humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos en la Categoría: Secciones

Cerveceras Americanas. Dogfish Head Brewery

Este mes en la sección Cerveceras Americanas el destino elegido es el estado de Delaware, el segundo más pequeño de Estados Unidos, situado en la región del Atlántico Medio en la costa este. Según los datos publicados en el año 2014 en todo el estado solo hay un total de 11 fábricas, situándolo en uno de los últimos puestos del ranking, sin embargo tienen una renta per cápita del 1,6 por cada 100.000 habitantes, con un crecimiento del 20% respecto a 2013. La producción anual llegó a los 239000 barriles lo cual no está nada mal para la poca cantidad de fábricas que tienen. La fábrica más conocida de la región es Dogfish Head de la que hoy hablamos, pero destacan otras como Iron Hill Brewery o Mispillion River Brewing.

La Historia

DogfishHeadLogoLa historia de esta cervecera comienza en el año 1995 cuando su fundador, Sam Calagione, abre las puertas del primer brewpub del estado, Dogfish Head Brewings & Eats al lado de la playa en Rehoboth Beach, la idea era traer cervezas originales, comida original y música original. El equipo que tenían era muy pequeño, prácticamente a nivel de homebrewer, con él podían elaborar lotes de 12 galones, unos 45 litros. Cuando el restaurante comenzó a funcionar elaboraban 3 lotes al día 5 días a la semana, lo que suponía unos 2700 litros al mes. Las primeras recetas eran muy básicas, lo que acabó por aburrirles y acabaron introduciendo ingredientes nuevos, fue aquí donde comenzó a desarrollarse la filosofía de la marca, “cervezas excéntricas para gente excéntrica”.

Pronto la demanda subió y el equipo de 12 galones se quedó muy pequeño. Decidieron ampliar el equipo de producción a uno 30 veces mayor al que tenían. La demanda seguía creciendo y pronto se interesaron en sus cervezas desde otros lugares de Estados Unidos. En el año 1996 deciden comenzar a embotellar su Shelter Pale Ale, y un año después deciden montar su propia línea de embotellado en unas instalaciones fuera del restaurante. En el año 1999 habían llegado a una docena de estados. En el año 2002 deciden trasladar su producción fuera del restaurante y la llevan a Milton a unas instalaciones de unos 10000 metros cuadrados, al mismo tiempo en la segunda planta del brewpub montan una destilería donde elaboran, vodka, ron y ginebra.

En la actualidad producen más de 20 millones de litros al año y están en 25 estados de los Estados Unidos además de en muchos países de Europa. Recientemente abrieron un hotel muy cerca del brewpub y cuentan con tres cervecerías dos en el estado de Virginia y una en Maryland. Este año además la marca cumple su 20 aniversario.

Las Cervezas

Dogfish Head en su portfolio cuenta con un total de 9 cervezas que elabora de forma permanente durante todo el año, además tiene otra treintena de cervezas que elabora de forma ocasional y muchas más que elabora única y exclusivamente para su brewpub. Las cervezas que voy a comentar hoy pertenecen a su línea habitual.

DogfishHead60Minute

La primera de ellas es la 60 Minute IPA, una IPA con un 6% ABV y 60 IBU de amargor, cocinada durante 60 minutos con adiciones constantes de lúpulo durante toda la cocción. Es una cerveza de color anaranjado leve turbidez y corona de espuma blanca, cremosa y duradera. En la nariz encontramos notas cítricas y tropicales, aparecen matices de pomelo y melocotón, flores, resina y pino. En la boca tiene un amargor moderado, encontramos matices de pino, pomelo, resina y algo de caramelo, se bebe muy bien, tiene un cuerpo medio y un final amargo y duradero.

DogfishHead90Minute

Una de las cervezas mejor valoradas de Dogfish Head es la 90 Minute IPA, una Imperial IPA con un 9% ABV y 90 IBU de amargor, al igual que la anterior con adiciones constantes de lúpulo pero en este caso durante 90 minutos. En la copa se muestra con un color anaranjado, leve turbidez y una corona de espuma blanca, cremosa y duradera. En la nariz destacan frutas tropicales, mango y melocotón, pomelo y caramelo. En la boca es amarga y resinosa, nuevamente destacan las notas cítricas y tropicales, matices de pino y caramelo, está bien equilibrada, tiene un cuerpo medio y un final amargo y duradero.

