humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos en la Categoría: Opinión

Craft Beer, esa rentable minoría…

Recuerdo hace unos años cuando esto de la cerveza artesana comenzaba a hacer un poco de ruido, se escuchaban comentarios como “ahora la nueva moda son las cervezas”, “esas cervezas raras” o “eso que bebes no es cerveza”, o incluso “esto no tiene ningún futuro” de gente del propio sector. Por aquel entonces este mercado era un don nadie, hoy en día sigue siendo una pequeña minoría, pero no nos engañemos, las cosas han cambiado, no hay más que encender la televisión y ver como se habla de cervezas envejecidas en barrica, de lúpulos de hallertau o de maltas tostadas, definiciones que hace poco era práctimanete impensable su uso.

fragmento del anuncio de Budweiser durante la Super Bowl del año 2015

En el año 2013 por primera vez todas las cerveceras craft americanas juntas superaron en ventas a Budweiser en Estados Unidos. Algo que no sentó nada bien al gigante mundial, tal fue que  solo unos meses más tarde de aquella publicación el spot publicitario de la marca en la Super Bowl de 2015 cargaba duramente contra los productores de craft beer. Al mismo tiempo que AB InBev, por supuesto, seguía tratando de hacerse con el control de conocidas cerveceras craft americanas, Wicked Weed fue una de las últimas en unirse al grupo por un buen puñado de dólares. Otros grupos como Heineken o Duvel Moortgat también han invertido millones para compra de Lagunitas y Firestone Walker respectivamente.

Si nos centramos en el mercado español de todos es ya conocido el movimiento de Mahou-San Miguel adquiriendo el 30% de Founders Brewing y más reciente la adquisición del 30% de Avery Brewing. Cierto es que esto ha propiciado que ahora nos encontremos cervezas de Founders hasta en la sopa, y algunas buenas referencias se ven de forma más habitual por aquí como KBS o recientemente CBS, otra cosa ya son los precios, pero no voy a entrar en eso, ni en el hecho de que Founders había llegado a Europa hacía ya varios años como también lo ha hecho ya Avery.
Recientemente también anunciaron una inversión de 11 millones de euros en un brewhub en Córdoba, donde otras cerveceras podrán acudir a elaborar allí sus propias cervezas utilizando la tecnología más innovadora, según rezaba el comunicado de prensa. No contentos con eso además se autodenominan la cervecera española que más avanza en el impulso del mundo craft”. Todo esto lo que viene a demostrar es que cada vez hay más interés por parte del consumidor y se demandan más cervezas de calidad, y esto las grandes marcas lo saben y han visto un filón en ello. Mahou-San Miguel no son los únicos y hay otras cerveceras españolas que también han querido subirse a este tren, Ambar por ejemplo ha lanzado su línea de cervezas limitadas con cervezas muy diferentes a su línea habitual, una cerveza con diez variedades de lúpulos, una cerveza con jengibre… Alhambra también planea sacar su propia línea de cervezas especiales y seguro que vendrán más.

Con las grandes cantidades de dinero que mueven estas empresas en publicidad esto podría llegar a ser un gran impulso para el sector (incluso para los menos conocidos), y podría acercar al consumidor novel hacia la cerveza craft. Pero obviamente esto tiene una cara b, y es precisamente en la publicidad donde queda más patente. Últimamente es bastante habitual ver a prestigiosos chefs patrocinados por marcas de cerveza, cocineros de la talla de David Muñoz que reciben suculentas cantidades de dinero por ser imagen de marca, y por supuesto en sus establecimientos no encontrarás ni rastro de otra cerveza que no sea la que les representa, y no preguntes por ello, incluso les sienta mal (y hablo por experiencia propia). Esto se hace también patente en cientos de bares y restaurantes, donde los contratos de exclusividad de los mismos que se definen como “los que más impulsan el mundo craft”, y sus colegas del sector, vetan a otras cerveceras.

