humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Dubbel

Cata de Cervezas Envejecidas

La pasada semana gracias a Nicolás de la Cervecería L’Europe tuvimos la ocasión de poder catar ocho cervezas que había estado guardadas y olvidadas en el almacén durante varios años, algunas llegaban a superar incluso los 20 años de guarda. Entre las supervivientes había cervezas de St. Bernardus, La Trappe, Chimay y Grimbergen.

CataEnvejecidas_01Comenzamos la degustación por las dos cervezas de St. Bernardus, concretamente por una Tripel del año 1994, lo primero que llamó la atención fue que el color, se había vuelto más oscura y se mostraba con un color cobrizo más propio de una Dubbel, la espuma era casi inexistente, en la nariz se apreciaban matices de caramelo, pasas, higos, chocolate y moscatel, en la boca de nuevo aparecían notas de chocolate, pasas, frutos secos, pan e higos, el carbónico era casi inexistente, pero la cerveza estaba buena.

La siguiente también de St Bernardus fue la Pater 6 del año 1992, la más antigua de todas, al servirla mostraba un color marrón oscuro propio de las Dubbel pero de nuevo con una espuma prácticamente inexistente, en la nariz aparecen notas de caramelo, miel, pasas, tofe, flan, vainilla y chocolate, en la boca el carbónico era inexistente y se apreciaban matices de caramelo, vainilla y flan, en general no estaba mal pero se había conservado peor que la St Bernardus Tripel.CataEnvejecidas_02

Las dos siguientes pertenecían a la cervecera trapense de La Trappe, comenzamos por la Dubbel del año 1995, en la copa se mostraba con un CataEnvejecidas_03color marrón oscuro y una fina capa de espuma beige que desapareció muy rápidamente, en la nariz se apreciaban notas de caramelo, frutos secos, miel, chocolate y leves notas lácticas, en la noca de nuevo aparecía el chocolate, frutos secos, bizcocho y un leve punto picante, el carbónico era muy leve, pero la cerveza se había conservado bastante bien, para mi gusto de las mejores.

También de La Trappe probamos la Tripel del año 1994, al igual que había pasado con la de St Bernardus se había vuelto más oscura y presentaba un color marronáceo casi sin espuma, en la nariz se notaba ya bastante oxidada, CataEnvejecidas_04aparecían leves notas de moscatel y algo de chocolate, en la boca también chocolate, bombón y algo de caramelo, en este caso la conservación no le había sentado tan bien como a las anteriores.

Llegaba de nuevo otro cambio de cervecera, la tercera era Chimay, de quien probamos primero la Chimay Blanca del año 1993, CataEnvejecidas_05una cerveza de color cobrizo y una capa de espuma fina que no aguantaba demasiado, en la nariz aparecían notas de caramelo, miel, flores y recuerdos de naranja, en la boca de nuevo se apreciaban matices de caramelo, miel y tofe, sin duda fue una de las grandes sorpresas de la cata. La otra cerveza que probamos de Chimay fue la Roja del año 1993, esta cerveza no se encontraba en condiciones, se había vuelto muy turbia y con bastante poso, en la nariz se notaba oxidada con algo de caramelo, en la boca un regusto metálico que hizo que la dejáramos de lado.

Las dos últimas eran de Grimbergen, estas mucho más actuales, ambas del año 2006, primero probamos la Cuvee de L’Ermitage, esta tampoco había envejecido demasiado bien, en la nariz olía a cartón, se notaba muy oxidada, en la boca entre leves notas de caramelo se mezclaban notas ácidas no muy agradables. Para terminar lo hicimos con la Optimo Bruno, de color cobrizo oscuro, fina capa de espuma beige, en la nariz algo láctica y acaramelada, en la boca se apreciaban notas de miel, pasas, chocolate y algo de madera, no fue de las mejores pero había sobrevivido.

Anuncios

Cerveceras Clásicas. Stift Engelszell

Hace un par de semanas estrenaba en el blog una sección dedicada a cerveceras americanas, sinónimos de modernidad, tecnología, frescura… Con algo de retraso, hoy estreno una sección que se encuentra en el lado opuesto, aquí os hablaré de cerveceras con historia, tradición y experiencia. En definitiva, dos formas bien distintas de entender la cerveza.

