humulus lupulus

blog especializado en cerveza

Archivos en la Categoría: Eventos

V Congreso de Cerveceros Caseros Españoles ACCE

Este fin de semana se celebra en Torrejón de Ardoz el V Congreso anual de la Asociación de Cerveceros Caseros Españoles ACCE. El evento reunirá a más de 150 elaboradores de cerveza casera y están programadas un buen número de actividades a lo largo de todo el fin de semana.

ACCEM16

Para el viernes están programadas visitas a varias cerveceras madrileñas, además tendrá lugar el primer examen para ser juez BJCP que se organiza en Madrid, motivo por el cual el blog ha estado algo parado últimamente.

El sábado tendrá lugar el concurso anual de elaboración casera, este año el estilo que todos los participantes debían elaborar es Märzen. A lo largo de los tres días además habrá talleres y charlas y por supuesto se podrán degustar un buen puñado de cervezas. El broche final lo pondrá la cena de gala y la entrega de premios a los ganadores del concurso. En su web podéis encontrar toda la información del evento.

Anuncios

La Ronda #39. Cervezas de Vermont en el BBF16

Este mes La Ronda, la número #39, la paga el equipo organizativo del Barcelona Beer Festival BBF16, y como ya había sucedido en años anteriores nos invitan a hablar de las cervezas participantes en el festival. En esta ocasión me he decantado por hablar de las cervezas de Vermont.

LaRonda39Vermont es un estado situado en el noreste de los Estados Unidos, cuenta actualmente con poco más de una cuarentena de cerveceras que producen cerca de 245.000 barriles al año, aun no siendo de los estados más destacados en la producción tienen una renta per cápita de 8,6 cerveceras por cada 100.000 habitantes, lo que les sitúa en el número 1 de los Estados Unidos. En esta edición del BBF hasta seis cerveceras de Vermont tendrán representación.

La primera de ellas es Zero GravityCraft Brewery, una pequeña cervecera fundada en el año 2004 por Paul Sayler dentro del restaurante American Flatbread Burlington Hearth, un sitio típico para tomar pizzas donde decidieron también elaborar sus propias cervezas y servirlas a sus clientes. No fue hasta el año 2012 cuando la producción aumentó y decidieron sacar sus cervezas al mercado fuera de la pizzería.

ZeroGravityLogoEn el BBF nos podremos encontrar tres de sus muchas referencias, Conehead una IPA con un 5,7% ABV y 49 IBU elaborada con malta pilsner y trigo y lúpulo citra. Narconaut es una Black IPA con un 6,8% ABV y 81 IBU elaborada con maltas pilsner, crystal, chocolate y perla negra y lúpulos triskel, horizon y nugget, este último en dry hopping. La tercera será su Old Ale una cerveza de estilo inglés, con un 7% ABV y 46 IBU, elaborada con maltas maris otter, crystal, pale crystal, caramunich, chocolate, pale chocolate y azúcar moreno y lúpulos ingleses challenger y east kent goldings.

La segunda de las cerveceras es Von Trapp Brewery, una cervecera de origen austríaco, país natal de su fundador Johannes von Trapp. Cuando decidieron fundar su propia cervecera en los Estados Unidos lo hicieron con la idea de elaborar lagers de estilo checo. La fábrica abrió sus puertas en el año VonTrappLogo2010 con unas instalaciones muy modestas, no fue hasta el año pasado cuando decidieron cambiar de fábrica llegando el pasado año a una producción de 50.000 barriles. Al BBF llegarán con una única cerveza, su Bohemian Pilsner, una cerveza con un 5,4% ABV y 42 IBU de amargor, que además fue premiada con la medalla de plata en el pasado Great American Beer Festival.

La tercera es Lost Nation Brewery, una fábrica situada al norte de Vermont fundada en el año 2012 por Allen Van Anda y James Griffith, su filosofía es producir cervezas “sinceras” y se han centrado en la elaboración de estilos europeos principalmente belgas. En el BBF encontraremos dos de sus cervezas, por un lado Saison Lamoille una Saison con un 5,9% ABV y 15 IBU de amargor y por otro lado Petit Ardenes una Belgian Pale Ale con un 4,2% ABV y 14thStarLogo17 IBU de amargor.

La cuarta cervecera es 14th Star Brewing, una cervecera con una curiosa historia detrás. Fue fundada por Steve Gagner un soldado americano aficionado al hombrewing que comenzó a planificar la idea de fundar su propia marca en el año 2010 cuando estaba destinado en Afganistán. Inicialmente Steve comenzó con una fábrica muy pequeña a penas producía 850 barriles al año, no fue hasta el año 2014 cuando decidió mudarse a unas instalaciones mucho más grandes y ahí la producción se vio multiplicada por diez.

