones de litros a menos de quinientos millones.

LeySeca_04En un año las ventas de lúpulo, excluyendo las destinadas a cervezas sin alcohol y exportación, excedieron las 5.000 toneladas, la gran mayoría empleadas para elaborar cerveza en casa. En 1929, las autoridades estimaron que las ventas de lúpulo, malta, y otros ingredientes, sirvieron a los americanos para fabricar más de 2.500 millones de litros de cerveza.

Los negocios prosperaron vendiendo equipos y suministros para hacer licor. A mediados de la década de 1920 las ventas de parafernalia de homebrewing e ingredientes produjeron cerca de 136 millones de dólares anuales. Se podría decir que la mitad de la población, a favor del alcohol, denominados los wet, estaban ocupados haciendo bebidas, mientras la otra mitad en contra, llamados dry, estaban ocupados vendiendo ingredientes y maquinaria. Como resultado de la Ley, la industria del sirope designaba el producto como alimento, ante la oficina de patentes. Los productores formaron asociaciones, que promocionaban el producto en periódicos comerciales.

LeySeca_03A pesar de no ser ilegal por sí mismo, la posesión y venta de ingredientes y equipos para elaborar cerveza, no podían ser anunciados para ser empleados en la elaboración de brebajes. Por lo que algunos fabricantes trataban de reseñar las magníficas cualidades del producto para la industria panadera, y demás utilidades en la industria alimentaria. También evitaban que la palabra lúpulo apareciera en sus etiquetas. Aunque no todos, ya que en algunos se anunciaban para elaborar muffins con sabor a lúpulo, e incluso algunos se atrevían a poner camellos borrachos. Algunos de los siropes a disposición del público fueron: Gesundheit, Nitecap, Bismark, Double Dutch, Mixit y Pilzenbaur.

En los primeros 10 años de la prohibición, los agentes federales se incautaron de más 3.5 billones de litros. La cerveza solía ser calificada como imbebible, antihigiénica e inmunda. Las procedentes de homebrewing se caracterizaban por su apariencia barrosa marrón, un olor agrio, fuertemente marcado por las levaduras, y un sabor similar al jabón de lavandería. Además los efectos que provocaban podían ser igual de desagradable, como fuertes dolores de cabeza o la incapacidad para enfocar la vista. A pesar de ello, las cervezas caseras no eran tan peligrosas como otras bebidas alcohólicas inventadas en aquella época, que podían producir parálisis e incluso la muerte. LeySeca_06Ya que contenían venenos como ácido sulfúrico, ácido clorhídrico, anticongelantes, ungüentos de embalsamamiento, alcohol metílico o de quemar, que acabaron con la vida de decenas de miles de personas.

La práctica del homebrewing, conllevaba multas de más de 1.000 dólares y penas de más de un año de prisión. Las cuales raramente se aplicaban, debido a la intimidad de que disfrutaban los homebrewers, y la dificultad de los agentes para registrar sus domicilios, que además tenían que demostrar que se estaban lucrando con dicha actividad, para poder denunciarlos ante las cortes.

LeySeca_05Desde que la XVIII enmienda de la constitución de los EEUU ilegaliza la manufactura, venta y transporte de bebidas tóxicas, incluida la cerveza, se abre un debate sobre cuanto alcohol precisa una bebida para provocar intoxicación, y qué cantidad de alcohol es necesaria para que una bebida sea considerada cerveza. La Ley contemplaba que ninguna bebida debía exceder de 1/2% ABV, casi cero, o como dicen los americanos O alcohol. Lo que tal vez explique el porqué de que existan muchas marcas de cerveza sin alcohol, en estos años, que hacían referencia a este dato, terminando su nombre en O. Otras veces los fabricantes ocultaban el verdadero contenido alcohólico, con nombres como 4%, o incluso 4 1/2%, imprimiendo en letra pequeña la desagradable verdad, menos de un 1/2% ABV.

El boom del homebrewing finalizó con la derogación de la Ley, dejando paso a las cervezas pale, ligeramente lupuladas que elaboraban los maestros cerveceros profesionales. Se calcula que unas 400 cerveceras reabrieron inmediatamente después de finalizar la prohibición, de las cuales solo la mitad, consiguieron recuperarse económicamente y no cerrar sus puertas. El homebrewing no llegó a ser legal hasta el año 1979.