DogfishHeadPaloSantoMarron

Para finalizar lo hacemos con Palo Santo Marron una American Strong Ale con un 12% ABV y 90 IBU de amargor, está envejecida en barricas de Palo Santo, un tipo de madera originaria de Paraguay. En la copa se muestra con un color marrón muy oscuro, casi negro y una corona de espuma marrón claro, cremosa y muy duradera. En la nariz destacan especialmente notas dulces y acarameladas, miel, vainilla, tofe y bizcocho, en la boca es dulce, se nota el alcohol, aparecen notas torrefactas, café, madera, maltas tostadas y caramelo, tiene un cuerpo entero y un final dulce y duradero.

Anuncios

Tecnología Cervecera. Limpieza de Grifos

Seguro que más de uno alguna vez se ha encontrado alguna cerveza en mal estado servida del grifo de algún bar o cervecería. Cuando pasa esto el cliente o el propio camarero muchas veces achaca este defecto a un problema de fabricación, cuando en ocasiones la realidad es bien distinta, la cerveza debe cuidarse hasta el último momento. Recientemente han surgido algunas polémicas con algunos locales nuevos precisamente por el estado de las cervezas. ¿Un problema de fabricación?, no, un problema de limpieza.

Hoy en día hay grandes profesionales detrás de las barras de las mejores cervecerías del país que saben cuidar y tratar el producto para que esté siempre en las mejores condiciones. Pero por desgracia esto no siempre es así, el boom de la cerveza ha hecho que mucha gente se anime a probar suerte en el negocio, en muchos casos con falta de formación y conocimiento.

Sistema de limpieza por bombeo manual

Sistema de limpieza por bombeo manual

Desde el punto de vista de una cervecería hay dos factores clave para que la cerveza esté siempre en las mejores condiciones, por un la conservación, los barriles deben estar siempre guardados en cámaras refrigeradas y por otro lado aún más importante, la limpieza de las líneas y los grifos.

La limpieza debe abarcar siempre desde el pinchador del barril, la manguera de la cerveza hasta el grifo dispensador. Este proceso debe realizarse siempre en cada cambio de barril o como mucho 12/15 días después de haber pinchado una cerveza, de lo contrario el riesgo de que se generen moho o bacterias es muy alto. Para limpiar las líneas y grifos no es suficiente con el uso de agua caliente, sino que han de utilizarse detergentes y productos químicos especiales que se pueden encontrar fácilmente en el mercado y posteriormente aclarar con agua los restos del producto.

Sistema de limpieza por bombeo a presión

Sistema de limpieza por bombeo a presión

En el mercado podemos encontrar kits de limpieza desde los más sencillos, con bombas manuales, pensados para homebrewers de tal forma que bombeando manualmente consigues que la solución salga desde un tanque por una tubería conectada directamente al grifo y pase por todo el circuito. Existen otros kits que son de bombeo a presión, que constan de una tanqueta de unos 5 litros, las hay con diferentes tipos de cabezales según las necesidades, de tal forma que usando el CO2 y abriendo el grifo conseguimos que la solución discurra a través de las líneas y salga por el grifo limpiando así todo el circuito. Por último el más profesional es un sistema de recirculación eléctrico, que permite limpiar varias líneas a la vez utilizando una mayor presión gracias al motor eléctrico y arrastrando así una mayor cantidad de suciedad incrustada.

Nuevos equipos de limpieza eléctricos más profesionales

Nuevos equipos de limpieza eléctricos más profesionales

Los cabezales y grifos se deben desmontar y sumergir en la solución limpiadora durante un tiempo que suele recomendar el fabricante, posteriormente se aclaran con agua y quedarán de nuevo listos para volver a usarse.

Aunque parezca lo contrario el proceso de limpieza de líneas y grifos no suele ocupar demasiado tiempo, además si es un proceso que se hace habitualmente evitaremos que se genere mucha suciedad y solo así serviremos siempre cervezas en perfecto estado para el consumo.

Maridajes. Carne Marinada en Cerveza

He de reconocer que una de las cosas que más me gustan de la llegada del verano son las barbacoas con la familia y amigos, generalmente acompañadas también de unas buenas cervezas. Hace unos días leí un artículo en la revista Draft Magazine donde se hablaba de como marinar carne en cerveza, una idea que me pareció fantástica para poner a prueba en una de nuestras barbacoas.

MarinadosConCerveza

El marinado con cerveza aporta sabor y jugosidad a la carne

El tipo de cerveza a utilizar depende en gran medida del tipo de carne que vayamos a elaborar. En el caso de la carne de pollo la recomendación es utilizar una Brown Ale con marcado carácter maltoso e incluso con matices de frutos secos, un buen marinado de esta carne permite conseguir un plato mucho más jugoso. Si lo que vamos a utilizar es carne de vacuno la recomendación es marinarla con un Coffe Stout con marcadas notas de café y torrefacto durante varias horas, en este caso el corte más recomendado es una pieza de falda. Si por lo contrario nos decidimos por carne de cerdo, lo más recomendable es utilizar una Pale Ale sin mucho carácter de lúpulo, una Smoke Porter o incluso una Porter con notas picantes, el corte más recomendable es la parte de la aguja.