LostNationLogoEn el BBF encontraremos únicamente una de sus cervezas, cierto es que hasta la fecha no cuentan con un portfolio demasiado extenso, la elegida es la Tribute Double IPA una Imperial IPA con un 8,4% ABV y 65 IBU de amargor.

La quinta representante es Lawson’s Finest Liquids, una cervecera bastante reconocida en Estados Unidos, principalmente por su cerveza Sip of Sunshine IPA una de las IPA mejor valoradas del mundo. A pesar de todo esto es una fábrica bastante pequeña, producen a muy pequeña escala, apenas 600 barriles al año, y sus cervezas difícilmente se encuentran fuera de Vermont, su filosofía es elaborar cervezas de calidad con las mejores materias primas y que sean consumidas lo más frescas posible. La fábrica fue fundada en el año 2009 por Sean Lawson.

sdes-Lawsons Final BannerAl BBF llegan con dos referencias, por un la Double Sunshine una Imperial IPA con un 8% ABV, no tan buena como su hermana menor Sip of Sunshine, pero muy recomendable igualmente. Por otro lado Fayston Maple Imperial Stout una Imperial Stout con un 11% ABV elaborada con jarabe de arce.

QueenCityLogoLa sexta y última cervecera de Vermont presente en el BBF es Queen City Brewery, una cervecera situada en la ciudad de Burlington, fue fundada por un grupo de amigos, Paul Hale, Paul Held, Phil Kaszuba y Maarten van Ryckevorsel, con la idea de crear una cultura cervecera en la ciudad de Burlington elaborando cervezas de calidad. Al BBF llegan con tres cervezas, Gregarious una Scotch Ale con un 7,5% ABV y 26 IBU de amargor elaborada únicamente con maltas escocesas, Argument una English IPA con un 7,5% ABV y 65 IBU de amargor elaborada con lúpulos Fuggles y Kent Goldings, y por último Barge Canal una Oatmeal Stout con un 6,8% ABV.

Presentación de Founders Brewing Co. en Madrid

A mediados del pasado mes de Noviembre tuvimos la oportunidad de asistir a la presentación de Founders Brewing Co. Ofrecida por el grupo Mahou San Miguel, en una de las naves de Matadero Madrid, donde se instaló una réplica del brewpub americano, y a la que asistieron Mike Stevens, CEO y cofundador de la compañía y Jeremy Kosmicky, maestro cervecero de la fábrica de Grand Rapids, en el estado americano de Michigan, desde 2002. La presentación corrió a cargo de Mariano Navarro, Director de Finanzas, Estrategia y Nuevos Negocios del grupo español de bebidas, que desde el pasado año posee el 30% de la compañía americana, acompañado por Javier Herrero-Velarde, Director de Cervecera Independiente, un proyecto del mismo grupo empresarial que trata de potenciar la cultura cervecera en nuestro país y que además se encargará de comercializar estas cervezas.

PresentacionFonunders_01

El acto contó con la presencia del fundador y cervecero de Founders

Mike Stevens habló primero, y relató sus comienzos como homebrewer junto a su socio Dave Englers, allá por el año 1993, aunque no fue hasta 1997 cuando surgió su primer plan serio de negocio. Fueron tiempos duros, siempre en situación de bancarrota, pero perseveraron en su idea de seguir haciendo cervezas que a ellos les agradaban, y de ahí que su lema sea brewed for us. En 2005 es cuando el proyecto empieza a expandirse y en 2006 comienzan la construcción de un nuevo emplazamiento, que es inaugurado en 2007. Pero el proyecto no empieza a ser rentable hasta el año 2008, junto al de otras cerveceras artesanales americanas, a causa de una auténtica revolución en el mercado de Nueva Jersey, Carolina del Norte y Carolina del Sur. Founders es una de las primeras en experimentar el empleo de adjuntos especiales en el desarrollo de sus recetas, como el cacao o la avena, y en menos de un lustro pasan de tener una producción de 6.000 barriles a más de 250.000 hectolitros al año. Hoy en día cuentan con 350 empleados y más de treinta referencias en su catálogo, galardonadas en distintos certámenes locales, regionales, nacionales e internacionales de reconocido prestigio, además de obtener las más altas puntuaciones de los usuarios de ratebeer y beeradvocate.