Fuentes y bibliografía:

  • “Ley Seca” JP Yaniz Ruiz, historiador y periodista. 2009.
  • Homebrewing During Prohibition” Amy Jabloner. Diciembre 1997
  • Prohibition and Near Beer Brands-II” Bob (BCCA). Abril-Mayo 2009
  • Beer For Dummies, 2nd Edition. Marty Nachel con Steve Ettlinger. Enero 2012

 

Entrega de Premios I Concurso de Homebrew de La Tienda de la Cerveza

PremiosLTC_01El primer concurso de hacer cerveza organizado por La Tienda de la Cerveza, llegó a su fin el pasado sábado 5 de Octubre, con la entrega de premios. El jurado formado por Fernando Campoy (Cerveza Domus), David Castro (Cervezas La Cibeles), Bob Maltman (Cerveza Dawat) y Alex Schmid (Naturbier), votaron las cervezas en una cata organizada en el local, a comienzos de esa misma semana. El día de la entrega de premios la tienda estaba un poco más rebosante de cerveceros de lo habitual, y no era para menos. Hubo premios para todos los participantes y cerveza para todos los asistentes, exceptuando a los menores, que tuvieron bastante con hincarle el diente a los suculentos aperitivos, ofrecidos por Javier Llorente, el maestro de ceremonias.

Tras agradecer a todos la asistencia y/o participación, Javier comenzó a entregar los premios de consolación. PremiosLTC_02En total eran 27 participantes, repartidos en tres estilos cerveceros: India Pale Ale, Doble Abadía e Imperial Porter. De los que resultaron ganadores siete, solo uno en el estilo de Doble, debido a las contaminaciones, y tres en cada una de las otras categorías. El nombre de los ganadores por orden de entrega fue el siguiente:

Para el Estilo Doble Abadía:

1º premio: Rafael Mingo

Para el Estilo Imperial Porter:

3º premio: Samuel Liviano

2º premio: Alberto Calabrese

1º premio: Mariano Mateo (Cerveza Arriaca)

Para el Estilo India Pale Ale:

3º premio: Gonzalo Pérez (Humulus Lupulus)

2º premio: Glenn Schippers (Galago Craft Beer)

1º premio: José Angel Santiago (Cerveza Arriaca)

PremiosLTC_03Y por último se entregó el premio del campeón de campeones, la cerveza con la mejor nota de cata, que resultó ser la Porter de los chicos de Cerveza Arriaca, presentada por Mariano Mateo.

Todo hay que decirlo, ese día nuestro queridísimo Gonzalo no cabía en sí de gozo. No lo veía así desde la última vez que fuimos a visitar una fábrica de cerveza. Lleva poco tiempo haciendo cerveza casera, y ya ha ganado un premio, aunque sea un tercer puesto. Posteriormente supimos que la cerveza de Glenn sacó la misma nota, pero en un desempate acabó llevándose el 2º premio de las IPAs. Por desgracia, el belga afincado en Galicia, no pudo acudir a recoger su premio. Tampoco pudo asistir Samuel Liviano, cuyo premio fue recogido por su compañero y amigo Alberto Calabrese, ganador también.

Quiero dar la más solemne enhorabuena a todos, por el trabajo y el esfuerzo realizado. Y cómo no, agradecer a Javier la invitación al evento, y a Meli, Adrián y Roberto que estuvieron al pie del cañón, en todo momento. Espero que sea el primero de muchos concursos cerveceros.

¡Salud!

2º Concurso Homebrewer EJDL

Hace unos días los colegas de El Jardín del Lúpulo nos presentaban la segunda edición del concurso de homebrewer que ellos mismos organizan. Tras el éxito de la pasada edición han decidido repetir, en esta ocasión con premios muy suculentos.

ConcursoEJDL

El ganador absoluto del concurso tendrá la oportunidad de hacer un lote de 1000 litros de su cerveza en la fábrica de Domus, de los cuales 144 botellas serán para el afortunado, además esta cerveza será vendida y distribuida en todo el país. Además también habrá premios para las mejores cervezas de las diferentes categorías, el valor total de los premios supera los 1000 Euros.

El plazo para presentar las cervezas a concurso termina el próximo 15 de Enero de 2014, en este enlace podéis leer la información y bases del concurso. Ahora ya solo queda animaros a todos a participar y que gane el mejor.

Sesión de Homebrewing. La primera IPA

Hace unos meses en una entrada en el blog, os contaba como habíamos elaborado nuestras primeras cervezas caseras utilizando grano. HomebrewingIPA_01Pues bien después de ver el resultado, probarlo y analizarlo nos dimos cuenta de la buena cantidad de fallos y errores que habíamos cometido, no obstante la cerveza se podía beber perfectamente pero queríamos conseguir algo mejor, después de una charla con Bob Maltman en la que le dimos a probar la cerveza, nos animó y nos dio una serie de consejos para mejorar nuestro método de fabricación.

Aprovechando las vacaciones y el tiempo libre, esta vez en solitario, HomebrewingIPA_02decidí hacer mi segunda prueba, en esta ocasión el lugar de fabricación me obligaba a fermentar a temperaturas más altas, con lo cual el hecho de volver a repetir una cerveza de baja fermentación estaba descartado, asique la elegida para esta segunda elaboración fue una IPA. Con el BrewMate me puse a investigar y a diseñar la receta de la IPA, y tras varias horas dándole vueltas resultó una IPA con un 7% ABV y 70 IBU de amargor.

