humulus lupulus

Blog dedicado al mundo de la cerveza

Archivos por Etiqueta: Holanda

Beercycling. Rutas cerveceras en bicicleta por Bélgica y Holanda

Después de un merecido descanso el blog vuelve de nuevo a su actividad habitual. Para que la vuelta a la rutina sea más agradable hoy os voy a proponer un plan que mezcla, naturaleza, bicicleta y cerveza, ¿qué más se puede pedir?. Beerciclyng es una empresa que se encarga de organizar rutas en bicicleta por Bélgica y Holanda, visitando algunas de las fábricas más reconocidas de ambos países. Actualmente disponen de cinco rutas diferentes, dependiendo de los gustos y necesidades de cada uno, las rutas más cortas tienen una duración de 4 días y las más largas de 9 y 10 días.

Beerciclyng01

Beerciclyng se ocupa de  toda la organización, las bicicletas, aunque si alguien lo desea puede llevar la suya propia, la hoja de ruta, un coche de apoyo para poder cargar con el equipaje, los desayunos, las comidas y las cenas, los alojamientos, la gestión de las visitas guiadas por las fábricas y por supuesto toda la cerveza que cada uno desee consumir. Las cerveceras a visitar dependen lógicamente de la ruta que se seleccione, pero en todas ellas se visita al menos una Abadía Trapense.

Mapa de las rutas disponibles

Mapa de las rutas disponibles

Debido a las condiciones meteorológicas estas rutas solo están disponibles en primavera y verano. Como en todo siempre hay un punto negativo, en este caso es el precio, una ruta de 4 días tiene un coste de 975 $ por persona y una ruta de 10 días se dispara hasta los 2600 $ por persona, eso sí, para los que se lo puedan permitir la idea es fantástica.

Viaje a Holanda (II)

La jornada del jueves en Holanda comenzó temprano, no queríamos marcharnos de allí sin hacer una visita a los conocidos molinos de Zaanse Schans, la que por otro lado sería nuestra última visita cultural para después dedicarnos casi al 100% a la cerveza en los días que quedaban.

Sala de cocción de Jopen

Sala de cocción de Jopen

Después de esta visita nos desplazamos en tren hasta la ciudad de Haarlem, de aquí es de donde toma el nombre el conocido barrio neoyorquino, además de ser una de las ciudades con más historia cervecera de Europa. Cuando llegamos nos dirigimos a la fábrica de la cervecera local Jopen, desde la estación nos desplazamos andando hasta la Jopenkerk, local que hoy alberga las instalaciones de la cervecera, remodelado en el año 2011 y que antiguamente era una iglesia.

Vista desde fuera parece totalmente una iglesia, una vez dentro te encuentras con un amplio local, en la parte central se encuentra la barra, con varios grifos y una pizarra con todas las cervezas que tienen disponibles. Justo detrás se encuentra la zona de cocción, dos calderas de cobre presiden con unas grandes vidrieras al fondo. A un lado de las calderas se encuentra la zona de fermentación, separada por una cristalera del resto, y al otro lado la zona de almacén. En el piso de arriba está el restaurante, mientras que en la planta baja hay varias mesas, altas y bajas donde poder sentarse y disfrutar de sus cervezas.

Jopen Mooie Nel IPA

Jopen Mooie Nel IPA

Decidimos sentarnos en una mesa y pedir unas cuantas cervezas y algo de comer. Yo comencé probando una Jopen Mooie Nel IPA, con 6,5% ABV, es una cerveza de color anaranjado, turbia con una buena corona de espuma blanca, cremosa y duradera, afrutada en la nariz, destacaban agradables matices de pomelo, naranja, flores y algo de caramelo. En la boca seca y amarga, con matices de pino, pomelo y resina. La siguiente fue la Jopen Jacobus, una Pale Ale elaborada con centeno, con un 5,3% ABV, de color cobrizo, turbia con espuma blanca, cremosa, con aroma a cereal, mango, melocotón y manzana roja, en la boca destacan notas de pan, bizcocho, melocotón y frutas tropicales.

Finalmente para la sobremesa me decanté por la Jopen Koyt una Traditional Ale con un 8,5% ABV, una cerveza elaborada con mezcla de hierbas imitando el estilo antiguo de producir cerveza. De color marrón oscuro, turbia con espuma blanca poco duradera, aroma dulce, con matices de caramelo, miel, pasas y especias, en la boca es dulce, se nota el alcohol, aparecen matices de miel, azúcar moreno y pasas.

Barra de Beer Temple

Barra de Beer Temple

Cuando salimos de Jopen nos fuimos dando un paseo tranquilamente por el centro de Haarlem hasta llegar de nuevo a la estación para coger el tren de vuelta a Amsterdam. Después de una parada en el hotel nos dirigimos al Beer Temple en la calle Nieuwezijds Voorburgwal 250. Cuando llegamos nos encontramos a la gente de Laugar que venían al Borefts Beer Festival pero que ya estaban apurando las últimas cervezas. Al poco tiempo llegaron Roberto y Jesús y Almudena de Cervezas Medina, conseguimos una mesa donde disfrutamos de una bonita velada. El local es más bien pequeño, la barra no es muy grande pero con nada menos que 30 grifos y una selección de botellas espectacular. Al fondo tiene una zona más amplia con varias mesas.