Esa pequeña minoría que supone la craft beer parece que se ha convertido en una mosca cojonera para los gigantes de la industria, que no han dudado ni un ápice a la hora de actuar como lobos con piel de cordero para así no perder ni un solo trozo de ese suculento pastel y estar presentes en todos los ámbitos del sector.

Anuncios

Resumen cervecero del 2017

Como cada principio de año y como viene siendo habitual las redes sociales y las webs especializadas se llenan de artículos recordando las mejores cervezas del año anterior y Ratebeer publica sus “premios” anuales, alguno de dudosa credibilidad o transparencia… Y aunque el blog el pasado año ha estado inactivo no quería dejar pasar la oportunidad de hacer un pequeño resumen de lo que ha sido mi año cervecero, más aun cuando en este sentido ha sido uno de los mejores años a nivel personal.

De entre todo lo que he bebido, qu eno ha sido poco, he querido seleccionar las 10 cervezas que más me han sorprendido y que más he disfrutado a lo largo del año. No necesariamente son las 10 mejores, aunque obviamente sí están entre las mejores.

Bottle Logic Fundamental Observation 2016

Bottle Logic Fundamental Observation 2016: Imperial Stout con 14,1% ABV, elaborada con cantidades ingentes de vainilla y envejecida en barricas de bourbon (Buffalo Trace, Four Roses y Heaven Hill). Cuando la consumí tenía algo más de 8 meses, la vainilla se había suavizado pero seguía estando presente, cremosa, con marcados matices de madera y bourbon, el alcohol presente pero sin desentonar, una cerveza sublime y muy redonda, la fama desde luego no es ninguna casualidad.

Cycle Trademark Dispute Green Label 2017: Parte de uno de los múltiples sets que la cervecera de Florida saca cada año, es una Imperial Stout elaborada con avellanas y envejecida en barrica de bourbon. De aroma intenso a avellana, chocolate y torrefacto, con mucha presencia de avellana en boca, la madera bastante marcada que se acentúa con matices de maltas torrefactas. Una de esas cervezas para disfrutar tranquilamente de principio a fin.

Toppling Goliath Assasin 2016: Tenía muchas ganas de probar alguna de las Imperial Stout de Toppling Goliath, pero conseguirlas no es tarea sencilla, por suerte tuve la oportunidad de probar la versión del 2016 en una reunión con amigos. Es una cerveza envejecida en barricas de whisky, con matices de cacao, maltas tostadas, torrefactos y algo licorosa, potente y robusta, menuda bestia!.

Cycle/Mikkeller DOS Brunch

Cylce/Mikkeller DOS Brunch: No tenía unas grandes expectativas puestas en esta cerveza y la sorpresa fue mayúscula, una gran colaboración entre Cycle y Mikkeller, una Imperial Stout elaborada con café Kopi Luwak, con marcados matices de maltas tostadas, torrefactos, caramelo, vainilla y café, notas de madera y bourbon, contundente, con la presencia de alcohol en su justa medida.

Lawson’s Sip of Sunshine: Cuando planeamos el viaje a USA, tenía claro que esta cerveza era una prioridad, y desde luego no me decepcionó ni un ápice. No se parece demasiado a las NEIPA actuales, es una Imperial IPA muy afrutada, con matices de pomelo, melocotón, albaricoque y mandarina, resinosa y con una buena dosis de amargor. Llevaba un tiempo un poco aburrido de las IPA, pero esta cerveza me hizo recordar muy buenos momentos.

Beer Geek Vanilla Shake Barrel Aged Bourbon 2016: Desde hace ya un tiempo evito consumir cervezas de Mikkeller, me resultan repetitivas y aburridas la mayoría de ellas, pero animado por las buenas críticas me dejé convencer y le di una oportunidad a esta Imperial Stout con vainilla y envejecida en barrica de bourbon. Desde el primer trago me quedé alucinado, no me esperaba algo tan bueno, matices de vainilla, chocolate y cacao, notas de madera y bourbon, estoy seguro que es la mejor cerveza de Mikkeller de lejos.