Para la receta he utilizado maltas, Pale, Cara Amber y Cara Red y lúpulos HomebrewingIPA_03Columbus, Amarillo y Centennial. El proceso como siempre comenzó con el molido de la malta, en total poco más de 6 kg de malta listos para macerar con el agua a una temperatura de 65 ºC durante 60 minutos. Trascurrido ese tiempo, realicé el filtrado y la aspersión lo que daba un total de 18 litros listos para la cocción durante otros 60 minutos. Durante este tiempo se hicieron 3 adiciones de lúpulo para amargor, sabor y aroma, en los minutos 0, 20 y 55 respectivamente.

Después de terminar la cocción y HomebrewingIPA_04enfriar el mosto con un serpentín hasta los 20 ºC, resultaron un total de 15 litros en el fermentador con una densidad inicial de 1070, que tras una semana fermentando dio como resultado una densidad final de 1010 aproximadamente. Antes de embotellar decidí hacer un trasvase a otro fermentador y hacer un dry hopping durante 5 días más.HomebrewingIPA_05

El último paso fue añadir el azúcar necesario diluido en agua, en este caso fue una cantidad de 8 g/l, para obtener la refermentación en botella. En estos momentos todavía está en proceso de maduración, pero pronto estará lista para probarla y ver si el resultado obtenido es satisfactorio. Ahora solo queda esperar y darle vueltas al coco porque por el momento la IPA no tiene nombre, asique se admiten sugerencias, en cuanto esté lista prometo hablaros de ella en una entrada en el blog.

Salud!!!

Sesión de Homebrewing. Primeras pruebas

Como todo aficionado a la cerveza me atrae mucho la idea de elaborar cerveza en casa, anteriormente ya había hecho alguna que otra prueba con kits de extracto de malta, y ya llegaba el momento de hacer las primeras pruebas con grano. DiaHomebrewing_2Después de un tiempo madurando la idea con un grupo de amigos, al fin nos decidimos dar el paso, hacer la inversión y comprar equipo para meterse de lleno en el homebrewing, además ya tocaba inaugurar la sección de Taller de Pruebas del blog que todavía estaba huérfana de contenido.DiaHomebrewing_1

El sábado pasado fue el día elegido para elaborar nuestro primer “experimento” casero. Tras sondear la red y ver las condiciones de temperatura que teníamos en nuestro taller de elaboración, decidimos que lo que teníamos que hacer era una cerveza de baja fermentación, en este caso la receta elegida fue de una California Common, elaborada con maltas Pilsner, Cara-Pils y Caramelo y lúpulo Challenger. DiaHomebrewing_3Así pues con parte del equipo comprado, otra parte prestado y otro hecho en casa, nos fuimos con más corazón que cabeza hacia la sierra a elaborar nuestra primera cocción.

Después de llegar y superar los primeros problemas logísticos, al fin pudimos comenzar, en nuestro caso nos decidimos por una olla de acero de 40 litros y un quemador como equipo de cocción, y una termo nevera para realizar la maceración. DiaHomebrewing_4En esta ocasión nos decantamos por una maceración por infusión simple a 66 ºC que se alargó durante unos 90 minutos. Superada la prueba del yodo, comenzamos el proceso de aspersión y lavado del grano, del que finalmente obtuvimos unos 24 litros con una densidad inicial de 1041.

El siguiente paso fue cocer los 24 litros en la olla durante 60 minutos, con tres adicciones de lúpulo, para amargor, sabor y aroma, y preparar el sistema de enfriado casero diseñado para la ocasión. DiaHomebrewing_5Para poder enfriar el mosto lo más rápido posible decidimos diseñar un pequeño circuito de enfriado, con un serpentín de cobre, una bomba de trasvase y un bidón con agua muy fría. La idea era absorber agua a unos 5 ó 6 ºC del bidón a través de una bomba de trasvase que se hacía funcionar con un taladro, hacerla pasar por el serpentín lo más rápido posible y expulsarla por el desagüe, DiaHomebrewing_6al mismo tiempo con una manguera con agua fría aprovechamos para enfriar la parte exterior de la olla.

Terminada la cocción, llegó el momento crítico del enfriado y de probar nuestro sistema casero, y la verdad que funcionó perfectamente, ya que en unos 15 minutos habíamos bajado la temperatura del mosto de 100 ºC a 18 ºC, en ese momento ya estaba todo listo para verter el mosto en el fermentador, previamente esterilizado, y sembrar las levaduras para que comiencen a hacer su trabajo. DiaHomebrewing_7Así después de todo el día al fin conseguimos dejar nuestra cerveza fermentando.

Ahora toca sentarse, analizar los problemas que nos hemos encontrado, ver lo que podemos mejorar, y sobre todo esperar a que las levaduras hagan su trabajo y probar el resultado final. Desde aquí quiero agradecer especialmente a Javier de La Tienda de la Cerveza, la ayuda prestada y sobre todo la paciencia que ha tenido con nosotros. En unas semanas os diremos como ha quedado el resultado final.

Salud!!!