Es la cervecera con el volumen más grande de cervezas añejadas en barricas de bourbon de todo el mundo, y su principal prioridad es hacer llegar a los consumidores el producto con todas sus cualidades. Para ello escogen los ingredientes de mejor calidad, verifican todos los procesos y el resultado final, en cada lote, y se aseguran de que sus cervezas sean transportadas siguiendo la cadena de frío, se respeten las temperaturas de conservación en los establecimientos y se cumplan las condiciones de servicio. Es por ello que en España solo podrán encontrarse en aquellos locales donde se trate este producto como es debido, que serán aproximadamente cincuenta tiendas y bares especializados de Madrid y Barcelona. Como ellos dicen, no hacen cerveza para masas, sino para una pequeña cuna de renegados y rebeldes que disfrutan de la cerveza que se sale fuera de los límites de lo comúnmente aceptado como sabor, es decir, para gente como nosotros. Parece evidente que no eligieron al grupo español por este motivo, pero Mike explicaba que de todos los socios inversores posibles en Europa, fueron los únicos que compartían su preocupación por continuar con la tradición familiar, además de las ofrecer las sinergias y la liquidez de capital que el negocio requería. Este año ya se han comercializado dentro de nuestras fronteras unas 16 referencias diferentes y se espera que la cifra aumente el próximo año.

Especialidades de Founders presentadas en Madrid

Especialidades de Founders presentadas en Madrid

Llegado el momento de probar sus cervezas nada mejor que el propio maestro cervecero para hacer las presentaciones, así que tomó la palabra Jeremy Kosmicky. Sus elaboraciones se dividen en seis series: serie backstage, serie limitada, especialidades, de temporada, disponibles todo el año y disponibles todo el año solo de barril. Ese día probamos cuatro de sus cinco cervezas disponibles todo el año, en este caso de barril. La primera fue All Day IPA, una Session IPA, con 4,7% ABV y 42 IBU, con un aroma a lúpulo fresco, con notas que recuerdan a piña o fruta de la pasión, de color dorado ligero y apariencia cristalina, con espuma blanca y cremosa con alta retención. Con sabor ligero a malta, con un toque cítrico y resinoso, con final medianamente amargo y muy agradable. Una cerveza muy bebible y refrescante, de cuerpo ligero y carbonatación media, buena para acompañar con comidas frescas a base de verduras, frutas e incluso masiscos. No pude resistirme a preguntar qué lúpulos habían empleado, a lo que muy amablemente Jeremy respondió: Galena, Citra y Simcoe, y añadió que este último es uno de sus favoritos por los toque tropicales que aporta, gusto que compartimos con él.

La siguiente fue Centennial, ya comentada por Gonzalo en otro post. Se trata de una IPA monovarietal con 7,2% ABV y 65 IBU, con aroma dulce donde predominan las notas florales y cítricas, de color cobrizo, transparente y espuma blanca de retención media. En sabor resulta más maltosa y resinosa que la anterior, las notas de caramelo y pomelo, dejan paso a un final amargo y ligeramente seco. De cuerpo y carbonatación media, posee un buen equilibrio de la malta y el lúpulo, dejándose apreciar levemente el alcohol que tiene. Más indicada para acompañar las carnes o los fiambres.

All Day IPA

All Day IPA

A continuación pasamos a los estilos oscuros, empezando por Dirty Bastard, una cerveza emblemática de Founders, estilo Scotch Ale, con 8,5% ABV y 50 IBU. En aroma predominan la malta y el lúpulo, con un toque ahumado y terroso, con notas dulces como a bizcocho o lenguas de gato. Color cobrizo profundo y aspecto cristalino, espuma moderada blanquecina. Elaborada con siete variedades de malta y una importante cantidad de lúpulo confieren un balance complejo, dulce y suavemente licoroso. Terminamos con su Porter, también comentada aquí. Estilo Robust Porter con 6,5% ABV y 45 IBU, de aroma dulce, fuerte a cacao y café de la mezcla de maltas chocolate y caramelo, donde el lúpulo también desarrolla un papel importante. En apariencia es negra con una espuma cremosa color canela que permanece en el vaso. Sabor pleno a cacao y café, con cuerpo sedoso y carbonatación ligera, dejando un final suave y ligeramente amargo. Estás últimas fueron acompañados de un pequeño surtido de quesos, lo que hizo la experiencia aún más agradable si cabe.

Además de éstas, esos días tuvimos la oportunidad de probar en Madrid otras elaboraciones en barril que no nos dejaron indiferentes, como las de serie limitada Backwoods Bastard, la Scotch Ale añejada en barricas de bourbon hechas con madera de roble americano o la ya legendaria KBS, versión añejada de su Breakfast Stout. Las de temporada, Rübaeus, una Raspberry Ale ya comentada aquí, Mosaic Promise y Redankolous, las especialidades Imperial Stout y Dark Penance, también reseñadas en este post, y Curmudgeon Old Ale, entre otras. No las perdáis de vista, seguiremos informando.

