humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Fruit Lambic

Cerveceros Viajeros. Cantillon (IV)

Hoy os traigo la última entrega de la sección Cerveceros Viajeros que este mes dedicamos a la cervecera belga Cantillon. Para esta ocasión he reservado dos Gueuze y dos Fruit Lambic, así pues las cuatro de hoy son Gueuze, St. Gilloise, Saint Lamvinus y Vigneronne.

CantillonIV_01Comenzamos por la Cantillon Gueuze es como indica su nombre una Gueuze con un 5% ABV, este tipo de cerveza representa más de la mitad de la producción de Cantillon, se elaboran mezclando lambics jóvenes (1 año), que aportan azúcares con lambics viejas (más de 3 años) que aportan sabor y aroma. En la copa aparece con un color anaranjado, turbia con una buena corona de espuma blanca, cremosa de retención media. En la nariz desprende un aroma ácido, avinagrado, con matices de levadura, manzana verde y algo de trigo. En la boca es ácida, seca, se notan los matices avinagrados, notas de manzana y levadura, de cuerpo medio, carbonatación media y final seco y duradero.

CantillonIV_02La St Gilloise es una Gueuze con un 5% ABV elaborada para celebrar el ascenso a la Division II del equipo de futbol local Union St. Gilles, esta cerveza es una mezcla de varias lambics y que además lleva un Dry Hopping de Hallertau. En la copa presenta un color dorado pálido, turbia, con burbuja fina y una buena corona de espuma blanca, jabonosa y duradera. En la nariz desprende un agradable aroma afrutado, con matices de albaricoque y manzana, matices de levadura, caramelo y madera. En la boca es de acidez media, seca, destacan matices de manzana, notas herbales, levadura y madera, tiene una carbonatación media y un final seco y duradero.CantillonIV_03

Cambiando de estilo tenemos la Saint Lamvinus, una Fruit Lambic con un 5% ABV, esta cerveza nace de la colaboración con unos viticultores de la zona de Libourne en Francia. Para elaborar esta cerveza se utilizan uvas de las variedades merlot y cabernet-franc, la mezcla se hace justo en el momento del embotellado. En la copa presenta un color rojizo oscuro, turbia, con burbuja fina y espuma blanca jabonosa que se desvanece muy rápidamente. En la nariz destacan las notas ácidas, se aprecian también matices de levadura, algo de madera, vinagre y recuerdos de vino. En la boca es ácida, seca, destacan notas avinagradas, uva, levadura y manzana, de cuerpo medio, carbonatación media y final seco y duradero.CantillonIV_04

Por último tenemos la Vigneronne, una Fruit Lambic con un 5% ABV, para su elaboración se utilizan uvas blancas procedentes de Italia. En la copa presenta un color dorado pálido con ligera turbidez y espuma blanca jabonosa que se desvanece muy rápidamente. En la nariz se aprecia aroma a levadura, algo de madera, notas de vinagre, manzana y uva. En la boca es ácida y seca, destacan las notas avinagradas, matices de levadura, uva y manzana verde, de cuerpo ligero/medio, carbonatación baja/media y final seco y duradero.

En mi opinión de las últimas tres entregas esta es la que menos me convenció, las Fruit Lambic están bien pero no a la altura de Kriek o Rose de Gambrinus, de las Gueuze me quedo sin duda con St Gilloise, realmente buena, creo que de las que más me ha gustado de Cantillon.

Anuncios

Cerveceros Viajeros. Cantillon (II)

Hoy comenzamos con una de las series de Cerveceros Viajeros que más expectación ha levantado entre los lectores, se trata de las cervezas de la belga Cantillon. En esta entrega os voy a hablar de sus Fruit Lambic, dos cervezas elaboradas con frutas, por un lado su Kriek y por otro la Rosé de Gambrinus.

CantillonII_01Voy a comenzar por hablar de Rosé de Gambrinus, una Framboise Lambic elaborada a partir de una lambic de dos años a la que se le añaden frambuesas en una relación de 200 gramos por litro, con un contenido alcohólico del 5% ABV. Esta cerveza ya la producía Cantillon en el año 1909, aunque tras la I Guerra Mundial dejó de producirse, y tras volver a reaparecer en su catálogo de nuevo en 1930 vuelve a retirarse, no fue hasta 1973 cuando se quedó de forma definitiva. En la copa es una cerveza de color rojizo, ligeramente turbia, con una buena corona de espuma de color rosáceo de retención media. En la nariz aparecen matices de frambuesa, que se mezclan con notas de madera y ligeras notas ácidas. En la boca es una cerveza seca, destacan de nuevo las frambuesas, que CantillonII_02dan paso a un sabor ácido, con matices de madera y levadura y un final seco y muy persistente.

Por su parte la Kriek es una Kriek Lambic elaborada a partir de una lambic de un año y medio de edad aproximadamente, a la que se le añaden una variedad de cerezas (krieken) típicas de la zona de Bruselas, en este caso la relación es de 220 gramos por litro, y cuenta con un contenido alcohólico del 5% ABV. En la copa aparece con un color rojizo intenso algo más oscuro que la anterior, con una buena corona de espuma rosácea, jabonosa de retención media. En la nariz destacan mucho los matices de cereza, notas ácidas, levadura y recuerdos de madera. En la boca tiene una entrada seca, de acidez media, se aprecian matices de cereza, heno, notas terrosas y algo de madera, dando paso a un final seco y duradero.

En mi opinión son cervezas de gustos muy parecidos, a mí me gusta especialmente la Rosé de Gambrinus por el gusto de las frambuesas, ambas tuve la posibilidad de probarlas en barril y creo que las dos son sublimes, con una acidez bien integrada y con los matices de las frutas muy presentes.