Dark Lord 2014

Dark Lord 2014

Mientras iban llegando todos me decanté por pedir de barril la Blå Spøgelse, una Fruit Lambic colaboración de Mikkeller y Three Floyds, elaborada con arándanos, de color rojizo y espuma rosácea, en la nariz aparecen matices de manzana, frutos rojos y notas avinagradas, en la boca es ácida, seca, con presencia de frutos rojos. Seguimos con algo más amargo, también de barril probamos la Peter And Mary de Mikkeller, una American Pale Ale de color amarillo pajizo y espuma blanca, floral y cítrica en nariz, amarga en boca con matices de pomelo. La tercera fue la Imperial IPA Big Fat Double 5 IPA, de Het Uiltje, cerveza de color amarillo pajizo y espuma blanca cremosa, cítrica, con matices de naranja y pomelo, amarga, seca y resinosa en boca, con matices de pomelo y pino. La cuarta de la noche fue la IPA de Caldera, una cerveza de color cobrizo, ligera turbidez y espuma blanca, cremosa, aroma tropical, con matices de pomelo y melocotón, amarga, resinosa con notas de pino y pomelo en boca.

Fue entonces cuando llegó el gran momento de la noche, entre las botellas que tenían disponibles en barril estaba la mítica Dark Lord de Three Floyds, de los años 2014, 2013 y 2012. Preguntamos los precios, 125 € la del año 2014 y a partir de ahí 25 € más por cada año de envejecimiento, lo sondeamos entre todos y llegamos al acuerdo de probar la última botella que les quedaba del año 2014.

Barra de Hoppy Days

Barra de Hoppy Days

El camarero siguiendo todo un ritual nos sacó copas limpias, destapó la botella y nos fotografió para el recuerdo del Beer Temple. Sobre la cerveza lo primero que llama la atención es lo densa que se ve al verterla en la copa, de color negro opaco, espuma densa marrón de retención media, al llevarla a la nariz aparecen matices de caramelo, café, chocolate, cacao, vainilla, caramelo, algo de regaliz y leves notas licorosas, tras un buen rato disfrutando esos aromas llegaba el momento de probarla, y es aquí donde realmente destaca esta cerveza, en la boca, es cremosa, densa, de cuerpo entero, aparecen matices de caramelo, azúcar moreno, leves notas licorosas, dando paso a matices de café torrefactos y cacao, el final es dulce y duradero, el alcohol casi no se nota y te pide repetir el trago una y otra vez.

Después de este festín decidimos ir a cenar y tomarnos las últimas en una cervecería que según nos comentaron había abierto sus puertas recientemente, se llama Hoppy Days y está situada en la calle Koggestraat 1A. Un local peculiar, al entrar no llama nada la atención, pero es en la parte de atrás donde se encuentra una sala con barra propia y 11 grifos, yo me decanté por una pinta de la Spaceman de Brewfist, una IPA cítrica y resinosa, bien balanceada con matices maltosos que disfrutamos entre risas.

Las dos jornadas siguientes iban a estar dedicadas íntegramente al Borefts Beer Festival organizado por De Molen en Bodegraven, pero esa es otra historia de la que podéis leer más aquí.

Viaje a Holanda (I)

El pasado mes de septiembre con motivo de la celebración de la 6ª Edición del Borefts Beer Festival organizado por De Molen, aquí la crónica, nos montamos un viaje de 5 días por tierras holandesas. El plan era viajar a Ámsterdam el martes 23, hacer tres noches allí y los días 26 y 27 desplazarnos a Bodegraven para el festival.

Barra de In de Wildeman

Barra de In de Wildeman

A primera hora de la tarde del martes nuestro vuelo aterrizaba en el aeropuerto de Ámsterdam, después de recoger el equipaje un tren nos llevaba a Central Station, muy cerca de allí en la calle Spuistraat teníamos nuestro hotel, si alguno de vosotros ha estado en Ámsterdam sabrá que el centro es muy pequeño y que es muy fácil moverse andando. Dejamos las maletas en el hotel y salimos a dar un paso por el centro, yo había estado en Ámsterdam pero habían pasado 10 años así que los recuerdos eran escasos. Aprovechamos para visitar el Palacio Real y la Casa de Anna Frank. A la hora de cenar en el hotel nos recomendaron una pizzería situada en la calle paralela de nombre casi impronunciable, Nieuwezijds Voorburgwal.