8º FFdA

Una vez más, y ya van ocho, nuestro compañero Joan Birraire nos invitaba a participar en el evento #FFdA, o lo que es lo mismo Fin de Semana Fondo de Armario, la excusa perfecta para desempolvar algunas cervezas que se han ido quedando olvidadas con el paso del tiempo.

Aunque últimamente el tiempo no es algo de lo que ande muy sobrado, he podido sacar un hueco para abrir una Vudú, una Oatmeal Imperial Stout con un 9% AVB elaborada por Milana en colaboración con Alfa-Dog Brewing. Concretamente esta botella llevaba guardada dos años, y pertenecía al primer lote.

8FFdA

Se trata de una cerveza de color negro opaco, bastante densa y con una fina capa de espuma marrón claro que se desvanece muy rápidamente. En la nariz ofrece matices de cacao y café, también matices de caramelo, frutas negras, y leves notas ahumadas. En la boca es cremosa de cuerpo pleno, encontramos matices de chocolate, cacao, café, vainilla y maltas torrefactas, el final es amargo y duradero.

Los dos años de guarda le sentaron muy bien, la redondearon mucho, todo está en su justa medida, bajo mi punto de vista es una de las mejores Imperial Stout nacionales.

La Ronda #37. Postureo en la cerveza

Este mes el encargado de pagar La Ronda, la número #37, es Jorge Solana del blog Cerveriana, el tema de debate que nos propone es el Postureo en la Cerveza.

LaRondaLa pregunta obligada antes de empezar es, ¿Existe postureo en la cerveza? por supuesto que existe, en mayor o en menor medida pero como en otras cosas el postureo es algo que existe y está de moda, y gran culpa de esto lo tienen las redes sociales. No es raro ver Facebook, Twitter o Untappd lleno de fotos con las cervezas que nos estamos tomando en cada momento. Sobre Ratebeer, como se comentó en su momento, es una herramienta útil pero con matices, muchas cervezas por el simple hecho de ser de la cervecera X tienen incrementada su valoración.

¿El postureo influye a que se incrementen los precios de las cervezas? yo opino que sí, cuando se incrementa el consumo los precios suben, sobre todo cuando hablamos de cervezas más exclusivas. Un ejemplo claro de esto son las Founders que llegaron la pasada semana a Madrid, la gama básica de la marca se están vendiendo en torno a los 4,5€, cervezas que se encontraban hace meses en Europa a 2,80€.

Todos alguna vez nos hemos dado un capricho, y yo reconozco que he pagado alguna vez cantidades bastante elevadas por alguna cerveza, pero esas situaciones también dependen del momento y del entorno en el que te encuentres. Lo que si tengo claro es que cuantas más cervezas de fuera bebo más claro tengo que lo importante es saber beber y no lo que se bebe. Pagar a veces por IPAs americanas pasadas de fecha cuando tenemos producto local fresco es absurdo, por mucha marca que tenga si no están frescas no son buenas. Aun así reconozco que me gusta disfrutar de las buenas cervezas de fuera, y un buen ejemplo de esto son las reuniones que hacemos en el Club de Cata Zumo de Lupulus.

Dicho esto creo que lo importante al fin y al cabo es disfrutar de cada cerveza y de cada trago, por mucho que nos empeñemos jamás conseguiremos probar todas las cervezas del mundo y siempre habrá alguien que haya bebido más que tú.

International Stout Day 2015

StoutDay2014_01Un año más nuestro amigo José Benedicto del blog Rubias, morenas, negras… Hablo de cerveza nos convocaba para la celebración del International Stout Day, celebrado este año el pasado día 5 de noviembre. Aunque últimamente no he tenido demasiado tiempo libre, he podido sacar un hueco para destapar la que considero una de las mejores Imperial Stout nacionales del momento.

Se trata de la Vanilla Black Velvet 2015 colaboración entre La Quince Brewery y Guineu. Las ediciones anteriores, de las que os hablé aquí, ya no habían pasado desapercibidas para nadie, pero creo que la edición de este año supera a cualquiera de las dos anteriores. Como diferencia principal con respecto a las ediciones pasadas destaca el formato, en esta ocasión en botella de 33 CL, por lo demás es una cerveza con un 9,5% ABV y 70 IBU de amargor, elaborada con ocho maltas diferentes, lúpulo Chinook y vainilla de Madagascar.

VanillaBlackVelvet2015

En la copa se muestra con un color negro opaco y una corona de espuma marrón, cremosa de retención media. En la nariz desprende un intenso aroma a chocolate, praliné y vainilla, recuerda al aroma de una caja de bombones, a medida que se va calentando aparecen matices de caramelo, bizcocho, cacao y ciruelas. En la boca es cremosa destacan de nuevo el chocolate, el cacao y la vainilla, también encontramos notas acarameladas, café, bizcocho y notas herbales, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final amargo y muy intenso.

