humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Francia

Sainte Cru Sex, Ale and Rock N’ Roll

De mi viaje por Francia del pasado mes de junio me traje unas cuantas cervezas, todas ellas elaboradas en el país vecino, algunas con mejor resultado que otras pero en general no estuvo mal. Una de las cerveceras que más me llamó la atención fue Sainte Cru, marca fundada en el año 2012 por Vivien Remond en la ciudad Colmar en la zona de la Alsacia. Como muchos otros Vivien comenzó elaborando cerveza en casa en lotes de 20 litros, pronto se pasó a los 80 litros y cuando decidió comenzar su aventura elaboraba lotes de 600 litros. Actualmente tiene un equipo que le permite elaborar lotes de 20 hl. Vivien reconoce sentirse inspirado por cerveceras como Brewdog o The Kernel.

Del viaje me traje dos de sus cervezas, pero me gustó especialmente su Sex, Ale and Rock N’ Roll, una Imperial IPA con un 8,5% ABV elaborada con lúpulo Columbus.

SanteCruSexAleAndRockNRoll

En la copa se muestra con un color anaranjado, bastante turbia y una capa de espuma blanca, cremosa y duradera. En la nariz destacan las frutas tropicales, encontramos matices de mango y melocotón, resina, pino y pomelo. En la boca es amarga, resinosa, se aprecian matices de melocotón y pino, se deja notar algo el alcohol, tiene un cuerpo medio y un final amargo y astringente.

En mi opinión es una Imperial IPA interesante, bastante resinosa y algo afrutada, desentona un poco hacia el final el alcohol, pero sin ser nada exagerado, fue una grata sorpresa, además por lo general los franceses no suelen trabajar demasiado estos estilos. Yo os recomiendo que si tenéis ocasión no la dejéis escapar.

Valoracion_7

Anuncios

Viaje a Francia (III). Tours

Los días sucesivos transcurrieron más o menos igual, visitas a muchos de los castillos y pueblos del Valle del Loira con alguna que otra sorpresa en forma de cerveza. Como ya comenté en la segunda entrega, en todo momento existía alguna alternativa de cerveza artesana con la que compartir el almuerzo, ya fueran cervezas locales o clásicas cervezas belgas. Es muy curioso ver además que en muchos de los castillos de la zona en la tienda de suvenires había cerveza artesana, aunque no me animé a probar ninguna de ellas.

V&B Vins Et Bieres

V&B Vins Et Bieres

La base la teníamos en la ciudad de Tours, donde teníamos apuntados un par de locales más a visitar. El primero era una tienda especializada, llamada V&B Vins Et Bieres, una cadena que tienen varios locales repartidos por Francia, están especializados en cervezas alemanas, belgas y algunas francesas. El local situado a las afueras de la ciudad es como un supermercado de cerveza, tiene unas 350 referencias donde no falta ninguno de los clásicos belgas y alemanes, casi todos factibles de conseguir en nuestro país. Me llamó especialmente la atención la gran cantidad de cervezas Lindemans que tenían, parece que por esta zona son auténticos fans.

Tienda de Le Gambrinus

Tienda de Le Gambrinus

Mi idea era comprar algunas cervezas francesas desconocidas para mí, la sorpresa llegó cuando a la hora de preguntarle a alguno de los dependientes ninguno tenía mucha idea y lo más sorprendente es que ninguna hablaba más de media palabra en inglés. Como anécdota comentar que a la hora de pagar nos tuvieron que escribir el precio por no saber decirlo en inglés, sorprendente cuanto menos. Sin ayuda de los dependientes y sin conexión a internet me dejé guiar un poco por la intuición y los estilos y me traje una buena remesa de cervezas francesas. También disponen de una barra con algunos grifos, pero en esta ocasión decidimos no tomarnos nada allí.

Para la última tarde dejamos pendiente una visita a la cervecería Le Gambrinus, situada muy cerca de la estación de tren es un amplio local que cuenta además con tienda propia, un par de estanterías llenas con cervezas francesas y grandes marcas europeas como De Molen, Mikkeller… entre otras. Además disponen de 10 grifos donde tienen una buena selección de cervezas europeas.