Esta primera entrega nos lleva a un pequeño pueblo de Austria llamado Engelhartszell an der Donau, esta localidad de apenas 1000 habitantes se encuentra situada en el valle alto de río Danubio. La localidad se divide a su vez en ocho pueblos y es en el denominado Engelszell donde se encuentra la abadía Stift Engelszell, que es además una de las diez abadías del mundo que producen cerveza trapense.

La Historia

StiftEngelszell_logoLa abadía fue fundada en el año 1293 por el obispo Bernhard von Prambach de la Orden Cirtesciense, pero no fue habitada hasta dos años después por monjes que venían de la abadía cercana de Wilhering. La abadía cayó en deterioro durante la Reforma Protestante, pero nuevamente en el año 1618 los monjes de Wilhering evitaron su desaparición. En el año 1590 los monjes que habitaban la abadía comenzaron a elaborar cerveza. El peor momento llegó en el siglo XVIII cuando el emperador José II cerró la abadía en el año 1786 para ser utilizada como fábrica y residencia.

No fue hasta el año 1925 cuando fue refundado como monasterio trapense por monjes alemanes de la abadía Notre-Dame d’Oelenberg. En el año 1931 asciende a la categoría de abadía, y P. Gregorius Eisvogel se convierte en el primer abad. En el año 1939 la abadía fue secuestrada por la Gestapo y 73 monjes tuvieron que huir, tras la guerra 23 monjes regresaron junto con otros 15 monjes trapenses alemanes de la mano del abad Benno Stumpf. Desde 1995 Mariano Hauseder es el abad que convive junto con otros siete monjes. En el año 2012 le llegó el reconocimiento con la adjudicación del sello trapense.

Las Cervezas

Actualmente la abadía produce tres cervezas diferentes. La primera que lanzaron al mercado fue la Gregorius llamada así en honor a P. Gregorius Eisvogel, que fue el primer abad de la historia del monasterio. Desde el año 2013 elaboran la Benno, el nombre está puesto en honor al abad Benno Stumpf, bajo su liderazgo se renovaron los edificios, y por último hace muy poco comenzaron a comercializar la Nivard, cerveza que se hizo para conmemorar el 250 aniversario y que inicialmente se iba a llamar Jubiläumsbier, pero tras la muerte del padre Nivard, decidieron cambiarle el nombre.

StiftEngelszell_01

Comenzamos hablando de la Benno, esta cerveza es una Dubbel de Abadía, con un 6,9% ABV, en la copa se muestra con un color cobrizo oscuro, turbia, con algo de poso y una corona de espuma blanca jabonosa de retención media, desprende un agradable aroma dulce, hay notas de caramelo, miel, bizcocho, flores, compota de manzana, melocotón y vainilla. En la boca es dulce, el caramelo es la nota predominante, aparecen también matices de miel, bizcocho, flores, notas herbales y algo de levadura, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final seco.

StiftEngelszell_02

Por su parte la Gregorius es una Quadrupel con un 9,7% ABV, en la copa aparece con un color marrón oscuro casi negro, con una fina capa de espuma beige, cremosa que no aguanta mucho y algo de poso en suspensión. En la nariz desprende un intenso aroma, aparecen matices de pasas, ciruelas, chocolate, caramelo, bizcocho, algo de café, regaliz y notas licorosas. En la boca tiene una entrada dulce, el caramelo, las pasas y las ciruelas marcan el camino, dando paso a matices de chocolate y bizcocho, el alcohol se nota hacia el final, pero sin ser algo exagerado, tiene un cuerpo entero, carbonatación media y final dulce e intenso. No es tan buena como algunas del mismo género, pero sigue siendo muy buena, esta botella era del primer lote que llegó al mercado en el año 2012, y la guarda le había sentado muy bien.

Naparbier Avant-Garde Belgian Ale Dubbel 2013

Si existe una cervecera nacional que no deja indiferente a nadie esa sin duda es Naparbier, los navarros son posiblemente a día de hoy la cervecera referente en España y ya en muchos lugares de Europa. Sus elaboraciones nunca dejan de sorprendernos, hoy os voy a hablar de lo que es su último proyecto. Bajo el nombre de Avant-Garde, Naparbier va a lanzar una serie especial y limitada de cervezas donde como ellos mismos dicen darán rienda suelta a su creatividad, y experimentarán con envejecimiento en distintas barricas. Como veréis también, la imagen y el diseño al que nos tenían acostumbrados ha cambiado totalmente para este proyecto.