Creo que este estilo es uno de los que mejor trabajan los productores nacionales, entre los que encontramos auténticas joyas, pero en mi opinión esta Vanilla Black Velvet se encuentra al menos en el top 3 de las mejores Imperial Stout nacionales.

La Ronda #36. El precio de las cervezas en los bares

Con el tiempo ya cumplido, y con el permiso de Adrián de Cerveza Rudimentaria encargado de moderar el debate, dejo mi aportación a La Ronda de este mes, la número #36 en la que se nos invita a debatir sobre El precio de las cervezas en los bares.

LaRondaLo primero que quiero decir es que no soy un habitual de los bares, no voy todo lo que me gustaría, principalmente por un motivo de tiempo, por tanto la mayoría de las cervezas que consumo son en casa. No obstante conozco la situación y como está el precio de la cerveza en los locales especializados. Por lo que he leído en las opiniones de los compañeros la mayoría coinciden, y yo me uno a esa opinión, que en general la cerveza es cara, especialmente a la hora de acudir al bar o cervecería especializada a disfrutar y pasar un rato tomando unas pintas.

Pero bueno, vamos por partes, ¿Cuánto debería costar una pinta de cerveza?, pues yo considero que una cerveza nacional no debería exceder de los 4,5€ – 5€ la pinta de 50 cl, aunque esto obviamente hay que matizarlo. No todas las cervezas pueden costar lo mismo, no podemos comparar el precio de una APA con el precio de una Imperial Stout envejecida en barrica, por poner un ejemplo. Por lo que veo lógico que existan ciertas excepciones al precio comentado anteriormente, eso sí con excepciones no me refiero a encontrarse una pinta a 9€ de una Imperial Stout elaborada en Cataluña, como ha pasado el caso. En cuanto a las cervezas de importación no veo desorbitado que una pinta se pague a 6€, siempre y cuando la cerveza esté en las condiciones óptimas.

Sobre la situación particular de Madrid podemos encontrar un poco de todo. Bares clásicos con cervezas belgas y alemanas a unos precios más que razonables y otros bares más especializados donde abundan referencias nacionales e internacionales a precios más variados, aunque por lo general la pinta ronda los 6€. Sin embargo en los últimos tiempos han surgido en Madrid un puñado de nuevos locales, algunos de ellos creo que con un concepto un tanto equivocado. Está muy bien que abran nuevos locales, Madrid lo necesita, pero no a cualquier precio, no es normal pagar 6€ por una pinta y 5,5€ por media pinta ¿Alguien se ha perdido un capítulo de Barrio Sésamo?, o pagar 6€ por una IPA americana envasada hace 8 meses, o 9€ por una pinta de Karl Strauss Mosaic por muy americana que sea. En general como decía al principio salir de bares por Madrid no es barato ni mucho menos, pero hay sitios y sitios.

Crónica del 24º Stockholm Beer and Whisky Festival

La pasada semana tuve la oportunidad de asistir a la 24 Edición del Stockholm Beer and Whisky Festival, uno de los más importantes de Europa y del mundo en materia de cerveza. El festival se desarrolla durante dos fines de semana seguidos (jueves, viernes y sábado), yo tuve la oportunidad de estar solo uno de los días, algo insuficiente para un festival de estas características, pero incluso después de vivir la experiencia me atrevería a decir que los seis días se hacen poco.

Las cervezas nacionales también estuvieron presentes, Bidassoa, La Quince y Sweet Dreams

Las cervezas nacionales también estuvieron presentes, Bidassoa, La Quince y Sweet Dreams

El festival se celebra en pabellones cerrados, un total de tres, uno solamente para cerveza, otro para cerveza y comida y un tercero para whiskys y destilados. El funcionamiento no tiene nada que ver con las típicas ferias que conocemos, ni siquiera como con otros festivales como Borefts o Zythos. Aquí la gran mayoría de los puestos los ocupan distribuidores, montan grandes stands, muy vistosos y llenos de grifos y neveras, la mayoría de las cervezas están disponibles en botella y además son exclusivamente para degustar allí. Hay algunos puestos montados por las propias cerveceras, sobre todo las locales, pero en general son minoría.