La arrachera es un corte de res de origen mexicano ideal para marinar

La arrachera es un corte de res de origen mexicano ideal para marinar

El tiempo de marinado recomendable es de al menos una hora hasta un máximo de 12 horas. Para terminar os recomiendo que echéis un vistazo a este enlace donde nos proponen una receta de carne de ternera a la parrilla marinada con una Porter.

Fuentes: DRAFT Magazine y Kiwilimon.com

Cerveceras Americanas. Weyerbacher Brewing Co.

Este mes en la sección Cerveceras Americanas el destino elegido es el estado de Pensilvania, situado al noroeste de los Estados Unidos. En lo referente a cerveza es uno de los estados del este más importantes, acorde a los datos publicados en el año 2014 hay un total de 202 fábricas de cerveza repartidas por todo el estado, lo que supone una renta per cápita del 2,2 por cada 100.000 habitantes, con un crecimiento superior al 25% desde el 2013. La producción anual superó en el año 2014 los cuatro millones de barriles, siendo el estado con mayor producción de los Estados Unidos, por encima incluso de California. Entre las cerveceras más conocidas del estado se encuentran Victory, Sly Fox o Weyerbacher Brewing Company.

La Historia

LogoWeyerbacherWeyerbacher fue fundada en el año 1995 por Dan y Sue Weirback, y es precisamente del apellido familiar de donde surge el nombre de la cervecera, apellido de origen alemán procedente de los antepasados germanos que ocuparon la región hace 200 años y que fonéticamente sonaba como Weyerbacher.

Como sucede con casi todos los cerveceros Dan comenzó a elaborar cerveza en casa, era un gran fan de la cerveza artesana, pero fue Sue la que le empujó a abrir su propia fábrica de cerveza, la primera que abrieron estaba en el centro de Easton. Inicialmente comenzaron elaborando clásicos estilos Pale Ale o IPA, pero tan solo dos años después lanzaron su primera Imperial Stout con frambuesas, que a la postre se convertiría en una de sus cervezas mejor valoradas.

En el año 2001 se trasladaron de fábrica con unas mejores instalaciones e infraestructura lo que les permitió seguir creciendo y ampliar su exportación a 19 estados. En el año 2005 ampliaron su sala de cocción cuando adquirieron el equipo que tenía Victory Brewing Company. En el año 2007 cambiaron su línea de embotellado y posteriormente ampliaron de nuevo su sala de cocción. En el 2014 hicieron una colaboración con Naparbier quienes actualmente son los encargados también de importar sus cervezas a España.

Las Cervezas

En cuanto a las cervezas las elegidas para esta entrada pertenecen todas a la línea de cervezas habituales de Weyerbacher y están disponibles durante todo el año, se trata de Last Chance, Double Simcoe y Old Heathen.

WeyerbacherLastChance

La primera de ellas, Last Chance es una IPA con un 5,9% ABV y 60 IBU de amargor, elaborada con lúpulos Centennial, Cascade, Simcoe y Columbus es una cerveza solidaria ya que parte de su recaudación se dona a una empresa de rescate de animales. En la copa aparece con un color anaranjado, turbio y una capa de espuma blanca, cremosa de retención media, en la nariz se manifiestan matices de pino, resina, hierba, pomelo, flores, melocotón y caramelo. En la boca es amarga, seca y astringente, de nuevo aparecen notas de hierba, pino y pomelo, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final seco, amargo y duradero, representa totalmente el estilo de IPA de la costa este.

WeyerbacherDoubleSimcoe

La Double Simcoe es una Imperial IPA con un 9% ABV y 90 IBU de amargor, está elaborada únicamente con lúpulo Simcoe. En la copa se muestra con un color cobrizo, turbia y una corona de espuma blanca, cremosa de retención media, en la nariz se aprecian notas de hierba, pino, resina, también matices de pomelo y caramelo. En la boca es amarga y muy resinosa, destacan nuevamente notas de hierba y pino, también un punto cítrico de pomelo y leves notas de melocotón, se aprecia el caramelo, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final amargo y seco.

