humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Estocolmo

Viaje a Suecia (II). Estocolmo

La segunda jornada en Suecia estuvo dedicada casi íntegramente al Stockholm Beer and Whisky Festival del que ya os hablé en esta entrada. No obstante aunque el viaje fue más bien una visita fugaz no queríamos dejar pasar la oportunidad de visitar algunos de los locales cerveceros más reconocidos de la ciudad. Decidimos salir un poco antes del cierre de puertas del festival y apurar las últimas cervezas en la ciudad.

Akkurat uno de los templos cerveceros mundiales

Akkurat uno de los templos cerveceros mundiales

La primera parada fue en el Omnipollos Hatt un local propiedad de la cervecera Omnipollo situado en la zona del Sofo. Es un local pequeño, bastante pequeño diría yo, tiene una barra no muy grande y algunas mesas altas, en cuanto a la oferta cervecera cuenta con 10 grifos con cervezas propias y algún que otro barril de importación. Además de las cervezas tiene una buena oferta en pizzas, tienen un horno de leña propio y elaboran pizzas caseras, a un precio bastante bueno por cierto. Probamos la Zodiak una IPA con un 6,2% muy cítrica y resinosa, amarga y seca muy interesante, también la Leon una Pale Ale de estilo belga seca, afrutada con matices de levadura y también la Nebuchadnezzar una Imperial IPA con 8,5% ABV cítrica, amarga, resinosa y con un buen fondo de caramelo. Para acompañar las cervezas nos pedimos un par de pizzas que por cierto estaban muy buenas, sin duda una visita muy recomendable. Mientras apurábamos las últimas cervezas coincidimos allí con cerveceros de Brew By Numbers, Brewdog, Lervig y Põhjala con los que charlamos un rato.

Bodega de Akkurat

Bodega de Akkurat

Cuando terminamos las cervezas decidimos ir a tomarnos las últimas en el que está considerado uno de los templos cerveceros mundiales, Akkurat, situado muy cerca de Omnipollos Hatt, apenas 5 minutos andando. Akkurat es un local bastante grande, desde fuera no llama especialmente la atención, pero una vez que cruzas la puerta ya te haces perfectamente una idea de lo que te puedes encontrar. El local tiene varias estancias, con mesas para poder acomodarte más tranquilamente o comer algo y una barra bastante grande.

Collaboration Ale Not Litigation

Collaboration Ale Not Litigation

Hay disponibles 40 grifos y entre ellos puedes encontrar casi de todo y para todos los gustos, pero destacan especialmente las Cantillon, aquel día tenían pinchada la Bruocsella, así que sin pensarlo ni un minuto yo me pedí una pinta de esta maravilla. Mientras degustaba la cerveza conversamos un poco con el camarero y le pedimos la carta de las cervezas de bodega, aquí es donde encuentras las auténticas maravillas de Akkurat, eso sí prepara la cartera.

Como queríamos rematar la estancia en Suecia a lo grande nos decantamos por la Uncle Jacob’s de Avery, pero el camarero nos dijo que ya no estaba disponible, así que nos decantamos por la Collaboration Not Litigation de Avery y Russian River, la que está considerada la primera colaboración de la historia. Una Belgian Strong Ale con un 8,9% ABV con matices de caramelo, miel y chocolate muy buena.

Con esto pusimos fin a dos días muy intensos en Suecia, un país que merece mucho la pena visitar tanto a nivel turístico como a nivel cervecero, y por supuesto Akkurat es un templo donde alguna vez hay que ir.

Anuncios

Crónica del 24º Stockholm Beer and Whisky Festival

La pasada semana tuve la oportunidad de asistir a la 24 Edición del Stockholm Beer and Whisky Festival, uno de los más importantes de Europa y del mundo en materia de cerveza. El festival se desarrolla durante dos fines de semana seguidos (jueves, viernes y sábado), yo tuve la oportunidad de estar solo uno de los días, algo insuficiente para un festival de estas características, pero incluso después de vivir la experiencia me atrevería a decir que los seis días se hacen poco.

Las cervezas nacionales también estuvieron presentes, Bidassoa, La Quince y Sweet Dreams

Las cervezas nacionales también estuvieron presentes, Bidassoa, La Quince y Sweet Dreams

El festival se celebra en pabellones cerrados, un total de tres, uno solamente para cerveza, otro para cerveza y comida y un tercero para whiskys y destilados. El funcionamiento no tiene nada que ver con las típicas ferias que conocemos, ni siquiera como con otros festivales como Borefts o Zythos. Aquí la gran mayoría de los puestos los ocupan distribuidores, montan grandes stands, muy vistosos y llenos de grifos y neveras, la mayoría de las cervezas están disponibles en botella y además son exclusivamente para degustar allí. Hay algunos puestos montados por las propias cerveceras, sobre todo las locales, pero en general son minoría.