Moinette Blonde

Moinette Blonde

El local tiene una zona a la entrada con algunas mesas altas y un salón interior con más mesas, también tienen una pequeña terraza en la parte de atrás que muy amablemente nos indicó el camarero y donde acabamos sentándonos para degustar unas cervezas. La primera fue la Amarillo de Molen, llevaba días sin probar una IPA y necesitaba una ración de lúpulo, ni que decir tiene que me supo a gloria, amarga, resinosa, herbal y cítrica con una buena base de caramelo, lo más curioso fue la “tapa” que nos pusieron, un pequeño bol con malta, sorprendente.

La segunda ronda fue para la Rodenbach Rosso, una Flandres Red Ale muy fresca, con matices de frambuesas y cerezas, notas ácidas, algo de madera y levadura con un fondo dulce que con el calor que hacía se bebía sola. Finalmente para acabar me pedí una Moinette Blonde de Brasserie Dupont, una Belgian Strong Ale con un 8,5% ABV con notas de caramelo, azúcar, levadura, pan y notas cítricas bastante buena.

Con esto pusimos fin a nuestra estancia en el Valle del Loira, no fue un viaje pensado en la cerveza, pero vengo gratamente sorprendido con la importancia que le están dando al producto. Tengo en la despensa unas cuantas botellas que se vinieron conmigo, en futuros posts os iré hablando de ellas.

Viaje a Francia (II). Tours

Después de hacer una noche en Burdeos el viaje continuó hacia el norte al día siguiente, nuestro destino final y campamento base era la ciudad de Tours, desde allí nos moveríamos en coche para visitar los muchos castillos y pueblecillos de las orillas del rio Loira.

Cerveza local de Brasserie L'Aurore

Cerveza local de Brasserie L’Aurore

He de reconocer que no tenía demasiadas esperanzas de que fuera un viaje con protagonismo cervecero, sabía que la zona y el país es más reconocido por el vino, pero para mi sorpresa en todos los lugares a los que acudimos a comer o a tomar algo siempre existía una alternativa a las clásicas cervezas industriales, lo cual ya dice mucho. Esto comencé a descubrirlo muy pronto, este primer día, en un pueblo llamado Villandry donde paramos a ver el primer castillo de la ruta aprovechamos para comer, la población es muy pequeña aunque turística. Nos decidimos por un pequeño restaurante, donde para mi sorpresa disponían de 4 variedades diferentes de cervezas locales. Obviamente no lo dudé dos veces, la elección fue una Turone Blonde de la Brasserie de L’Aurore, una cerveza con un 6,5% ABV con matices de pan, caramelo, especias y miel, fácil de beber y bastante buena, especiada, con notas de pimienta y miel en la boca.

Una vez instalados en Tours decidimos ir a dar un paseo por el centro de la ciudad, por cierto además muy recomendable, calles y edificios te transportan unos cuantos años atrás. A la hora de acercarnos a tomar unas cervezas nos decantamos por la cervecería Les Berthom, una franquicia con varias sedes en Francia que aparecía como principal referente cervecero de la ciudad.

Cervecería Les Berthom en Tours

Cervecería Les Berthom en Tours

La visita es muy recomendable, aunque solo sea por ver la decoración, por dentro recrea perfectamente un pequeño pueblo, con calles y casas sin que falte el más mínimo detalle. Sobre las cervezas la oferta es única y exclusivamente belga, no faltan los clásicos y casi todas las referencias de Lindemans, cervecera a la que son muy aficionados en esa zona.

Durante el rato que pasamos en este local me tome una Vedett Extra Ordinay IPA, una IPA de estilo belga con un 6% ABV muy aromática con matices cítricos y herbales, notas de melocotón, pan y levadura, no era nada del otro mundo pero cumplía perfectamente.

Cervecería Les Berthom en Tours

Cervecería Les Berthom en Tours

La segunda ronda fue para un clásico, La Chouffe, ambas de barril, una Golden Ale con un 8% ABV con notas dulces, matices de caramelo, miel y melocotón, en la boca es dulce, acaramelada, con notas de pan, bizcocho, miel y melocotón, una opción que nunca falla.

A la hora de buscar un sitio para cenar tras pensarlo un poco nos decantamos por un restaurante en el que todos sus platos están elaborados a base de queso, y nuevamente como pasó en la comida a la hora de pedir la bebida nuevamente me quedé sorprendido cuando el propio camarero me ofreció cerveza artesana. En esta ocasión desconocía la marca, así que me dejé sorprender, la cerveza en cuestión resultó ser Loirette 7,5 una Belgian Ale elaborada por la cervecera Pigionelle con sede en una población cercana, la cerveza en sí es acaramelada, con matices de pan, bizcocho, notas florales y levadura, se bebe muy fácilmente, pero resultó ser la más floja del día.