El puesto de la Asociación de Cerveceros Americanos fue uno de los más concurridos

El puesto de la Asociación de Cerveceros Americanos fue uno de los más concurridos

La organización proporciona una copa de 33 cl, con medidas de 5 cl y 15 cl, además de una guía con los stands disponibles y un plano con la situación. Dependiendo del tamaño y la cerveza el precio varía, pero no es un festival barato ni mucho menos, los tastings de 5 cl rondan entre 20 y 30 coronas y los 15 cl de 30 a 50 coronas, aunque hay algunas que pueden llegar a las 80 o 100 coronas, los profesionales sin embargo cuenta con una acreditación lo que les permite tener acceso a todos los tastings que quieran gratis. Hay varios puntos de lavado de copas por todos los pabellones, lavabos habilitados y además del restaurante situado en uno de los pabellones hay varios food trucks en el exterior con comida disponible durante toda la jornada.

En cuanto a las cervezas la mayor parte son de origen sueco y sobre todo americano, con una buena representación de belgas e inglesas, tampoco faltan clásicas checas y alemanas, y claro también marcas industriales.

Una vez allí es casi imposible decirse, hay mucho por probar pero obviamente hay que seleccionar, se hablaba que en esta edición se superaban las 4000 referencias. En mi caso me decante por algunas cervezas suecas, belgas y una buena ración de americanas muy poco habituales en Europa.

Los stands y la imagen está muy cuidada

Los stands y la imagen está muy cuidada

No voy a comentar todas las que probé, voy a seleccionar las que más me sorprendieron. Si alguien tiene curiosidad por ver la lista completa la puede ver en mi perfil de untappd.

3 Fonteinen Framboos (botella). Es sin duda la cerveza más exclusiva de 3 Fonteinen, este lote estaba elaborado en 2014 con frambuesas Payottenland, es una cerveza ácida y bastante seca, con matices de madera, frutos rojos y levadura.
Pilsner Urquell Nefiltorvaný (barril). La mejor pilsner que he probado hasta la fecha, servida directamente del barril por gravedad, fresquísima, cremosa, con mucho cereal y una buena ración de Saaz que le dan un final amargo y duradero.
Ballastpoint Grapefruit Sculpin (barril). Se trata de la versión de la Sculpin IPA con pomelo, en esta versión el cítrico destaca mucho más, el pomelo está muy marcado y deja un final amargo y persistente.
Omnipollo Zodiak (barril). Una de las mejores cervezas que he probado de los suecos, es una IPA elaborada con Simcoe, Citra y Centennial, muy aromática, cítrica y afrutada y que además se bebe muy bien.
Victory DirtWolf (botella). Imperial IPA resinosa y amarga, con matices de pomelo y pino, espectacular de lo mejor que he probado de Victory.
Chimay Bleue 1997 Edition (botella). Una cerveza con 18 años de guarda, en perfecto estado, muy equilibrada, sublime.
Rogue/North Coast/Deschutes Class of 88 (botella). Una Barley Wine triple colaboración entre tres grandes, se trata de una cerveza dulce y acaramelada con el alcohol bien integrado y con buena presencia de lúpulo.
Beavertown Lemon Phanton (lata). Una de mis cerveceras favoritas, esta Gose se bebe sola, con solo 3% ABV, ácida con matices de limón y cítricos.
Sierra Nevada Witbier Grapefruit (barril). Una Witbier sorprendente, destacan notas de cereal y cítricos, muy recomendable.
Modern Times Oneida (barril). Lo que había probado de esta gente me había gustado mucho y esta no fue una excepción, es una IPA de sesión ligera y cítrica, bastante aromática, para beber a litros.
Rodenbach Caractère Rouge Limited Edition Keg (barril). Edición limitada en keg, posiblemente la mejor de todas las que probé, muy redonda, con matices de frutos rojos, madera, notas de cereal y caramelo, perfecta.

Algunos cerveceros no quisieron perderse la cita

Algunos cerveceros no quisieron perderse la cita como es el caso de Oskar Blues

DC Brau On the Wings of Armaggedon (lata). Imperial IPA con 9,2% ABV, amarga y resinosa, con matices de cítricos, frutas tropicales, pino y caramelo, con un final amargo y duradero.
Siren Odyssey 001 (botella). Una Imperial Stout espectacular, con Bourbon y Brandy, con matices de café, torrefacto, chocolate, caramelo y notas licorosas.
Malmo Tender Foot WIPL (barril). Esta cervecera fue uno de los grandes descubrimientos del festival, esta India Pale Lager es genial, con matices de piña y cítricos, muy a tener en cuenta.
Avery Mephistopheles’ Stout (botella). La mejor forma de cerrar el festival, esta Imperial Stout con un 16% ABV, con notas de café, caramelo, cacao, chocolate, vainilla, una auténtica bomba.

La experiencia fue espectacular, es un festival al que hay que ir alguna vez, eso sí recomiendo prepararlo bien, saber un poco lo que se quiere probar y sobre todo llevar una buena cantidad de dinero. Ahora toca pensar en un nuevo festival de cara al año que viene, pero es muy muy difícil llegar al nivel del Stockholm Beer and Whisky Festival.