WeyerbacherOldHeathen

Finalmente la Old Heathen es una Imperial Stout con un 8% ABV y 23 IBU de amargor, está elaborada con lúpulos Perle y Fuggles y siete variedades de malta. En la copa aparece con un color negro opaco y una corona de espuma marrón oscuro, jabonosa de poca retención, en la nariz encontramos notas de caramelo, chocolate, tofe, vainilla y bizcocho. En la boca es amarga, se aprecian matices de café y cacao, chocolate, caramelo y notas herbales, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final amargo.

Cerveceras Americanas. Oskar Blues

Hoy retomamos la sección Cerveceras Americanas, en esta ocasión el destino elegido es el estado de Colorado, situado al oeste de los Estados Unidos conocido por tener los picos más altos de las Montañas Rocosas. Colorado es una de las cunas de la Craft Beer, según los datos publicados en el año 2014 hay un total de 257 fábricas en todo el estado, lo que supone una renta per cápita del 6,6 por cada 100.000 habitantes, número que prácticamente se duplicó en los últimos dos años. La producción de pasado año superó el millón y medio de barriles, lo que sitúa al estado como el tercero en el ranking de producción de todo Estados Unidos. Entre las cerveceras del estado encontramos referencias sobradamente conocidas como Great Divide, Avery, New Belgium o la que hoy nos ocupa Oskar Blues Brewery.

La Historia

OskarBlues_LogoLa historia de Oskar Blues comienza en el año 1997 cuando Dale Katechis funda en Lyons el restaurante Oskar Blues Grill & Brew. Tan solo un año más tarde Dale comienza a elaborar cerveza en el sótano del propio restaurante, y en 1999 ya recibe su primer galardón del Great American Beer Festival por su The Reverend Sandi’s Sinful Stout.

Una de las señas de identidad de la marca es que sus cervezas las envasa en latas, fue en el año 2002 cuando enlataron el primer lote de su Dale’s Pale Ale, además supuso en ese momento ser la primera cervecera Craft en utilizar este formato. Debido al gran éxito solo dos años más tarde ampliaron su línea de enlatado lo que les permitió ampliar su capacidad un 400%. En el año 2008 se trasladan a unas nuevas instalaciones en la ciudad de Longmont. En 2012 llegan a la producción de 100.000 barriles al año, y ese mismo año abren una nueva fábrica con capacidad de 50.000 barriles en Brevard en el estado de Carolina del Norte. En el año 2013 se convirtieron en la segunda cervecera más grande de Colorado y en la número 27 en Estados Unidos, empleando a 275 personas.

Las Cervezas

Debido al crecimiento de la fábrica en los últimos años algunas de sus cervezas han comenzado a llegar a Europa, por el momento parece que a cuentagotas pero será cuestión de tiempo que las podamos disfrutar más a menudo. Para la entrada de hoy he querido seleccionar tres de sus cervezas de la línea básica, se trata de Dale’s Pale Ale, Deviant Dale’s IPA y Old Chub.

OskarBluesDales

La primera de las tres, Dale’s Pale Ale es una American Pale Ale con un 6,5% ABV y 65 IBU de amargor, es una de las cervezas insignia de la marca, está elaborada con lúpulos Cascade, Columbus y Centennial. En el vaso aparece con un color cobrizo, limpia y una buena corona de espuma blanca, cremosa y duradera, en la nariz encontramos notas afrutadas, matices de melocotón, mango, pomelo, hierba y flores, en la boca es amarga, aparecen cítricos, melocotón, hierba y caramelo, tiene un cuerpo medio y un final amargo.

OskarBluesDeviant

La siguiente es la Deviant Dale’s IPA una IPA con un 8% ABV y 85 IBU de amargor, nació basándose en la Dale’s Pale Ale pero con una buena cantidad de lúpulo Columbus. En la copa se muestra con un color cobrizo, turbia y con una buena corona de espuma beige, cremosa y de buena retención, el aroma está dominado por notas de hierba y pino, aparecen también notas de caramelo y resina. En la boca es amarga y resinosa, encontramos matices de pomelo, hierba, pino y caramelo, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final amargo y persistente.

OskarBluesOldChub

Finalmente la Old Chub es una Scotch Ale con un 8% ABV, está elaborada además con malta ahumada lo que le da unos matices muy especiales. En la copa aparece con un color marrón oscuro casi negro, y una buena corona de espuma beige, cremosa y duradera. En la nariz es una cerveza dulce, aparecen notas de caramelo, miel, maltas tostadas, torrefacto, chocolate, pasas y un leve punto ahumado. En la boca encontramos notas de caramelo quemado, miel, pasas, ciruelas, chocolate, algo de café, leña y notas ahumadas, tiene un cuerpo medio/entero y carbonatación media.