Marken, un pequeño pueblo pesquero con cerveza propia

Marken, un pequeño pueblo pesquero con cerveza propia

Después de cenar nos acercamos a una de las cervecerías mejor valoradas de la ciudad, Bierproeflokaal In de Wildeman, situada en la calle Kolksteeg 3. La cervecería tiene un aspecto antiguo y rústico, no es demasiado grande, según entras hay una barra a la derecha con algunas mesas justo en frente y al fondo un espacio algo más amplio con más mesas, debido a la época del año también había bastante ambiente en la terraza. Justo en la parte superior de la puerta se encuentra la pizarra con los 18 grifos que tienen disponibles. Tras echar un vistazo a la pizarra decidimos comenzar por la Emelisse Earl Grey IPA, una cerveza infusionada con té de color cobrizo claro y espuma blanca cremosa, con matices florales, herbales y resinosos, bastante amarga y seca en la boca.

Disfrutando de unas cervezas en De Prael

Disfrutando de unas cervezas en De Prael

Probamos también la Tasty Lady de Bierbrouwerij Eem, una cerveza que no había probado antes, de color anaranjado claro y espuma blanca, aroma especiado, con notas afrutadas y cítricas, herbal, con notas dulces y final seco. El camarero nos recomendó también la Imperial IPA Cascade Groene Trui de Het Uiltje, de color anaranjado, turbia, afrutada y con bastante caramelo, en la boca muy compleja, con matices de levadura, cítricos, notas dulces y algo picante, una cerveza muy peculiar. Con esta pusimos punto y final a la velada y nos fuimos a descansar al hotel.

Molino de Brouwerij 't IJ

Molino de Brouwerij ‘t IJ

Al día siguiente por la mañana teníamos planeada una ruta por los pueblos de Edam, Volendam, Monnickendam y Marken, situados al norte de Ámsterdam, una visita muy recomendable. En el último de ellos mientras hacíamos tiempo para coger el bus de vuelta a Ámsterdam en la única taberna que encontramos nos pudimos tomar unas cervezas, además tenían cerveza local, llamada Marker Beer de estilo Triple con un 8% ABV es de color dorado con espuma blanca cremosa, dulce y especiada con matices de levadura y leves notas herbales, una gran sorpresa.

De regreso en Ámsterdam y tras un paso rápido por el hotel nos dirigimos a Brouwerij de Prael, situada en la calle Oudezijds Voorburgwal 30. Al llegar allí nos encontramos con Isidro y Vika de Zumo de Cebada y con Benjamín, que acababan de llegar a Ámsterdam.

Interior de Brouwerij 't IJ

Interior de Brouwerij ‘t IJ

Es un local amplio, de dos alturas, con una barra a la entrada y una zona de mesas en la parte superior, al fondo se encuentra la zona de cocción y fermentación, tiene una decoración fría y antigua y los camareros son un poco peculiares. Nos acomodamos y pedimos varias cervezas, yo por mi parte probé la Johnny, una cerveza tipo Kölsch con notas de pan, cereal, flores y leves notas cítricas, ligera y fácil de beber. La Willeke una Belgian Strong Ale de color anaranjado, aroma afrutado, con notas de caramelo, plátano, especias y levadura. Y también la Heintje una Witbier de color amarillo pajizo, aroma a plátano y cereal y algo dulzona, bastante flojilla.

Al salir de allí nos dirigimos hacia Brouwerij ‘t IJ situada en la calle Funenkade 7, presidida por un enorme molino llegamos cuando quedaba poco para cerrar, el local es amplio, lleno de botellas en las paredes, con mucho ambiente y una decoración bastante sosa. Me dio tiempo a probar la Wit, una cerveza con matices de cereal, cilantro y cáscara de naranja bastante rica y también la Plzeň una Pilsner checa de color amarillo pajizo de aroma herbal y leñoso, amarga con notas de hierba, y lúpulos leñosos.

Tras las cervezas nos fuimos a cenar y a descansar, al día siguiente nos esperaba otra jornada intensa por tierras holandesas.

Cerveceros Viajeros. De Molen (IV)

La última entrega de este mes de la sección Cerveceros Viajeros dedicada a la cervecera holandesa Brouwerij de Molen viene cargada de buenos petróleos, las cuatro Imperial Stout elegidas son Hel & Verdoemenis 666, Hel & Verdoemenis Wild Turkey, Hel & Verdoemenis Bourbon y Heaven & Hell.

DeMolenIV_01Voy a comenzar hablando de Hel & Verdoemenis 666, una Imperial Stout con un 10% ABV y 102 IBU de amargor, elaborada con maltas Pale, Brown, Chocolate, Roasted y Caramel y lúpulos Premiant y Saaz, además para esta versión se utilizaron chips de madera impregnados en coñac de 40 años, fue creada en 2010 y las botellas vienen numeradas. En la copa aparece con un color negro opaco, con una buena corona de espuma marrón, cremosa y de buena retención. En la nariz aparecen matices de cacao, chocolate, caramelo, bizcocho y coñac. En la boca tiene buena presencia de caramelo, cacao, chocolate, coñac, madera y bizcocho, el alcohol está presente pero bien integrado, es sedosa, de cuerpo entero, carbonatación DeMolenIV_02media y final dulce e intenso.