Salud!

La Ronda #35. Conclusiones

Después de que todos plasmaran sus opiniones en los respectivos blogs hoy toca hacer recopilación de lo que fue La Ronda 35 y el debate sobre las relaciones entre microcerveceras y macrocerveceras. Como veremos ahora hay opiniones para todos los gustos, así que ahí van las conclusiones de lo publicado por los compañeros.

LaRondaJorge desde Cerveriana nos empieza hablando del panorama nacional, opina que en este momento las micros no pueden hacer sombra a las macros, sin embargo opina que debido al crecimiento de las micros en algún momento las macros pueden ver afectado algún nicho de mercado, con lo cual aparecen cerveceras como Damm que se dedican a sabotear a los pequeños productores. Pero también pone el ejemplo de Mahou como un intento de acercamiento al sector. Jorge considera que el futuro está en la distribución y que posiblemente gracias a movimientos como el de Founders podamos disfrutar aquí de más cervezas de fuera.

Adrián de Cerveza Rudimentaria comenta que cree que es muy pronto para saber hacia dónde van los movimientos de las grandes cerveceras, pero confía en que aumenten los canales de distribución y comiencen a llegar nuevas cervezas al mercado español. Comenta también la posibilidad de que se abran nuevas fábricas en España, como el caso de Founders, y nos dice algo muy interesante, habrá que ver si se mantiene el nivel de calidad o por lo contrario nos encontramos con casos como el de Grimbergen.

Desde Dorado y en Botella Andrés cree que la compra de pequeñas cerveceras por parte de grandes marcas es algo normal que sucede en todos los sectores. Opina también que las grandes cerveceras bien podrían elaborar ellas mismas cervezas de mejor calidad, ya que cuentan con los medios necesarios. Destaca el hecho de encontrar cervezas de baja calidad en restaurantes con renombre y concluye diciendo que espera que aunque las grandes marcas entren en el sector respeten siempre el producto.

Desde el Jardín del Lúpulo comentan que tanto en el caso de las macros como en el caso de las micros el objetivo es ganar dinero como en todo negocio. Consideran que una inyección de capital puede ayudar a crecer a las micros, pero esto será beneficioso siempre que se respete el producto ya que además pueden bajar costes. Terminan diciendo que esperan que por un lado las macros se den cuenta de que el mercado de la cerveza artesana es exigente y por otro lado las micros se profesionalicen y hagan un producto más estable.

Miguel desde El Baúl de las Cervezas compara las empresas con los seres vivos, comenta que las macros son grandes y lentas y las micros se mueven más rápidamente. Cuando una empresa pequeña se mueve y empieza a hacer ruido es cuando es objetivo de una grande. Habla de las diferentes estrategias de “caza” que usan las grandes cerveceras, espantando a la presa o por otro lado con señuelos para caer en su trampa, aunque a veces acaban entablando amistades. Concluye diciendo que más que amigos o enemigos lo que hay es una lucha por la supervivencia.

Raúl desde TortuBeer nos habla de la relación entre macros y micros utilizando el símil de la eterna lucha entre David y Goliat, comenta como las micros empiezan a ser molestas para las grandes industrias cerveceras. Comenta también que el dinero es el interés común pero que las macros harán lo que sea para poder llevarse su trozo del pastel, y termina diciendo que aunque el mercado de las micros suponga solo un 1% o un 2% eso es mucho dinero teniendo en cuenta los presupuestos que manejan las grandes marcas.

Daniel del blog Las Cervezas de Mr Gordi habla de cómo los intereses económicos priman a la hora de comprar parte de una micro, habla de caso de Mahou y dice que está claro que lo que quiere es ganar dinero con Founders más allá de apostar por la calidad. Comenta también que está de acuerdo con estos movimientos del mercado siempre y cuando se mantenga la calidad del producto.

Desde el blog Rubias, morenas, negras… hablo de cerveza Jose nos habla de algunos movimientos de algunas cerveceras industriales dentro del sector artesano, a la vez que comenta que esto puede suponer apenas un 1% del mercado. Nos dice que no cree que las macros vean afectado su nicho de mercado por el crecimiento de la cerveza artesana. Destaca también la importancia que tiene en nuestro país el fenómeno de la caña y comenta que en ese sentido muchas cerveceras industriales venden sus cervezas a unos precios con los que no se puede competir.

Pau de Lupuloadicto comienza haciendo una reflexión sobre el uso de los términos macro y micro con los que no está muy de acuerdo. Comenta que más que enemigos cree que lo que hay es una competencia de mercado. Considera que grandes cerveceras que lanzan productos pensados más para el consumidor de craft beer no distan mucho de marcas como Paulaner o Kostritzer. Considera también que este panorama no va a cambiar a corto plazo, y que queda mucho camino por andar para llegar a números como los de USA.