Cerveceras Clásicas. Ayinger

Por tercera vez consecutiva en la sección Cerveceras Clásicas el protagonismo es para una cervecera alemana, tras Schlenkerla y Schneider Weisse en esta ocasión toca hablar de Ayinger otra cervecera de Baviera originaria de la ciudad de Aying.

La Historia

AyingerLogoLa historia de esta cervecera se remonta al año 1876 cuando Johan Liebhard compró una finca agrícola y forestal, Zum Pfleger, que tenía una taberna y una carnicería, junto a su esposa María deciden montar una fábrica de cerveza, algo habitual en aquella época donde había más de 6000 en toda Baviera. En el año 1877 comienzan las obras, y un año más tarde el 2 de febrero de 1878 sale la primera cerveza elaborada en Ayinger, debido a las condiciones climatológicas las cervezas las elaboraban entre St. Michael (29 de Septiembre) y St. George (23 de Abril). En el año 1900 se produce un hecho muy importante para el futuro de la fábrica, el ferrocarril llega a la localidad de Aying. Poco después Liebhard entregó la gestión de la fábrica a su hija María Liebhard y a su marido August Zehentmair. En el año 1910 Johan Liebhard fallece pero la fábrica siguió funcionando a buen ritmo hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial. Tras la guerra las cosas no mejoraron debido a la crisis económica y a un incendio que arrasó parte de la fábrica, la reconstrucción no se terminó hasta el año 1923, y tan solo tres más tarde montaron su propia línea de embotellado. En 1927 compraron su primer camión que les permitió llevar su cerveza a Múnich, a unos 25 km de Aying, en 1930 alcanzaron los 16.000 hl.

La llegada de los nacionalsocialistas hizo que el crecimiento de la cervecera se frenase, además en el año 1933 Zehentmair murió, la sucesión pasó a cargo de su hija María Kreszenz y su marido Franz Inselkammer, con la Segunda Guerra Mundial la producción se redujo hasta los 13.000 hl en 1950, pero en 1963 superaron los 76.000 hl. En 1953 Franz compró el Hotel Platz en Munich frente a la Hofbräuhaus lo que les dio un gran reconocimiento. En 1963 Franz Inselkammer II entra en el negocio como maestro cervecero quien se encarga actualmente de la gestión de la fábrica junto a su mujer Angela. Actualmente la producción supera los 140.000 hl al año.

Las Cervezas

Para la entrada de hoy he reservado tres especialidades de Ayinger, dos ellas, Jahrhundert Bier y Ur-Weisse pertenecientes a su línea de producción habitual, por su parte la Weizenbock pertenece a la línea de cervezas de temporada.

AyingerJahrhundert

La primera que voy a comentar es la Jahrhundert Bier se trata de una Dortmunder Export Lager con un 5,5% ABV, es una cerveza que se elabora desde el año 1978 y que se hizo para conmemorar el 100 aniversario de la fábrica, de hecho el nombre de la cerveza literalmente significa “Cerveza del Siglo”. En el vaso aparece con un color amarillo claro, limpio y una capa de espuma blanca, cremosa y duradera. En la nariz se aprecian notas de pan, cereal, flores y notas herbales. En la boca es ligera, de trago largo, aparecen matices de malta, notas de pan, grano, bizcocho, flores y notas herbales, tiene un cuerpo ligero y un final seco y algo dulce.

AyingerUrweisse

La segunda de las cervezas de la línea básica es la Ur-Weisse, una Dunkel Weisse con un 5,8% ABV. En el vaso aparece con un color cobrizo claro, más claro que las dunkel habituales, turbia y con una buena corona de espuma blanca, cremosa que se mantiene muy bien. En la nariz se aprecian las clásicas notas de plátano y clavo, también notas acarameladas y algo tostadas, pan y cereal e incluso con leves matices ahumados. En la boca se mezclan los matices de trigo y plátano con las maltas caramelizadas, se aprecian notas de pan tostado, cereal, frutas como ciruelas y melocotón y clavo, tiene una leve acidez, cuerpo ligero y carbonatación media, se bebe muy bien y deja una sensación dulce en boca.

AyingerWeizenbock

Finalmente tenemos la Weizenbock, una cerveza elaborada en invierno que tiene un 7% ABV. En el vaso se muestra con un color amarillo pálido, turba y con una corona de espuma blanca, cremosa y duradera. En la nariz encontramos notas de plátano, clavo, pan, cereal, caramelo y se intuye la presencia del alcohol. En la boca nuevamente las notas de plátano, clavo y pan son la nota predominante, encontramos algunos matices especiados y el alcohol también hace acto de presencia, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final dulce.