La siguiente versión es Hel & Verdoemenis Wild Turkey, en esta ocasión el grado alcohólico es de 11% ABV y 102 IBU de amargor, la cerveza es la misma, y utiliza las mismas maltas y los mismos lúpulos, la diferencia es que esta está envejecida en barricas de whisky Wild Turkey. En la copa presenta un color negro opaco y espuma marrón, cremosa y de buena retención. En la nariz se aprecia un agradable y sutil aroma dulce, se pueden apreciar matices de vainilla, azúcar moreno, algo de whisky, caramelo y chocolate. En la boca tiene una entrada dulce, con marcados matices de caramelo, chocolate, vainilla, pasas y whisky, cremosa de cuerpo medio/entero, carbonatación media y final dulce e intenso.DeMolenIV_03

La tercera versión de esta cerveza es Hel & Verdoemenis Bourbon Barrel Aged, al igual que la anterior con un 11% ABV y 102 IBU de amargor, utiliza también las mismas maltas y los mismos lúpulos, sin embargo esta versión como indica su nombre está envejecida en barricas de Bourbon. En la copa presenta un color negro opaco, con una fina capa de espuma marrón, cremosa y de poca retención. En la nariz se aprecian matices de café, notas torrefactas, notas ahumadas, regaliz, caramelo y bourbon. En la boca tiene una entrada dulce, con marcados matices de caramelo que dan paso a notas cafetosas, torrefactos, ligeras notas ahumadas y un marcadoDeMolenIV_04 carácter de bourbon, tiene un cuerpo medio, carbonatación baja y final marcado por el alcohol sin ser exagerado.

Para terminar la entrega la elegida es Heaven & Hell una Imperial Stout con 12% ABV y 95 IBU de amargor, está elaborada con maltas Pils, Brown, Chocolate y Roasted y lúpulo Apollo. En la copa aparece con un color negro opaco, con una fina capa de espuma marrón oscuro, jabonosa y de duración escasa. En la nariz no es demasiado intensa se intuyen matices de cacao, tofe, algo de vainilla, café y leves notas de caramelo. En la boca tiene una entrada amarga, destaca el cacao, chocolate, notas de vainilla y caramelo, de cuerpo medio, carbonatación baja y un final amargo dominado por el cacao.

En mi opinión creo que las Hel & Verdoemenis están muy por encima de Heaven & Hell, personalmente creo que además son las mejores Imperial Stout de la marca, para mi gusto además la 666 es una de las mejores Imperial Stout que he podido probar, en el caso de las que llevan envejecimiento en barrica de whisky veo más compensada la Wild Turkey.

Cerveceros Viajeros. De Molen (III)

Una semana más en la sección Cerveceros Viajeros continuamos hablando de las cervezas holandesas de Brouwerij de Molen, en esta tercera entrega les toca el turno a tres Imperial Stout, Rasputin, Kopi Loewak y Moord & Brand.

DeMolenIII_01Comenzamos con Rasputin, una Imperial Stout con un 10,4% ABV y 46 IBU de amargor, esta cerveza está elaborada con maltas Pale, Chocolate y Cara Barley y lúpulos Premiant y Saaz. En la copa aparece con un color negro opaco, espuma marrón, cremosa de duración media. En la nariz se aprecia un agradable aroma dulce, en el que destacan matices de caramelo, vainilla, azúcar moreno, cacao, café y frutas negras. En la boca entra dulce, destaca el caramelo, miel, matices cafetosos, torrefactos, notas de cacao, vainilla, azúcar moreno y frutas negras, tiene un cuerpo medio, carbonatación baja/media y final dulce con el alcohol muy bien integrado.

DeMolenIII_02La siguiente de la lista es la Kopi Loewak, una Imperial Stout con un 11,2% ABV y 85 IBU de amargor, está elaborada con maltas Pale, Brown, Caramel y Roasted Barley y lúpulo Premiant, además de café Kopi Loewak. Esta cerveza dejó de elaborarse en el año 2013 debido a las presiones de las protectoras de animales por el maltrato animal en la producción de este tipo de café. En la copa presenta un color negro opaco, con una fina capa de espuma marrón, cremosa pero de poca retención. En la nariz aparecen intensos matices de café y torrefactos, a medida que se va calentando aparecen notas de caramelo, azúcar moreno, algo de cacao y vainilla. En la boca es amarga, destaca bastante el café y las notas torrefactas, recuerda a un café con hielo, se aprecian también matices de caramelo, bizcocho y cacao, tiene un cuerpo medio, carbonatación baja/media y final amargo y duradero, el alcohol está muy bien integrado.