El puesto de la Asociación de Cerveceros Americanos fue uno de los más concurridos

El puesto de la Asociación de Cerveceros Americanos fue uno de los más concurridos

La organización proporciona una copa de 33 cl, con medidas de 5 cl y 15 cl, además de una guía con los stands disponibles y un plano con la situación. Dependiendo del tamaño y la cerveza el precio varía, pero no es un festival barato ni mucho menos, los tastings de 5 cl rondan entre 20 y 30 coronas y los 15 cl de 30 a 50 coronas, aunque hay algunas que pueden llegar a las 80 o 100 coronas, los profesionales sin embargo cuenta con una acreditación lo que les permite tener acceso a todos los tastings que quieran gratis. Hay varios puntos de lavado de copas por todos los pabellones, lavabos habilitados y además del restaurante situado en uno de los pabellones hay varios food trucks en el exterior con comida disponible durante toda la jornada.

En cuanto a las cervezas la mayor parte son de origen sueco y sobre todo americano, con una buena representación de belgas e inglesas, tampoco faltan clásicas checas y alemanas, y claro también marcas industriales.

Una vez allí es casi imposible decirse, hay mucho por probar pero obviamente hay que seleccionar, se hablaba que en esta edición se superaban las 4000 referencias. En mi caso me decante por algunas cervezas suecas, belgas y una buena ración de americanas muy poco habituales en Europa.

Los stands y la imagen está muy cuidada

Los stands y la imagen está muy cuidada

No voy a comentar todas las que probé, voy a seleccionar las que más me sorprendieron. Si alguien tiene curiosidad por ver la lista completa la puede ver en mi perfil de untappd.

3 Fonteinen Framboos (botella). Es sin duda la cerveza más exclusiva de 3 Fonteinen, este lote estaba elaborado en 2014 con frambuesas Payottenland, es una cerveza ácida y bastante seca, con matices de madera, frutos rojos y levadura.
Pilsner Urquell Nefiltorvaný (barril). La mejor pilsner que he probado hasta la fecha, servida directamente del barril por gravedad, fresquísima, cremosa, con mucho cereal y una buena ración de Saaz que le dan un final amargo y duradero.
Ballastpoint Grapefruit Sculpin (barril). Se trata de la versión de la Sculpin IPA con pomelo, en esta versión el cítrico destaca mucho más, el pomelo está muy marcado y deja un final amargo y persistente.
Omnipollo Zodiak (barril). Una de las mejores cervezas que he probado de los suecos, es una IPA elaborada con Simcoe, Citra y Centennial, muy aromática, cítrica y afrutada y que además se bebe muy bien.
Victory DirtWolf (botella). Imperial IPA resinosa y amarga, con matices de pomelo y pino, espectacular de lo mejor que he probado de Victory.
Chimay Bleue 1997 Edition (botella). Una cerveza con 18 años de guarda, en perfecto estado, muy equilibrada, sublime.
Rogue/North Coast/Deschutes Class of 88 (botella). Una Barley Wine triple colaboración entre tres grandes, se trata de una cerveza dulce y acaramelada con el alcohol bien integrado y con buena presencia de lúpulo.
Beavertown Lemon Phanton (lata). Una de mis cerveceras favoritas, esta Gose se bebe sola, con solo 3% ABV, ácida con matices de limón y cítricos.
Sierra Nevada Witbier Grapefruit (barril). Una Witbier sorprendente, destacan notas de cereal y cítricos, muy recomendable.
Modern Times Oneida (barril). Lo que había probado de esta gente me había gustado mucho y esta no fue una excepción, es una IPA de sesión ligera y cítrica, bastante aromática, para beber a litros.
Rodenbach Caractère Rouge Limited Edition Keg (barril). Edición limitada en keg, posiblemente la mejor de todas las que probé, muy redonda, con matices de frutos rojos, madera, notas de cereal y caramelo, perfecta.

Algunos cerveceros no quisieron perderse la cita

Algunos cerveceros no quisieron perderse la cita como es el caso de Oskar Blues

DC Brau On the Wings of Armaggedon (lata). Imperial IPA con 9,2% ABV, amarga y resinosa, con matices de cítricos, frutas tropicales, pino y caramelo, con un final amargo y duradero.
Siren Odyssey 001 (botella). Una Imperial Stout espectacular, con Bourbon y Brandy, con matices de café, torrefacto, chocolate, caramelo y notas licorosas.
Malmo Tender Foot WIPL (barril). Esta cervecera fue uno de los grandes descubrimientos del festival, esta India Pale Lager es genial, con matices de piña y cítricos, muy a tener en cuenta.
Avery Mephistopheles’ Stout (botella). La mejor forma de cerrar el festival, esta Imperial Stout con un 16% ABV, con notas de café, caramelo, cacao, chocolate, vainilla, una auténtica bomba.

La experiencia fue espectacular, es un festival al que hay que ir alguna vez, eso sí recomiendo prepararlo bien, saber un poco lo que se quiere probar y sobre todo llevar una buena cantidad de dinero. Ahora toca pensar en un nuevo festival de cara al año que viene, pero es muy muy difícil llegar al nivel del Stockholm Beer and Whisky Festival.

Salud!