Laugar Aurrera Stanitsa

Hill Farmstead Birth of Tragedy: Lo más sorprendente de esta cervecera es como son capaces de dominar prácticamente todos los estilos que elaboran. Esta en concreto es una Imperial Porter con un 11% ABV envejecida en barricas de bourbon, muy cremosa y sedosa con matices de maltas tostadas, vainilla, café, bourbon y miel. Con cervezas como esta no es de extrañar que año tras año acaparen la gran cantidad de premios y reconocimientos que tienen.

Cantillon Lou Pepe Framboise 2014: Una visita al año a Cantillon es casi una obligación, el año pasado en una buena jornada en la fábrica probamos unas cuantas cervezas, pero esta concretamente me dejó impresionado, reconozco que no soy un gran fan de las lambics con frutas (me quedo con las Gueuze) y además es una cerveza que ya había probado, pero la verdad es que la Lou Pepe Framboise de este año es espectacular, con mucha fruta ácida y bien seca. Sublime!.

Hangar 24 Pugachev Smoked Maple: Imperial Stout con 14,4% ABV envejecida 6 meses en barrica de bourbon Heaven Hill y posteriormente otros 8 meses en barricas de bourbon con sirope de arce, el resultado una de las mejores cervezas que he probado, matices de chocolate, vainilla, sirope de arce, torrefactos, notas ahumadas, madera y bourbon, envasada en botella de 75 cl y se me haría escasa, sencillamente es perfecta.

Laugar Aurrera Stanitsa: No quería cerrar este resumen sin hacer referencia al producto nacional. El crecimiento de Laugar ha sido espectacular, tanto es así que considero que se encuentra entre las mejores cerveceras de Europa y esta cerveza es un claro ejemplo, una Imperial Stout con un 11,2% ABV elaborada con azúcar moscovado, matices de café y cacao se equilibran perfectamente con las notas dulces y acarameladas, la combinación es perfecta, brillante.

Salud!

Aquellas maravillosas West Coast IPA

Hace no demasiado tiempo hablar de una IPA era hacerlo de una cerveza dorada, prácticamente limpia o con una turbidez ligera, una generosa corona de espuma blanca y cremosa y sobre todo una bofetada de aroma y un intenso y duradero amargor en boca. Hoy cuando vamos a nuestra tienda habitual encontrarse con una cerveza así es casi una utopía, todo ha sido invadido por la enésima moda importada de los Estados Unidos y en las estanterías reinan las New England IPA o NEIPA, cervezas que cualquier parecido con sus predecesoras es una mera coincidencia, cervezas turbias, de colores pálidos que recuerdan a un zumo o un batido, de espuma casi inexistente, muy afrutadas tanto en nariz como en boca y hasta con matices dulzones.

NEIPA de Monkish

Personalmente no son unas cervezas que me atraigan demasiado, pero he de reconocer que las hay buenas, muy buenas. He tenido la suerte de poder probar elaboraciones de Tree House, Monkish, Cloudwater, Tired Hands, Alchemist, Other Half, The Veil… además de varias elaboraciones de cerveceras nacionales como Mad Brewing, La Quince, Soma o Grarage. Y aunque algunas de ellas me han gustado mucho, ninguna de ellas me ha llegado a impresionar como si me pasaba antaño.