AvantGardeDubbel_01

La primera de las elaboraciones de la gama Avant-Garde es la Belgian Ale Dubbel 2013, una Dubbel con un 8,4% ABV, un clásico estilo belga original de la Edad Media que rompe totalmente con el camino seguido hasta el momento por Naparbier.

AvantGardeDubbel_02

En la copa presenta un color marrón oscuro, con ligera turbidez, escasa burbuja, espuma beige, jabonosa y de poca retención. En la nariz es afrutada, destacan matices de pasas, ciruelas y frutos rojos, destacan también matices dulces de las maltas, caramelo y miel, con toques torrefactos de fondo. En la boca es dulce, con protagonismo de las pasas y las ciruelas, frutos rojos, notas licorosas, caramelo y notas torrefactas. Tiene un cuerpo medio y una carbonatación baja/media, dejando un regusto dulce muy agradable en la boca.

En mi opinión una Dubbel fantástica que demuestra que no solo de lúpulo vive Naparbier, un excelente trabajo de los navarros, es imprescindible probar y por supuesto repetir, por ponerle una pega le falta un poco de carbonatación, pero el estilo está perfectamente representado en esta cerveza. Si esta es la primera de las elaboraciones de la gama Avant-Garde no quiero ni imaginar cómo será lo que nos espera, se me hace la boca agua solo de imaginarlo.

Dubbel dulce, con notas de pasas, ciruelas, frutos rojos y caramelo.

Valoracion_9_5

Entrega de Premios I Concurso de Homebrew de La Tienda de la Cerveza

PremiosLTC_01El primer concurso de hacer cerveza organizado por La Tienda de la Cerveza, llegó a su fin el pasado sábado 5 de Octubre, con la entrega de premios. El jurado formado por Fernando Campoy (Cerveza Domus), David Castro (Cervezas La Cibeles), Bob Maltman (Cerveza Dawat) y Alex Schmid (Naturbier), votaron las cervezas en una cata organizada en el local, a comienzos de esa misma semana. El día de la entrega de premios la tienda estaba un poco más rebosante de cerveceros de lo habitual, y no era para menos. Hubo premios para todos los participantes y cerveza para todos los asistentes, exceptuando a los menores, que tuvieron bastante con hincarle el diente a los suculentos aperitivos, ofrecidos por Javier Llorente, el maestro de ceremonias.

Tras agradecer a todos la asistencia y/o participación, Javier comenzó a entregar los premios de consolación. PremiosLTC_02En total eran 27 participantes, repartidos en tres estilos cerveceros: India Pale Ale, Doble Abadía e Imperial Porter. De los que resultaron ganadores siete, solo uno en el estilo de Doble, debido a las contaminaciones, y tres en cada una de las otras categorías. El nombre de los ganadores por orden de entrega fue el siguiente:

Para el Estilo Doble Abadía:

1º premio: Rafael Mingo

Para el Estilo Imperial Porter:

3º premio: Samuel Liviano

2º premio: Alberto Calabrese

1º premio: Mariano Mateo (Cerveza Arriaca)

Para el Estilo India Pale Ale:

3º premio: Gonzalo Pérez (Humulus Lupulus)

2º premio: Glenn Schippers (Galago Craft Beer)

1º premio: José Angel Santiago (Cerveza Arriaca)

PremiosLTC_03Y por último se entregó el premio del campeón de campeones, la cerveza con la mejor nota de cata, que resultó ser la Porter de los chicos de Cerveza Arriaca, presentada por Mariano Mateo.

Todo hay que decirlo, ese día nuestro queridísimo Gonzalo no cabía en sí de gozo. No lo veía así desde la última vez que fuimos a visitar una fábrica de cerveza. Lleva poco tiempo haciendo cerveza casera, y ya ha ganado un premio, aunque sea un tercer puesto. Posteriormente supimos que la cerveza de Glenn sacó la misma nota, pero en un desempate acabó llevándose el 2º premio de las IPAs. Por desgracia, el belga afincado en Galicia, no pudo acudir a recoger su premio. Tampoco pudo asistir Samuel Liviano, cuyo premio fue recogido por su compañero y amigo Alberto Calabrese, ganador también.