DeMolenIII_03Para finalizar esta entrega tenemos la Moord & Brand, una Imperial Stout con un 10,8% ABV y 112 IBU de amargor, está elaborada con maltas Pils, Chocolate, Smoked, Roasted, Caramel, Centeno y Avena y lúpulos Columbus y Apollo, además está envejecida en barricas de Ron. En la copa presenta un color negro opaco, densa con espuma marrón cremosa y duradera que además deja un buen rastro en la copa. En la nariz se puede apreciar un agradable aroma dulce, el caramelo está muy presente, se aprecian matices de azúcar moreno, vainilla, ron, cacao y café. En la boca entra dulce, el alcohol se deja notar aunque sin desentonar, se intuyen matices de cacao, vainilla, caramelo, torrefacto, azúcar, café, ron y algo de madera, tiene un cuerpo entero, carbonatación baja/media y final dulce con presencia de alcohol.

En mi opinión creo que estas tres cervezas muestran claramente el dominio del estilo por parte de De Molen. Bajo mi punto de vista Rasputin es la más equilibrada de las tres, aunque Moord & Brand es una de esas cervezas para disfrutar lentamente y que cada trago hace que supere al anterior, a pesar de su gran intensidad, por su parte Kopi Loewak aunque es una gran cerveza la veo un poco descompensada por el café.

Cerveceros Viajeros. De Molen (II)

Hoy en la sección Cerveceros Viajeros os voy a empezar a hablar de las primeras cervezas de Brouwerij de Molen, cervecera protagonista de este mes. Para esta entrega las cervezas seleccionadas son Pale Ale Citra, Amarillo, Goths & Vandals y Bommen & Granaten.

DeMolenII_01Comenzamos con la Pale Ale Citra, una American Pale Ale con un 4,8% ABV y 57 IBU de amargor, como su nombre indica está elaborada únicamente con lúpulo Citra, además de maltas Pale y Caramel Barley. Recientemente acaba de recibir la medalla de plata en el Stockholm Beer & Whisky Festival 2014. En el vaso aparece con un color cobrizo claro, ligeramente turbia con una buena corona de espuma blanca cremosa y duradera. En nariz es muy aromática, se aprecia un agradable aroma frutal y floral, se intuyen matices de mandarina, pomelo, albaricoque, mango y ligeros matices de caramelo. En la boca es ligeramente amarga, se aprecian notas de pomelo, hierba, flores, algo de resina, mango, albaricoque y algo de caramelo, DeMolenII_02tiene un cuerpo ligero/medio, carbonatación media y un final algo seco.

Subiendo un poco el grado alcohólico la segunda es la Amarillo, una Imperial IPA con un 9,2% ABV y 60 IBU de amargor, está elaborada con lúpulos Sladek y Saaz y lleva un Dry Hopping de Amarillo, en cuestión de maltas lleva al igual que la anterior Pale y Caramel Barley. En el vaso presenta un color cobrizo, turbio, con una buena corona de espuma blanca, cremosa y duradera. En la nariz desprende un agradable aroma a flores, notas herbales, cítricos, notas de pomelo, mandarina, mango y caramelo. En la boca es amarga, resinosa, destacan matices de caramelo, flores, cítricos, notas de pomelo, melocotón, mango y notas herbales, muy bien equilibrada, de cuerpo medio, carbonatación media y final amargo y duradero.

DeMolenII_03Cambiando radicalmente de estilo le llega el turno a la Goths & Vandals, una Belgian Strong Ale con un 10,6% ABV y 28 IBU de amargor, esta cerveza está elaborada en colaboración con la cervecera sueca Narkë, lleva malta Chocolate, Pale, Cara Barley y Centeno y lúpulo Premiant, además está envejecida en barricas de Bourbon. En la copa presenta un color negro con leves tonos marrones y espuma marrón, cremosa pero de poca retención. En la nariz se aprecian matices de caramelo, miel, pasas, ciruelas, vainilla, cacao, notas torrefactas, azúcar moreno, recuerdos de vino, madera y bourbon. En la boca entra dulce, destaca el caramelo y el cacao, dando paso a notas de ciruelas, azúcar moreno, bourbon y DeMolenII_04madera, tuene un cuerpo medio/entero, carbonatación media con presencia de alcohol al final pero sin desentonar.

Para finalizar esta entrega he seleccionado una de las cervezas mejor valoradas de De Molen, la conocida Bommen & Granaten, una Barley Wine con un 15,2% ABV y 57 IBU de amargor, está elaborada con lúpulos Sladek, Premiant y Saaz y maltas Pils, Munich y Cara Barley. En la copa aparece con un color cobrizo oscuro, con una fina capa de espuma blanca, cremosa y no muy duradera. En la nariz desprende un intenso aroma a caramelo, miel, pasteles, bizcocho, matices de madera, algo de café y chocolate, tofe, notas herbales y notas licorosas que dejan intuir el grado alcohólico. En la boca es puro caramelo, destacan matices melosos, bizcocho, recuerdos de pastelería, pasas y ligeras notas herbales, el alcohol está muy presente pero no desentona, tiene un cuerpo entero, carbonatación baja y final dulce con una sensación calurosa en la garganta.

En mi opinión creo que las cuatro cervezas son sensacionales, Amarillo es una Imperial IPA muy buena, con un punto acaramelado muy interesante y Goths & Vandals mezcla muy bien los matices dulces con las notas de las frutas negras, pero Pale Ale Citra con ese frescor tanto en sabor y aroma y sobre todo la gran Bommen & Granaten, de las mejores Barley Wine a día de hoy, son las más destacables de esta primera entrega.