Después de un día así he de decir que me cambió bastante la percepción del panorama cervecero francés, el cual creía por debajo del nuestro, pero a día de hoy es algo que ya no tengo tan claro. Las cervezas no eran las mejores del mundo ni mucho menos, pero si me gustó el apoyo que le dan a su producto local, algo de lo que deberíamos aprender. En la próxima entrega os hablaré de algunos locales más que visitamos por la zona, pero eso será la próxima semana.

Viaje a Francia (I). Burdeos

Hace unas semanas nos tomamos un descanso y nos escapamos unos días a Francia, el destino era la zona del valle del Loira. Aprovechando el viaje en coche decidimos hacer una parada en Burdeos, a penas teníamos una tarde pero fue suficiente para conocer el centro de la ciudad y tomar contacto con algunas cervezas francesas.

Tienda La Cave des Moines

Tienda La Cave des Moines

Después de una pequeña odisea con el coche por las calles de Burdeos (los semáforos llegan a ser desesperantes en esta ciudad), llegamos al hotel, aprovechamos para comer y nos dirigimos al centro, esta vez en tranvía. Nada más llegar nos encontramos con la primera referencia de cerveza, justo en la estación que nos bajamos se encontraba el bar The Frog & Rosbif, en aquel momento estaba cerrado pero lo ojeamos un poco por fuera y vimos que elaboraban su propia cerveza, así que era un buen candidato para pasarse más tarde.

En Burdeos tenía como referencia una tienda especializada llamada Bordeaux Beer Shop de la que había leído buenas críticas por internet, por la información que mostraban en su web no faltaban las grandes referencias europeas y algunas clásicas americanas, pero mi interés en este viaje era probar y comprar cervezas francesas y probar algunas referencias locales. Después de un tranquilo paseo por el centro de Burdeos, decidimos acercarnos a esta tienda, el centro de Burdeos no es demasiado grande así que nos acercamos andando. Cuando llegamos nos llevamos un chasco, justo ese día la tienda estaba cerrada.

Equipo de elaboración de The Frog & Rosbif

Equipo de elaboración de The Frog & Rosbif

Por suerte a escasos metros de allí descubrimos otra tienda de cervezas, La Cave des Moines, y esta si estaba abierta, entramos y vimos que tenía una buena cantidad de cervezas sobre todo europeas y en concreto belgas, vimos que también tenían cervezas de Naparbier, de las que nos comentó el responsable de la tienda que se vendían muy bien y que recientemente habían estado en Pamplona visitando la fábrica. Preguntamos por cervezas francesas, nos recomendaron algunas, varias de ellas ya las conocía y además se ven habitualmente por aquí, así que me cante por comprar unas pocas botellas de otras referencias desconocidas, y un par de botellas de cervezas locales, elaboradas en Burdeos.

Frog Beer Kersplat!

Frog Beer Kersplat!

Con la mochila llena y con el calor que hacía decidimos acercarnos a The Frog & Rosbif, el brewpub que habíamos visto a nuestra llegada, teniendo cerveza propia me llamaba más la atención que cualquier otra cervecería típica. A esa hora ya estaba abierto, tiene una pequeña terraza pero decidimos entrar y beneficiarnos del aire acondicionado. Es un local amplio que recuerda a una taberna alemana, una gran barra preside la sala con varias mesas y bancos que llenan el local, al fondo tienen un pequeño equipo de elaboración con capacidad para 500 litros, lo que les permite elaborar sus propias cervezas. En la carta tenían varias referencias, la mayoría de ellas en barril. Empecé probando la Kersplat! una Wheat Ale con un 4% ABV de color amarillo pajizo, con aroma a pan, cereal, trigo, especias y flores, fácil de beber con notas especiadas y leve punto cítrico en boca, que me dejó muy gratamente sorprendido.