Cerveceras Americanas. Prairie Artisan Ales

En esta quinta entrega de la sección Cerveceras Americanas nos desplazamos hasta el estado de Oklahoma, situado en el Centro/Sur de Estados Unidos. Según los datos del 2014 Oklahoma es uno de los estados donde menos cerveceras hay, con un total de 21, lo que supone una renta per cápita del 0,6 por cada 100.000 habitantes. La producción del pasado año fue de poco más de 25.000 barriles lo que les sitúa entre los estados con menor producción. Entre todas las cerveceras destacan especialmente dos, The Willow Family Ales y de la que hoy hablamos, Prairie Artisan Ales.

La Historia

LogoPrairieLa cervecera fue fundada en el año 2012 por los hermanos Chase y Colin Healey. Pero todo comenzó mucho antes, cuando Chase estaba en la universidad y comenzó a elaborar cerveza en casa, cuando terminó sus estudios tuvo la oportunidad de trabajar para una cervecera en Oklahoma lo que le sirvió para ampliar sus conocimientos. Colin es un gran artista y era el encargado de diseñar las etiquetas para Choc Beer Co, una cervecera situada en Krebs, gracias a este contacto Chase tuvo la oportunidad de elaborar sus cervezas en la fábrica de Choc Beer, y fue en ese momento cuando nace Prairie Artisan Ales, como gypsy brewer.

Meses más tarde deciden trasladarse a Tulsa, para ello crean un crowdfunding con el fin de recaudar 10.000 $, pero las donaciones de la gente se duplican y esto les permite alquilar un local en Tulsa, comprar un pequeño equipo y montar una sala de barricas. En la actualidad están emprendiendo un proyecto para crear su propia fábrica, mientras tanto siguen elaborando en las instalaciones de Choc Beer.

Las Cervezas

En los últimos meses han comenzado a llegar a Europa algunas de las elaboraciones de Prairie, a pesar de no tener fábrica propia cuentan con un amplio portfolio de elaboraciones. Para esta ocasión he seleccionado la Prairie Standard y dos de sus elaboraciones especiales, Wine Barrel Noir y Pirate Bomb.

PrairieStandard

La primera de ellas es la Prairie Standard, una Farmhouse Ale con una buena carga de lúpulo, tiene un 5,6% ABV y 25 IBU de amargor, está elaborada con el lúpulo neozelandés Motueka. En la copa aparece con un color amarillo pajizo, turbia y una buena corona de espuma blanca, jabonosa de retención media que deja un buen rastro en la copa, en la nariz aparecen matices de heno, pan, cereal, manzana verde, establo, levadura, tierra, cítricos y algo de caramelo. En la boca tiene una entrada levemente ácida y seca, encontramos notas de pan, heno y cereal, matices terrosos de levadura, flores, cítricos, pomelo, hierba y manzana verde, tiene un cuerpo ligero, se bebe muy bien, carbonatación media y final seco y duradero.

PrairieWineBarrelNoir

La siguiente es la Wine Barrel Noir, en este caso es una Oatmeal Imperial Stout con un 11% ABV y 60 IBU de amargor envejecida en barricas de vino. Es una cerveza de color negro opaco con una generosa capa de espuma marrón, cremosa de buena retención, en la nariz desprende aromas de frutos rojos, madera, vino, vainilla, café, cacao y maltas tostadas. En boca tiene un punto levente ácido, aparecen matices de frutos rojos que recuerdan a frambuesas, vino, uva, café, cacao y chocolate, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final dulce y ácido.

PrairiePirateBomb

Por último tenemos la Pirate Bomb otra Imperial Stout esta vez con un 13% ABV y 65 IBU de amargor, envejecida en barricas de ron, elaborada con café, cacao, vainilla y chiles. En la copa aparece con un color negro opaco, con una fina capa de espuma marrón oscuro de poca retención, desprende un agradable aroma a vainilla, cacao, chocolate, tofe, bombón y caramelo. En la boca es cremosa, aparecen matices de caramelo, chocolate, cacao, vainilla, el picante de los chiles se aprecia pero está muy bien integrado, también algo de café, notas licorosas, madera y maltas tostadas, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final dulce y picante.