Cerveceros Viajeros. De Molen (I)

Hoy estrenamos una nueva entrega de la sección Cerveceros Viajeros, este mes viajamos de nuevo al norte de Europa, el destino en esta ocasión es Holanda y más concretamente la población de Bodegraven donde se encuentra situada la fábrica de Brouwerij de Molen.

Historia

Borefts2014La pequeña localidad de Bodegraven, situada a medio camino entre Ámsterdam y Rotterdam es la sede de una de las fábricas de cervezas más reconocidas tanto en los Países Bajos como en el resto de Europa. De Molen fue fundada en el año 2004 por Menno Olivier, maestro cervecero de la marca que anteriormente había trabajado para Stadsbrouwerij De Pelgrim. De Molen significa “El Molino”, y precisamente un molino construido en el año 1697 de nombre De Arkduif, es la sede de la cervecera. Inicialmente montaron ahí su fábrica, unas instalaciones que les permitían hacer lotes de 500 litros, actualmente el molino acoge un restaurante y una tienda de cervezas.

Molino propiedad de De Molen

Molino propiedad de De Molen

En el año 2012 ampliaron su fábrica en unas instalaciones cercanas al viejo molino, con esta ampliación su producción se multiplicó por cinco. Desde el año 2009 a principios de otoño celebran el Borefts Bier Festival, un festival que reúne a las mejores cerveceras de Europa y que tiene lugar en las instalaciones de De Molen. En el año 2010 fue elegida por Ratebeer como la décima mejor cervecera del mundo, además poseen varios premios por algunas de sus cervezas.

Las Cervezas

A lo largo de las siguientes semanas vamos a analizar varias cervezas de De Molen, distribuidas en tres entregas más de la siguiente manera, Citra, Amarillo, Goths & Vandals y Bommen & Granaten en una primera entrega, Rasputin, Kopi Loewak y Moord & Brand en la segunda, y finalmente Hel & Verdoemenis 666, Hel & Verdoemenis Wild Turkey, Hel & Verdoemenis Bourbon y Heaven & Hell en la última.

Crónica del 6º Borefts Bier Festival

Uno de los objetivos que teníamos para este año era asistir a algún gran festival de cerveza celebrado fuera de nuestras fronteras. Después de hablar con varios compañeros con alguna experiencia en este tipo de eventos, la gran mayoría coincidía en uno, el Borefts Bier Festival organizado por De Molen. A principios de año se confirmaron las fechas y el festival tendría lugar los días 26 y 27 de septiembre en la localidad holandesa de Bodegraven donde De Molen tiene su fábrica, no lo dudamos ni un instante y reservamos los vuelos y el hotel. Tras sondear un poco por internet decidimos que la ciudad de Gouda conocida por el queso y situada a apenas 6 km de Bodegraven sería nuestra base.

Festival de colores, sabores y aromas

Festival de colores, sabores y aromas

Durante la semana previa al festival fueron varias las cervecerías que visitamos (esto será historia de otro post) mientras la gente iba llegando a cuentagotas, el jueves por fin nos reunimos los ocho intrépidos que disfrutaríamos de dos días en el Borefts Bier Festival, el grupo lo completaban Benjamín, Isidro y Vika de Zumo de Cebada, Almudena y Jesús de Cervezas Medina, Roberto y Manuela.

El día del festival amaneció lluvioso, a mediodía llegamos a Gouda, tras dejar las maletas rápidamente nos pusimos en marcha hacia Bodegraven, desde allí la ruta más rápida era un autobús directo que tardaba 20 minutos. Al llegar a Bodegraven tuvimos que preguntar en más de una ocasión para localizar las instalaciones de De Molen, a pesar de estar muy cerca de la estación no había ninguna indicación sobre el evento.

Los 20 grifos de De Molen eran un no parar

Los 20 grifos de De Molen eran un no parar

Cuando por fin llegamos había algo de cola, pero iba muy rápida, llegamos a la taquilla compramos la entrada básica 20€ con la copa del festival, la guía con información sobre el festival, plano e información sobre todas las cervezas disponibles en el festival y 6 tokens, además compramos 40€ adicionales en tokens, cada token costaba 1,60€, y absolutamente todas las cervezas del festival costaban 1 solo token, sin duda una idea genial.

Las 19 cerveceras asistentes se situaban entre los almacenes de la fábrica de De Molen y la zona del parking bajo una amplia y extensa carpa, bajo la carpa y en el exterior había también filas enormes de mesas y bancos para que la gente pudiera disfrutar de las cervezas tranquilamente (todo un acierto, es la mejor opción para disfrutar del festival), también había varios puestos de comida, algo sin duda fundamental, desde hamburguesas, pizzas, patatas fritas (a las que acudimos en varias ocasiones), quesos, helados y hasta un puesto donde hacían estofados. Además muy cerca había un supermercado lo que facilitaba poder ir comiendo a la par que las cervezas iban cayendo.