Frog Beer London Porter

Frog Beer London Porter

Mientras degustaba la cerveza me fijé que en los posavasos hablaban de esta cerveza que había sido premiada ese mismo año en la Dublin Craft Beer Cup con una medalla de bronce, junto con otra de sus cervezas, la Wham! una American Pale Ale con un 4,5% ABV que se convirtió en la segunda opción. Una cerveza de color dorado, limpia, con una corona de espuma blanca cremosa, muy aromática con notas cítricas y de melocotón, fresca, amarga, con notas herbales y cítricas en la boca, otra grata sorpresa. No contento con esto me decidí por una más, me fijé que otra de las cervezas que recomendaban era una Black IPA, pero que lamentablemente no estaba disponible, así que me decanté por una Porter que estaban estrenando y que servían con hand pump, llamada London Porter con un 4,8% ABV. En la copa se mostraba con un color marrón oscuro casi negro y una fina capa de espuma blanca, en la nariz se apreciaban maltas tostadas, chocolate, cacao, bizcocho y caramelo, en la boca matices de caramelo quemado, cacao, chocolate, regaliz y leves notas ahumadas, el resultado una porter sensacional que además fue la que más me gustó de todas.

Barajaos la posibilidad de cenar allí mismo, pero el precio de la comida nos pareció bastante elevado para lo que ofrecían, así que con este buen sabor de boca decidimos poner punto y final a nuestro primer contacto con la cerveza artesana en Francia.

Cata de Cervezas Artesanales Francesas II

En la segunda sesión de la cata celebrada el pasado lunes día 11, ofrecida por 59 Las Cervezas del Norte, tuvimos la oportunidad de saborear otras once cervezas francesas. CervezasFrancesasII_01Todas provenientes de regiones del Norte de Francia, a las que Antony Plaquin consiguió acercarnos con sus conocimientos. En esta ocasión, las elegidas fueron Les Ambrees y Les Triples.

La primera que nos sirvieron fue la Ambrée D´Esquelbecq, una Bière De Garde con 5,8% ABV, elaborada en la Brasserie Thiriez. Una cerveza con espuma muy ligera y poco duradera, de color cobrizo, con poco aroma, CervezasFrancesasII_02y sabores puros de levadura y maltas, que la acercan al estilo, pero sin mucha intensidad, ni duración. A continuación fue la Bavaisienne Ambrée, Bière De Garde con 7% ABV, también ámbar oscura y poco efervescente, con más intensidad aromática de cereal, pan y frutos rojos. Pero un sabor muy ligero, en el que se llega a apreciar el amargor del lúpulo. Es una cerveza bastante completa, con mejor aroma que sabor, procedente de una pequeña fábrica con muchos años de tradición, que posiblemente desaparezca si nadie continúa con ella, Brasserie Theillier. Al ser tantas cervezas, CervezasFrancesasII_03pasamos rápidamente a la tercera la Cuivrée de Mormal, otra Bière De Garde de la misma fábrica que la anterior, con 8% ABV, tiene un aspecto más oscuro con una efervescencia similar. Los aromas no son tan intensos, pero sí más melosos. Y en boca presenta sabores muy complejos, en los que se aprecia la alta graduación alcohólica, dejando muy buen equilibrio final con toques amargos, dulces y torrefactos.

Continuamos la cata con otras dos Bière De Garde más, CervezasFrancesasII_04primero probamos la Jenlain Ambrée, con 7,5% ABV, de la Brasserie Duyck, situada en la población que le da nombre, es la primera cerveza de la fábrica, que la elabora desde 1922. Con mejor presencia, se trata de una cerveza muy redondeada y compleja. Con alta intensidad de sabores duraderos a malta, que la hacen idónea también para cocinar. Pasamos a La Bracine Ambrée, una cerveza de fermentación lenta fabricada por la Brasserie Pays Flamand, con 7% ABV, de color amarillo anaranjado, con cierta turbidez y espuma duradera. Con intenso aroma a levadura y cereales, y sabor refrescante a maltas. CervezasFrancesasII_05Llegados a este punto hicimos un breve receso para poder asimilar lo que venía después.

Una vez regresamos todos a nuestros lugares en la sala, nos sirvieron una cerveza de la Brasserie Au Baron, una Saison St. Médard Ambrée, con 7%ABV. De color ámbar anaranjado, de espuma fina y persistente, con aroma afrutado, con poco cuerpo, pero muy dulce y afrutada. Con un final rápido que deja un cierto amargor. CervezasFrancesasII_06La siguiente con la que variamos el estilo fue una Bière Speciale hecha para celebra las próximas navidades, la Bellerose De Nöel, de la Brasserie Des Sources, con 7% ABV. Color cobrizo oscuro, de aspecto claro, con aromas intensos, presenta toques cítricos y resinosos secos. Curioso contraste del amargor de los lichis y el dulzor picante del jengibre.

