humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos por Etiqueta: Asam Bock

Weltenburger Kloster Asam Bock

Durante el mes pasado se celebraba en El Corte Inglés la Feria de Alimentos Europeos 2013, este año contaban con una buena selección de cervezas clásicas alemanas, belgas e inglesas, algunas de ellas de muy buena calidad como es el caso de la Weltenburger Kloster Asam Bock, con una nota de 99 en Ratebeer.
El monasterio de Weltenburger está situado en la región alemana de Kellheim, en la zona de Baviera, en un marco incomparable a las orillas del rio Danubio. Este monasterio fue fundado por monjes escoceses de la orden de Santa Columba en el año 617, en el año 800 se convierte a la orden benedictina, no fue hasta el año 1050 cuando en el monasterio se funda la Klosterbrauerei Weltenburg y comienzan a hacer cerveza, se disputan junto a Weihenstephaner el honor de ser la cervecera más antigua del mundo. Entre 1716 y 1739 los hermanos Asam construyeron la iglesia de estilo barroco dedicada a San Jorge, restaurada entre 2003 y 2005. En el año 1803 el monasterio se disuelve durante la secularización de Baviera parando la producción de cerveza hasta 1846, y no fue hasta 1913 cuando se convirtió de nuevo en monasterio bajo la orden de San Jorge. Desde 1973 la cervecera es gestionada por Bischofshof Brewery Regensburg.

WeltengurgerKloster_AsamBock_1

Actualmente fabrican 10 tipos de cerveza, algunas de ellas con varios premios. La Weltenburger Kloster Asam Bock es una Dunkler Doppelbock con un 6,9% ABV, en el año 2009 ganó la medalla de oro en los Premios DLG. El nombre y la imagen de la etiqueta son en honor a Cosmas Damian Asam, pintor y arquitecto de la época del barroco, conocido por trabajar junto a su hermano Egid Quirin Asam.

WeltengurgerKloster_AsamBock_2

En el vaso presenta un color marrón oscuro casi negro, con espuma de color beige muy fina y de muy poca retención. El aroma es dulce, afrutado, con notas de pasas, caramelo, maltas torrefactas y un fondo de café y chocolate. En la boca es una cerveza dulce con matices de caramelo, frutas negras, pasas, maltas tostadas y chocolate. El final es dulce y ligeramente amargo, de carbonatación media y cuerpo medio/entero, se nota la presencia del alcohol que va dejando una sensación de calor en la boca.

Doppelbock dulce, afrutada, con notas de caramelo y maltas tostadas, con cuerpo y presencia de alcohol.

Valoracion_8_5