Vasos, guía, tokens y por supuesto anotaciones

Vasos, guía, tokens y por supuesto anotaciones

Había también varios puntos de limpieza de vasos y grandes bidones de agua para poder beber e ir limpiando el paladar. También se podía visitar la fábrica de De Molen abierta al público, y el molino que alberga la tienda.

Entre los dos días del festival probamos más de 150 cervezas diferentes entre los ocho, de muchas no tengo recuerdos ni siquiera anotaciones, es imposible que os hable de todo lo que probé, así que he decidido hacer una lista de las que considero fueron las 10 mejores que probé.

1. Närke Kaggen Raspberry Stormaktsporter. Personalmente tenía muchas ganas de probar las cervezas de estos suecos, esta Imperial Stout con frambuesa de 9,3% ABV es su interpretación de una radler, una cerveza de color negro opaco, con espuma marrón, matices de cacao, licor, café, caramelo y frutos rojos, cremosa y sedosa en boca, con un magnifico equilibrio entre matices ácidos y dulces. Espectacular!

2. De Molen Strawberry Habanero IPA. Fueron muchas las visitas al stand de De Molen, 20 grifos dan para mucho, pero esta IPA de 5,8% de alcohol, elaborada con fresas y chile habanero era impresionante. De color anaranjado y espuma blanca, destacaba por sus matices de fresa, caramelo, notas cítricas y de frutas tropicales, picante en boca, con matices de fresa, mango y caramelo, de las mejores cervezas picantes que he probado.

Puesto de Narke

Puesto de Narke

3. Evil Twin Imperial Doughnut Break. Evil Twin era otra de las grandes marcas presente, cuando pincharon este barril duró un suspiro, esta Imperial Stout con 11,5% ABV está elaborada con donuts, es de color negro opaco, con espuma beige, cremosa y duradera, en la nariz es dulce, destaca el caramelo, matices de azúcar moreno y bizcocho, en la boca es muy agradable, dulce, con notas de bizcocho, cacao y caramelo.

4. Cantillon Rosé De Gambrinus. Cantillon fue otro de los puestos con mayor número de visitas, esta Fruit Lambic elaborada con frambuesas me dejo alucinado, en la copa presenta un color rojo intenso, con una ligera capa de espuma rosa jabonosa no muy duradera, en la nariz se aprecian notas ácidas, frambuesas, frutos rojos y flores, en la boca tiene una acidez moderada, muy bien integrada, se aprecia la frambuesa perfectamente, es seca y deja un regusto a madera al final.

Ambiente bajo la carpa habilitada para el festival

Ambiente bajo la carpa habilitada para el festival

5. De Molen Hel & Verdoemenis Wild Turkey Eisbock. Ya bien entrada la tarde del sábado decidimos probar esta Imperial Stout de 20% de alcohol, una cerveza de color negro, con fina capa de espuma marrón oscuro, en la nariz destaca el caramelo, azúcar moreno y notas de licor, en la boca es dulce, el caramelo es protagonista, se aprecian matices de café, pasas, azúcar moreno y notas licorosas, el alcohol está muy bien integrado y no desentona. Realmente buena.

6. De Molen Rasputin on Cherries Bourbon BA. De nuevo De Molen, fue posiblemente el puesto que en más ocasiones visitamos, 20 grifos dan para mucho y la rotación de barriles también era interesante, esta Imperial Stout con 11% ABV estaba elaborada con cerezas y envejecida en Bourbon, de color marrón oscuro, desprendía una agradable aroma a café, cerezas, pasas y Bourbon, en la boca es dulce, con ligeros matices ácidos y afrutados de las cerezas, notas de café, caramelo y Bourbon.

Disfrutando del Borefts

Disfrutando del Borefts

7. De Molen Hell & Zombier. Esta cerveza colaboración con Zombier se presentó precisamente en el festival, una Imperial Stout con un 9,1% ABV elaborada con café. Una cerveza de color negro opaco, en la nariz destacan matices de café y torrefacto, en la boca es amarga, destaca de nuevo el café, el torrefacto, algo de cacao y leves notas de caramelo, muy cremosa y sedosa en boca.

8. Birrificio del Ducato Verdi Imperial Stout Anniversario. De los tres italianos el Birrificio del Ducato fue el que más nos gustó, aparte de esta Imperial Stout, recuerdo espectacular una Kriek en cask. La Verdi es de color negro opaco, con espuma marrón, cremosa y duradera, en la nariz destaca el cacao, chocolate, tofe y bizcocho, en la boca de nuevo aparece el cacao, con recuerdos de whisky, caramelo, pasteles y bizcocho.

9. Tilquin Faro. La Faro de Tilquin era una de las cervezas marcadas como obligatorias a probar en el festival, y lo cierto es que no nos defraudó ni lo más mínimo, de color dorado, en la nariz destacan notas dulces, ácidas, matices de manzana, azúcar y vinagre, en la boca es seca, con matices dulces, notas de manzana, notas ácidas, todo muy bien equilibrado.