Historias de la Cerveza: Cerveza y Religión

Si hay algo en el mundo tan practicado como la religión, es beber cerveza. Y es que gracias a esta costumbre la humanidad ha conseguido sobrevivir y prosperar a lo largo de los siglos. A ella le debemos invenciones y descubrimientos tan importantes como el oxígeno, descubierto por Joseph Priestley, gracias al cual pudo inventar las bebidas con gas, o el descubrimiento de la levadura que llevó a Louis Pasteur a inventar la pasteurización y que a su vez es el origen de la microbiología, haciendo que años después el escocés Alexander Fleming inventase la penicilina, salvando con ello millones de vidas. Ya con la aparición de la bebida, en la civilización Sumeria inventaron pajita para sorber líquidos, ya que con ella evitaban ingerir los posos dejados tras la fermentación.

Ceres, diosa de la cerveza

Ceres, diosa de la cerveza

Pero estos hechos van más allá de lo terrenal. Si nos remontamos a 4.000 años antes de Cristo, fecha en la que data la primera inscripción que explica los procesos de elaboración de la bebida denominada Ka en la antigua Mesopotamia, encontramos el inicio de la parte mágica y mística de la cerveza con el himno de Ninkasi, diosa de la cerveza en aquella cultura. En el antiguo Egipto, se atribuía la creación de la cerveza a Osiris, dios del más allá, por lo que era costumbre ofrecérsela a los dioses en los ritos funerarios, al igual que sucedía en la antigua China, durante las dinastías Xia Shang y Zhou.

Son numerosos los pueblos que han tenido dioses y diosas de la cerveza, casi siempre asociados a la agricultura, las cosechas y la fecundidad, y se cree que ésta es la razón por la que la figura encargada de la producción en la antigüedad fuese la mujer. En babilonia llamaban Marduk al dios del Sol y la cerveza, Yasigui o Mdaba Mwana Waresa eran diosas africanas que estaban asociadas a la cerveza. Los celtas adoraban a Latis, los romanos a Ceres, en las mitologías báltica y eslava estos dioses eran llamados Ragutis y Ragutien. Y hoy día los belgas aún veneran a Saint Arnold de Soissons, patrón de los elaboradores.

St Sixtus

St Sixtus

Durante la edad media se consideraba más saludable que el agua al quedar libre de contaminaciones después de hervirse. Fue entonces cuando la industria cervecera en Europa quedó limitada a los monasterios, donde los monjes poseían tiempo y dinero para investigar y elaborar, llegando a dominar el comercio de este producto hasta el siglo XI. Actualmente solo quedan diez abadías de la orden trapense que siguen elaborando cerveza, una en Estados Unidos, otra en Austria, dos en Holanda y seis de ellas en Bélgica.

Desde el origen de las civilizaciones ha existido siempre un vínculo entre las creencias religiosas del hombre y, la fertilidad y el cultivo de la tierra, lo que implica que la cerveza al estar hecha con cereales provenientes de la agricultura, haya sido la ofrenda más empleada en la mayoría de los rituales funerarios, así como representar la actividad económica de muchos monasterios. Hoy día es una de las bebidas más populares y posiblemente la bebida de una nueva religión, el futbol.

 PD. Las fotos tienen sus respectivos derechos de autor

Cerveceras Clásicas. Schneider Weisse

Hoy retomamos la sección de Cerveceras Clásicas, en la pasada entrega hablamos de la cervecera Schlenkerla con sede en Bamberg, pues en esta ocasión seguimos en Baviera, un poco más al sur, en la ciudad de Kelheim para hablar de la mítica Schneider Weisse.

La Historia

SchneiderWeisseLogoLa historia de la cervecera Schneider Weisse comienza en el año 1872 cuando el rey Luis II vendió la exclusividad de elaborar cerveza de trigo, hasta ese momento era un derecho reservado a la realeza, a Georg I Schneider, fundador de la cervecera y creador de la receta original de Schneider Weisse junto a su hijo Georg II Schneider. Originalmente la fábrica se fundó en el Maderbräu en Munich con el nombre de G. Schneider & Sohn.

Tras la muerte de ambos la cervecera pasó a manos de Georg III Schneider hasta el año 1905, cuando tomó las riendas Mathilde Schneider y tras ella Georg IV Schneider. Durante la Segunda Guerra Mundial el edificio fue destruido por los bombardeos aliados, y en 1946 deciden trasladarse a la ciudad de Kelheim al norte de Munich. Desde entonces han pasado dos generaciones más, Georg V Schneider quien llevó a cabo una profunda remodelación de la fábrica que concluyó en 1998 y su hijo Georg VI Schneider actual propietario.

Las Cervezas

Para esta entrada he reservado una de las cervezas especiales que elabora cada año Scheneider Weisse, además de las ya clásicas conocidas todos los años lanzan alguna cerveza bajo la denominación Tap X, en este caso se trata de la Tap X Aventinus Eisbock Barrique, la Aventinus Eisbock de 12% ABV envejecida durante dos años en barricas de Pinot Noir francés.