Para finalizar aún nos quedaban cuatro, y comenzamos con Vieux Lille Triple, otra Bière De Garde de 8,5% ABV, CervezasFrancesasII_07de la Brasserie Des Sources. De color mucho más claro que la especial, y algo mayor turbidez, tiene intenso aroma a levaduras y cereales, con un cierto toque cítrico y especiado. Igualmente el sabor es intenso, comienza con especias y canela, para terminar con un delicioso toque anaranjado. La siguiente Triple fue la Vivat Triple, de la Brasserie Historique De L´Abbaye Du Cateau, con 8,3% ABV, diría que más cerca de una Blonde que de una Triple, pero de gran calidad aromática y gustativa. Deja cierta acidez, similar a la de los vinos blancos jóvenes, con un característico toque a enebro. La penúltima fue La Bracine Triple, de Pays Flamand, con 9% ABV, una cerveza que podría ser muy redonda y compleja, pero que no encontramos en su punto óptimo de degustación. Y para rematar la sesión abrieron las Jenlain Or, de Duyck, con 8% ABV, de estilo Blonde, aspecto claro y color amarillo dorado, con espuma ligera que permanece. No aporta gran intensidad aromática, pero tiene un final complejo, agradable y duradero, que la convierten en una cerveza bastante comercial.

Una vez más compartimos estas cervezas con nuestros amigos de la Cervecería L’Europe, Cervecería Alquitara, Labirratorium, y La Buena Pinta. Y cómo no, con nuestro anfitrión Antony, a quien agradecer la invitación al evento y traer estas especialidades de nuestra vecina Francia.

¡Saludos!

Cata de Cervezas Artesanales Francesas I

El pasado lunes día 4 gracias a una invitación por parte de Javier de La Tienda de la Cerveza, tuve la oportunidad de acudir a la primera sesión de una cata de cervezas artesanales francesas, traídas a Madrid por Antony Plaquin responsable de 59 Las Cervezas del Norte. La cata celebrada en el céntrico local madrileño Ole Lola, CataFrancesas_01estaba dividida en dos sesiones, la primera de ellas el lunes 4, la segunda hoy lunes 11, en la primera sesión las cervezas elegidas eran Les Blondes/IPAs y Les Brunes.

En esta primera parte de la cata pudimos probar un total de 13 cervezas, sobre cada una de ellas Antony se encargaba de darnos unas pequeñas explicaciones y a continuación los asistentes las probábamos y rellenábamos una hoja de cata CataFrancesas_02donde se nos preguntaba también si nos había gustado la cerveza y si considerábamos que podría tener cabida en el mercado español.

Después de las presentaciones llegaba el momento de comenzar la cata, abrimos boca con la Vivat Blonde de la Brasserie Historique de l’Abbaye du Cateau, una Bière de Garde con un 6,5% ABV, cerveza de color anaranjado, con una fina capa de espuma blanca, aroma a caramelo, CataFrancesas_03levadura, heno y manzana. En la boca es seca y amarga, con notas especiadas, caramelo, manzana, heno y ligeras notas cítricas, con un cuerpo y una carbonatación en su justa medida. Una cerveza que pasó con más pena que gloria por nuestra mesa, pero rápidamente llego la segunda fue la Cuveé des Jonquilles de la Brasserie Au Baron, otra Bière de Garde con un 7% ABV, una cerveza de color anaranjado, turbia, ligeramente más clara que la anterior, muy aromática con notas de plátano, caramelo, CataFrancesas_04azúcar moreno, levadura y cítricos. En la boca entra dulce, ligeramente ácida y seca, con matices de caramelo, plátano, pera y levadura, de cuerpo medio y carbonatación media, superó con creces a la anterior, y fue la primera gran sorpresa de la noche.

Seguíamos con las Bière de Garde, llegaba el turno a la tercera, La Bavaisienne Blonde de Theillier con un 7% ABV, cerveza de color ambarino, con escasa espuma blanca, con aroma a plátano, caramelo, levadura, CataFrancesas_05y unas notas metálicas un tanto desagradables, que nos hizo pensar que no estaba en sus mejores condiciones. En la boca era seca, muy amarga, con notas de caramelo, cereal, heno, levadura y de nuevo esa presencia metálica desagradable, personalmente para mí fue una de las perores de la cata.