Quiero dar la más solemne enhorabuena a todos, por el trabajo y el esfuerzo realizado. Y cómo no, agradecer a Javier la invitación al evento, y a Meli, Adrián y Roberto que estuvieron al pie del cañón, en todo momento. Espero que sea el primero de muchos concursos cerveceros.

¡Salud!

Cata de Cervezas en el Salón de Gourmets 2013

Porque más vale tarde que nunca, me decido a escribir una entrada y estrenarme en el blog de Humulus Lupulus. Y por la misma razón, empiezan a verse cervezas artesanales en la Feria Internacional de Alimentación y Bebidas de Calidad, más conocida como Salón de Gourmets. SalonGourmet_3Y porque más vale tarde, tarde empezó la cata de iniciación, ofrecida en primicia en el salón por JAB, de Labirratorium, en colaboración con Tibor Doménech, de bar ANIMAL, el pasado martes, 9 de Abril, a la que por desgracia Gonzalo no pudo asistir.

Mientras la sala se llenaba, tras una breve introducción muy bien desarrollada por Juan Antonio, empezamos por la Blanche de Namur fabricada por Brasserie du Bocq, una cerveza belga de trigo estilo Witbier, ganadora del World Beer Awards en su categoría, en varias ocasiones. Rubia muy carbonatada, con cierta turbidez que desaparece si no está fría, contiene toques cítricos y especiados. Se trata de una cerveza refrescante, que se bebe muy bien, ya que solo tiene un grado de 4,5% ABV y un inapreciable amargor de 12 IBU.

Seguimos con la que a mí más me gusta, no solo por ser de las nacionales, la Dougall ́s 942, una American Pale Ale de Cervezas Dougall ́s, cuyo nombre indica el prefijo de su tierra, Cantabria. SalonGourmet_1Con una graduación de 4,2% ABV y 55 IBU. De aspecto dorado, bastante cristalina en esta edición, con intenso aroma a lúpulo, toques cítricos amargos y fruta madura. El amargor es muy agradable al gusto y las maltas resultan refrescantes. Muy recomendable, no pude resistirme a dejarla en la botella.

En tercer lugar probamos una Westmalle Trappist Dubbel, que como su nombre indica es una Doble Trapense belga, hecha en la abadía trapista de Westmalle. Con un color mucho más tostado que las anteriores y más alta graduación alcohólica: 7% ABV. Desprende aromas a frutos rojos, y en boca es muy suave, con sabor a chocolate.

Por último degustamos una Anchor Porter venida desde San Francisco, una American Porter que podríamos calificar como Robust Porter. Se trata de una cerveza fuerte, a pesar de tener 5,6% ABV. Tiene espuma persistente de color marrón, es negra y densa. Desprende aromas a torrefactos y maltas, y en boca se aprecia una ligera acidez. Una cerveza de gran éxito en nuestro país, y una ventana para asomarnos al inmenso mundo de las cervezas de calidad californianas.

SalonGourmet_2Ya solo quedaba agradecer a Juan Antonio y a Tibor, habernos ofrecido esta divertida cata gratuita, que a mi compañero gourmet, Jose, le sirvió para introducirse en este universo, de lo que vienen siendo las cervezas de verdad.

Gracias por acompañarme en esta jornada culinaria, que rematamos asistiendo a un  showcooking,  sobre el uso de la cerveza en la mesa. Ofrecido por el chef Luis Alonso y moderado por Fernando Iglesias, responsable de calidad de mercado de Hijos de Rivera, S.A. en el que pudimos catar su Estrella Galicia (cerveza oficial del salón) 1906 Red Vintage, una Red Ale hecha siguiendo la antigua receta de la familia Rivera de su “Especial Extra”, llamada entonces “La Colorada”. Con nada menos que 8% ABV, se caracteriza por su equilibrio y cremosidad. Aroma a cereales tostados. Amargor suave y refrescante de principio a fin. La combinación de maltas y lúpulos gallegos hace que esta cerveza sea más suave que su homónima, la Estrella Galicia 1906. Recomiendo beberla con precaución.

Muchas gracias a Gonzalo por la invitación a escribir en su blog, es todo un honor para mí.

SALUDos!!!