SchneiderWeisseTapXAventinus

En el vaso aparece con un color marrón oscuro opaco, turbia y prácticamente sin espuma que además se desvanece muy rápidamente. En la nariz se aprecian notas de frutas negras y frutos rojos, pasas, ciruelas, cerezas, también algo de chocolate, caramelo, miel, uva, notas ácidas y madera. En la boca es seca algo ácida, se nota el alcohol, destacan matices de caramelo, uva, miel, pasas, ciruelas, cerezas, chocolate, madera, y recuerdos de vino, tiene un cuerpo medio y una carbonatación baja. Personalmente me quedo con la versión original, pero esta cerveza es cuando menos interesante.

Cerveceras Americanas. Founders Brewing Co

En esta cuarta entrega de la sección Cerveceras Americanas nos desplazamos hasta Michigan, estado del medio oeste situado en la región de los grandes lagos. En el año 2014 había registradas un total de 172 fábricas en el estado, lo que supone una retan per cápita de 1,7 por cada 1000.000 habitantes, con una producción de unos 600.000 barriles al año. En este estado encontramos cerveceras de la talla de Bell’s, Dark Horse, Jolly Pumpkin o de la que hoy hablamos Founders Brewing Co.

La Historia

FoundersLogoLa cervecera fue fundada en el año 1996 con el nombre de Canal Street Brewing Co por Mike Stevens y Dave Engbers, quienes decidieron dejar sus trabajos para montar su propia fábrica de cerveza. La fábrica está situada en Grand Rapids (Michigan) en un polígono industrial donde en el siglo XIX había varias fábricas de cerveza. Una de las etiquetas originales de la cervecera fue una foto en blanco y negro donde se veían las antiguas fábricas de cerveza de la calle Canal Street con la palabra “Founders”. Fue así como la cervecera comenzó a ser conocida como Founders Brewing Co.

En el año 2000 se había convertido en una de las cerveceras más importantes de Michigan, y comenzaron a exportar a 25 estados de Estados Unidos. En el año 2012 llegaron a producir 340.000 barriles de cerveza. Ganaron varias medallas en el World Beer Cup y en Great American Beer Festival. En el año 2014 el grupo Mahou-San Miguel se hizo con un 30% de la empresa, parece ser que con la intención de que les enseñen a hacer cerveza, lo cual no les vendrá nada mal.

Las Cervezas

Para esta entrada he seleccionado tres cervezas de Founders, una de ellas de su línea habitual que está disponible durante todo el año, la Centennial IPA y dos de sus cervezas especiales que solo están disponibles en determinados meses del año, Dark Penance e Imperial Stout.

FoundersCentennialIPA

La primera de ellas, la Centennial IPA es como indica su nombre una IPA monovarietal de lúpulo Centennial, tiene un 7,2% ABV y 65 IBU de amargor, es una cerveza de color cobrizo, limpia y una capa de espuma blanca, jabonosa de retención media. Desprende un agradable aroma cítrico, con notas de pomelo, naranja y melocotón, también encontramos flores y caramelo, en la boca es amarga, seca y resinosa, encontramos notas de pomelo, pino, caramelo y flores, tiene un cuerpo medio y un final amargo y resinoso.

FoundersDarkPenance

La Dark Penance es una Black IPA con un 8,9% ABV y 100 IBU de amargor, está elaborada con lúpulos Centennial y Chinook, es de color negro opaco y espuma de color beige, cremosa de buena retención. En la nariz podemos encontrar notas de cacao y café que se mezclan con notas herbales, pino y notas cítricas con especial protagonismo del pomelo, en la boca es una cerveza amarga, destacan las notas de café, torrefacto, cacao, pino, resina y algo de caramelo, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final amargo y duradero.

FoundersImperialStout

Por su parte la Imperial Stout tiene un 10,5% ABV y 90 IBU de amargor, fue ganadora de la medalla de bronce en el World Beer Challenge 2010, es una cerveza de color negro opaco con una fina capa de espuma marrón oscuro de retención media. En la nariz se aprecian notas licorosas, se nota el caramelo, bizcocho, también matices de café, algo de cacao y leves notas afrutadas, tiene un gusto amargo, se aprecian el café y las maltas torrefactas, también se intuyen notas de caramelo, bizcocho, pan tostado y notas licorosas, el alcohol se nota pero no desentona, tiene un cuerpo entero, carbonatación media y final amargo.