El filósofo cervecero Pivní Filosof en una brevísima reflexión comenta que lo de macros y micros solo es cuestión de tamaño y que ambas buscan ganar dinero, nos insta a olvidarnos de estos debates, elogiar lo que haya que elogiar y criticar lo que haya que criticar.

Mikel del blog L’Art en Birra centra su debate en el panorama nacional y comenta que aquí la relación entre macros y micros es inexistente, comenta algunos casos donde ambos sectores han chocado. Comenta también como muchos empresarios viendo el crecimiento de la cerveza artesanal han inventado productos diferentes como es el caso de la Inedit. Y termina lanzándonos una pregunta sobre si en alguna ocasión veremos alguna cervecera industrial comprando alguna micro española.

Txema desde Y creo que he bebido… comenta también que cualquier cervecera por pequeña que sea lo que busca es ganar dinero. Explica que cuando una macro se interesa por una micro no es por competencia sino por aumentar sus beneficios aunque eso solo suponga un 1% de crecimiento sigue siendo dinero, y se centran principalmente en fábrica internacionales porque manejan más volumen. También comenta que es posible que muchas micros españolas estén esperando un movimiento así en el mercado para poder crecer, mientras nos invita a seguir disfrutando.

Con estas reflexiones cerramos La Ronda de este mes (espero no haberme olvidado de ninguno, si es así comentadmelo y lo incluyo) ahora toca que otro compañero tome el testigo. Nos vemos el mes que viene.

La Ronda #35. Macrocerveceras y microcerveceras

LaRondaEste mes después del descanso por las vacaciones volvemos a retomar los debates de La Ronda, en esta ocasión yo mismo he sido el encargado de invitar y el tema propuesto para este mes es la relación entre las macrocervceras y las microcerveceras.

Si echamos un vistazo a los acontecimientos de los últimos meses nos encontramos con noticias como la compra de un 30% de Founders por parte de Mahou, la compra de un 50% de Lagunitas por parte de Heineken o algo más cercano el lanzamiento de una línea de cervezas de mayor “calidad” por parte de la propia Mahou. Todo esto tiene una explicación muy sencilla y es que la cerveza de calidad, la Craft Beer está en un gran momento, el número de consumidores aumenta considerablemente cada año, igual que el número de fábricas y elaboradores, y lógicamente esto preocupa cada vez más a los las grandes industrias cerveceras que ven como ya no copan la totalidad del mercado.

Esto es algo mucho más palpable en Estados Unidos, allí el movimiento cervecero es mucho mayor, y por primera vez en la historia todas las Craft Beer americanas unidas superaron en ventas a Budweiser. Esto lógicamente molesta y molesta mucho, y mientras otros más inteligentes como Heineken o Mahou aprovecharon su momento para invertir y meter el hocico en un mercado totalmente nuevo, otros como la misma Budweiser o Damm en el caso de nuestro país se han dedicado a criticar y menospreciar el trabajo de las microcerveceras.

Una cosa que es común a todos es que están en el mundo de la cerveza porque ganan dinero, de lo contrario ninguno se dedicaría a ello, esto es algo lógico y normal, el ser humano es ambicioso por naturaleza, y ciertos movimientos como los comentados con Founders o Lagunitas son una inyección de dinero muy importante para estas fábricas. Y seguramente incluso los consumidores nos veamos compensados con todo esto al aumentar la importación de esas marcas en nuestro país, pero lógicamente las grandes marcas también salen muy beneficiadas, esto les permite entrar de lleno en un mercado que de otra manera ni se lo plantearían, y si deciden entrar ahí es porque quieren llevarse también ese trozo de pastel. Al final el hecho de que puedan ser amigos o enemigos lo decide el dinero, así de simple.

Personalmente no me parecen mal este tipo de movimientos, son lógicos y comprensibles, pero que cada uno siga estando en su sitio. Las grandes marcas por mucho que inviertan en el mercado craft esto no será más que una pequeña parte de sus beneficios, mientras seguirán ofreciendo subvenciones a hosteleros a cambio de un contrato “alegal” de exclusividad de grifos, o financiando grandes restaurantes a cambio de vender sus cervezas casi como un producto gourmet.

Todo esto al final lo que demuestra es que la cerveza ya es más que una moda, es algo que está creciendo y no hay más que verlo día a día, hasta en los grandes supermercados ofrecen “catas” de cerveza, pero lo importante es que cada uno siga disfrutando de su cerveza, de la que más le guste, ya sea de una macrocervecera o microcervecera.