La comida, parte fundamental en estos eventos

La comida, parte fundamental en estos eventos

10. Cantillon Kriek. A los muy fans de Cantillon les parecerá que faltan algunas en la lista, en el festival probamos todas sus cervezas, son buenas cierto, pero en mi gusto las había mejores, aun así esta Kriek me pareció muy buena, de color rojo intenso, con escasa espuma, ácida con matices de cerezas, madera y manzana, muy seca en boca, con matices de cereza, vinagre y ligeras notas dulces.

En rasgos generales he de decir que la calidad de las cervezas era muy alta, los estilos ácidos parece que van a ser la nueva tendencia, casi todos los puestos tenían cervezas tipo Sour, Kriek, Berliner Weisse, elaboraciones con Brett… Yo personalmente eché de menos alguna IPA más. Las Radler, estilo que todos debian hacer para este año pasaron sin pena ni gloria salvando algunos casos excepcionales. Como organización el festival es perfecto y sin duda recomiendo a todo el mundo que si tiene la oportunidad no deje de ir al menos una vez al Borefts Bier Festival, este tipo de eventos sin duda son otra historia.

6º Borefts Beer Festival

Hoy y mañana se celebra en la localidad holandesa de Bodegraven la 6ª Edición del Borefts Beer Festival organizado por De Molen. Este festival en los últimos años se ha convertido en uno de los referentes a nivel europeo, este año congrega a 19 cerveceras del viejo continente y tiene lugar en las instalaciones de De Molen.Borefts2014

La lista de asistentes la completan, Emelisse, Magic Rock, Burning Sky, Brewfist, Toccalmatto, Birrifcio Del Ducato, Tilquin, Alvinne, Evil Twin, The Kernel, Mont Saleve, Het Uiltje, Laugar, Brekeriet, Närke, Gadd’s Ramsgate, Rocket Brewing, Cantillon y De Molen. Como curiosidad decir que todas las cerveceras deben hacer al menos una cerveza de un estilo concreto cada año, en esta ocasión todos deben fabricar Radler.

Mientras estáis leyendo estas líneas nosotros nos encontramos de camino al festival ;), pero tranquilos a la vuelta os daremos buena cuenta de todo lo que nos hemos tomado 😀

Salud!

La Trappe Quadrupel Oak Aged Batch #14

En más de un año con el blog todavía no le había dedicado una entrada a ninguna de las cervezas trapenses. Como ya sabéis a las 7 habituales que ya existían, Achel, Chimay, Rochefort, Orval, Westmalle y Westvleteren de Bélgica y La Trappe en Holanda, se han unido en los últimos tiempos 3 más, Engelszell en Austria, Spencer en Estados Unidos y más recientemente la holandesa Zundert. Pero hoy voy hablar de La Trappe, su nombre proviene de la abadía francesa Notre-Dame de la Grande Trappe donde surgió la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia, más conocida como la orden de los trapenses fundada en 1140 por monjes benedictinos. Estos monjes fueron perseguidos y tuvieron que emigrar, y entre otros lugares encontraron refugio en Holanda y en el año 1881 fundan la Abadía de Koningshoeven, y tan solo 3 años más tarde la fábrica de cerveza.

LaTrappeQuadrupelB14_01

No fue hasta el año 1980 cuando nace la marca La Trappe, aumentando la producción en 1989 con la modernización de las instalaciones. En el año 1991 se lanza la Trappe Quadrupel, y en el año 2010 se comienza a elaborar la línea Trappe Quadrupel Oak Aged, envejecidas en barrica de madera durante un año. Hoy os voy hablar concretamente de La Trappe Quadrupel Oak Aged Batch #14, con un 10% ABV, este lote está envejecido en barricas de roble con coñac y madera de acacia. Quiero agradecer a Nicolás de la Cervecería L’Europe la oportunidad que nos dio de degustar esta cerveza.

LaTrappeQuadrupelB14_02

En la copa presenta un color cobrizo opaco, con una fina capa de espuma blanca, cremosa, de retención media y fina burbuja. En la nariz se aprecian notas  de frutas negras, pasas, ciruelas, higos, notas de levadura, madera, frutos secos, azúcar y coñac. En la boca de nuevo se aprecian las frutas negras, con especial presencia de las pasas, frutos secos, manzana, levadura, madera, caramelo, azúcar y coñac, se deja notar el alcohol en la boca dejando una sensación calurosa al final del trago, de cuerpo medio/entero y carbonatación media/alta.

En mi opinión es una fantástica cerveza, mejora además con creces La Trappe Quadrupel, tuve la ocasión de probar las dos a la vez y la diferencia es muy notable tanto en sabor como en aroma. Si tienes la posibilidad de conseguir alguna botella de los 15 lotes envejecidos no la dejes pasar, merece la pena.

Quadrupel con notas de frutas negras, caramelo, madera y coñac.

Valoracion_9_5