En la comunidad cervecera y sobre todo entre los consumidores las IPA siguen siendo uno de los estilos más demandados, y obviamente si miramos esto como una estrategia comercial sin duda es un gran acierto. Yo como consumidor habitual creo que es un estilo donde ya está todo inventado, y creo que esta última vuelta de tuerca ha llevado a las IPA al “extremo”. Morning Advertiser publicaba hace unos días un artículo donde Garret Oliver hablaba sobre estas cervezas. Una de las cosas que decía es “si la pones en un estante por tres semanas, después de 10 días ya no será una buena cerveza“. Evidentemente esto puede parecer algo extremadamente exagerado pero si me baso en mi propia experiencia he de decir que no va del todo desencaminado. El pasado verano durante mi viaje por los Estados Unidos tuve la oportunidad de visitar Alchemist, Tree House y Trillium entre otras, y tuve ocasión de comprar las cervezas el mismo día que se enlataban y beberlas en perfectas condiciones sin ni siquiera llegar a perder la cadena de frio. Pero también he ido viendo la evolución de varias de ellas, hasta algunas llegar a ser consumidas un mes después, pues bien, tras 15 días la gran mayoría comienzan a experimentar cambios, los aromas comienzan a perderse, comienzan a hacerse más presentes matices dulces, una astringencia mayor y los sabores de la levadura se notan cada vez más, en algunas de ellas además se comienzan a ver unos posos bastante molestos. Obviamente no se puede decir que las cervezas después de un mes ya no estén en condiciones, ni mucho menos, siguen estando buenas, pero distan mucho de lo que son durante los primeros días. A la conclusión que llegué es que son cervezas creadas para el mercado local, y si lo vivies allí te das cuenta de que la gente va todas las semanas a comprar su pack para consumo diario, lo cual es un auténtico lujo.

Lawson’s Sip of Sunshine

Hace un par de años cuando nos llegaba una IPA americana con un mes de embotellado nos volvíamos literalmente locos y hoy un mes ya nos parece una auténtica locura. A esto precisamente es a lo que me refiero cuando hablo de que me parece un estilo llevado al extremo. Otra de las cosas que me llama mucho la atención, es ver cómo estas cervezas se desvanecen más rápidamente a pesar de que todas ellas se sirven en lata, no quiero imaginar lo que sería si estuvieran embotelladas.

Pero volviendo al principio, ¿qué ha pasado con las IPA y Doble IPA californianas? a mí me resulta cada vez más complicado encontrarlas, echo de menos aquellas cervezas amargas y resinosas. Incluso en el mercado nacional ya no se ven de forma tan habitual, aunque algunas siguen sobreviviendo y siguen estando tan ricas como siempre.

Durante el viaje por Estados Unidos además puedo decir que la cerveza que más me gustó fue Sip of Sunshine de Lawson’s, que poco o nada tiene que ver con una New England IPA. Lo cual es indicativo de que creo que a mí no me convencen las NEIPA, pero yo me pregunto ¿ha cambiado tanto la cerveza o hemos cambiado demasiado los consumidores?.

Salud!.

Una nueva etapa…

Ha pasado más de un año desde la última vez que me sentaba delante del ordenador para escribir una nueva entrada del blog y más de dos años desde que dejé de lado las publicaciones periódicas. Durante este tiempo no han sido pocos los que me han preguntado el motivo de haberlo dejado o los que me han pedido que volviese a escribir. No voy a negar que se me hace raro volver a estar aquí delante aporreando las teclas mientras se atempera la cerveza y fluyen las ideas, pero también cierto que hay muchos temas de los que me gustaría debatir. Si algo tiene el mundo de la cerveza a día de hoy es que cambia constantemente.

Pues bien, se puede decir que aquí comienza una nueva etapa de Humulus Lupulus, no sé cuánto tiempo va a durar, pero lo que sí tengo claro que es que va a ser diferente a la etapa anterior, tanto en contenidos como en publicaciones. Me gustaría enfocarlo más a temas de opinión pero sin descuidar las cervezas por supuesto, al fin y al cabo siempre ha sido la esencia de este blog, pero bueno esto es algo que se irá viendo con el paso del tiempo.

Espero al menos que esta nueva edición sea de vuestro agrado, y ya sabéis que estaré encantado de recibir opiniones, críticas y comentarios, al fin y al cabo esto no es más que un blog personal y cada uno tiene su propia forma de pensar.

Salud!