Con la cuarta descubríamos la Brasserie Thiriez, y en esta ocasión era una Saison con un 6,5% ABV, CataFrancesas_06la Blonde D’Esquelbecq de color anaranjado, y espuma blanca cremosa, aroma dulce, con notas de caramelo, hierba y miel. En boca es seca, con matices de cáscara de naranja, notas herbáceas, caramelo y levadura, de final seco y persistente.

Con la quinta en discordia llegaba otra de las grandes sorpresas de la noche, la Bellerose Bière Blode Extra de la Brasserie Des Sources, nuevamente una Bière de Garde con un 6,5% ABV. Cerveza de color oro, CataFrancesas_07con espuma blanca jabonosa, aroma a heno, jengibre, flores, especias, manzana y levadura. Seca en la boca, amarga, con presencia de jengibre, caramelo y levadura.

Para acompañar las cervezas nos sirvieron varios platos, todos ellos muy ricos, las siguientes fueron por un lado La Bracine Origine de la Brasserie du Pays Flamand, Bière de Garde con un 7,5% ABV. Cerveza anaranjada, con un intenso aroma a caramelo, levadura, galleta y notas herbales. CataFrancesas_08En la boca es seca, se nota el alcohol, con sabor a caramelo, azúcar moreno y notas herbales del lúpulo, con un final seco y astringente. Por otro lado, otra que pasó sin pena ni gloria, la Jenlain Blonde de Duyck, otra Bière de Garde con un 7,5% ABV, aroma a levadura, manzana y pan, en la boca es dulce, con presencia de caramelo, azúcar y notas de manzana, se hace muy empalagosa en la boca.

Con la octava y la novena hacíamos un cambio de tercio, llegaban las IPAs, CataFrancesas_09la primera con un 8% ABV, la Anosteke Blonde de la Brasserie du Pays Flamand. De color anaranjado claro, con aroma a caramelo, plátano, galleta, levadura y cítricos. En boca es seca, con presencia de caramelo y levadura, dulce, con un final seco, pero que poco se parecía a una IPA. Sin embargo la siguiente, una Imperial IPA con un 8,5% ABV, la Dalva de la Brasserie Thiriez, compensó con creces la anterior, color ambarino, con aroma a caramelo, cereal, pino, hierba y resina. CataFrancesas_10En la boca es resinosa, amarga y seca, con notas herbáceas y de caramelo, muy bien compensada con un final seco y duradero. Posiblemente la mejor de la noche.

También de la Brasserie Thiriez probamos la Etoile du Nord, una Saison con un 5,5% ABV, de color ambarino y espuma blanca, jabonosa y persistente, aroma simple, con matices de levadura y notas herbáceas. En la boca es amarga, descompensada, seca, con notas herbales, caramelo y notas cítricas, de final seco, cuerpo medio y carbonatación media.CataFrancesas_11

Otra de las que calló de Duyck fue la Jenlain Tenebreuse, Bière de Garde de 7% ABV, de color cobrizo oscuro, con notas de caramelo, frutos secos, pasas y cereal. Dulzona y amarga en la boca, con recuerdos de caramelo, levadura y torrefactos, de cuerpo medio/entero y carbonatación media.CataFrancesas_12

Ya bien entrada la noche llegaron por fin las dos últimas de la cata, la primera la Anosteke Brune con 8,5% ABV, cerveza marrón oscuro, con espuma blanca, matices de café, caramelo y regaliz, con más café, regaliz y cacao en la boca. Y finalmente rematamos con la Bière de Garde de Au Baron, la Saison Saint Medard con un 7% ABV, destacaba por sus matices de caramelo y levadura, dulce en la boca, con cuerpo ligero/medio y baja carbonatación.CataFrancesas_13

Esto fue todo lo que dió de sí la primera de las sesiones de la cata, una larga y entretenida velada que tuve la ocasión de compartir con Juan Antonio y Álvaro de Labiratorium, Guillermo de The Beer Garden Store y Javier de La Tienda de la Cerveza, fue un placer compartirlo con vosotros y con el resto de presentes.

Hoy día 11 tiene lugar la segunda sesión, con otras 10 cervezas más, en esta ocasión las elegidas son Les Ambrees y Les Triples, ya veremos que nos depara.