humulus lupulus

Blog dedicado al mundo de la cerveza

Archivos en la Categoría: Bélgica

Alvinne/Laugar Ich Bin Ein Berliner Ryesse

Una de las cerveceras nacionales que mejor está haciendo las cosas es sin duda Laugar Brewery, este buen trabajo no ha caído en saco roto y ya han sido hasta la fecha varios los festivales y eventos internacionales a los que han sido invitados. Los de Vizcaya siempre han tenido muy buena relación con los belgas de Alvinne, fruto de la cual surge la primer colaboración internacional de Laugar. En esta ocasión la cerveza fue elaborada en Moen, en las instalaciones de Alvinne.

Fruto de esta colaboración nace Ich Bin Ein Berliner Ryesse, se trata de una Berliner Weisse con un 4,5% ABV elaborada con 30% de centeno y un 20% de trigo, fermentada con la levadura Morpheus de Alvinne.

AlvinneLaugarBerlinerRyesse

En la copa aparece con un color amarillo pajizo, turbia y una fina capa de espuma blanca, cremosa de retención media. En la nariz encontramos notas ácidas, aparecen matices de pan, heno, limón y levadura. En la boca es ácida, refrescante, encontramos notas de limón, pan, cereal y notas avinagradas, tiene un cuerpo bajo/medio y una carbonatación baja.

En mi opinión es una gran cerveza, el ácido está bastante marcado, pero aparecen notas cítricas que lo equilibran y hace que se beba muy bien, ideal para esta época del año, el precio creo que bastante correcto, 3,35 €.

Berliner Weisse ácida y refrescante con matices de pan, heno y limón.

Valoracion_8_5

Cerveceros Viajeros. Cantillon (IV)

Hoy os traigo la última entrega de la sección Cerveceros Viajeros que este mes dedicamos a la cervecera belga Cantillon. Para esta ocasión he reservado dos Gueuze y dos Fruit Lambic, así pues las cuatro de hoy son Gueuze, St. Gilloise, Saint Lamvinus y Vigneronne.

CantillonIV_01Comenzamos por la Cantillon Gueuze es como indica su nombre una Gueuze con un 5% ABV, este tipo de cerveza representa más de la mitad de la producción de Cantillon, se elaboran mezclando lambics jóvenes (1 año), que aportan azúcares con lambics viejas (más de 3 años) que aportan sabor y aroma. En la copa aparece con un color anaranjado, turbia con una buena corona de espuma blanca, cremosa de retención media. En la nariz desprende un aroma ácido, avinagrado, con matices de levadura, manzana verde y algo de trigo. En la boca es ácida, seca, se notan los matices avinagrados, notas de manzana y levadura, de cuerpo medio, carbonatación media y final seco y duradero.

CantillonIV_02La St Gilloise es una Gueuze con un 5% ABV elaborada para celebrar el ascenso a la Division II del equipo de futbol local Union St. Gilles, esta cerveza es una mezcla de varias lambics y que además lleva un Dry Hopping de Hallertau. En la copa presenta un color dorado pálido, turbia, con burbuja fina y una buena corona de espuma blanca, jabonosa y duradera. En la nariz desprende un agradable aroma afrutado, con matices de albaricoque y manzana, matices de levadura, caramelo y madera. En la boca es de acidez media, seca, destacan matices de manzana, notas herbales, levadura y madera, tiene una carbonatación media y un final seco y duradero.CantillonIV_03

Cambiando de estilo tenemos la Saint Lamvinus, una Fruit Lambic con un 5% ABV, esta cerveza nace de la colaboración con unos viticultores de la zona de Libourne en Francia. Para elaborar esta cerveza se utilizan uvas de las variedades merlot y cabernet-franc, la mezcla se hace justo en el momento del embotellado. En la copa presenta un color rojizo oscuro, turbia, con burbuja fina y espuma blanca jabonosa que se desvanece muy rápidamente. En la nariz destacan las notas ácidas, se aprecian también matices de levadura, algo de madera, vinagre y recuerdos de vino. En la boca es ácida, seca, destacan notas avinagradas, uva, levadura y manzana, de cuerpo medio, carbonatación media y final seco y duradero.CantillonIV_04

Por último tenemos la Vigneronne, una Fruit Lambic con un 5% ABV, para su elaboración se utilizan uvas blancas procedentes de Italia. En la copa presenta un color dorado pálido con ligera turbidez y espuma blanca jabonosa que se desvanece muy rápidamente. En la nariz se aprecia aroma a levadura, algo de madera, notas de vinagre, manzana y uva. En la boca es ácida y seca, destacan las notas avinagradas, matices de levadura, uva y manzana verde, de cuerpo ligero/medio, carbonatación baja/media y final seco y duradero.

En mi opinión de las últimas tres entregas esta es la que menos me convenció, las Fruit Lambic están bien pero no a la altura de Kriek o Rose de Gambrinus, de las Gueuze me quedo sin duda con St Gilloise, realmente buena, creo que de las que más me ha gustado de Cantillon.

Cerveceros Viajeros. Cantillon (III)

Hoy de nuevo os traigo una nueva entrega de la sección Cerveceros Viajeros, que como sabéis este mes está dedicada a la cervecera belga Cantillon. En esta tercera entrega os quiero hablar de dos de sus Pure Lambic, Grand Cru Bruocsella e Iris.

CantillonIII_01Voy a comenzar por Grand Cru Bruocsella, se trata de una Pure Lambic con un 5% ABV, es una cerveza 100% Lambic fermentada únicamente con levaduras silvestres, además está madurada durante 3 años en barricas de roble. En la copa aparece con un color dorado, algo turbia con burbuja fina y una escasa capa de espuma jabonosa y de corta retención. En la nariz desprende un aroma a madera, levadura, heno, establo, matices de manzana verde y suaves notas ácidas. En la boca es seca, sin apenas carbonatación, ácida, destacan los matices de madera y manzana, notas de levadura, notas avinagradas y heno, con un final seco y persistente.

CantillonIII_02La Iris por su parte es una Pure Lambic con un 6% ABV, la particularidad de esta cerveza es que está elaborada 100% con malta Pale, sin nada de trigo como sucede con las otras cervezas de la marca, y además con un 50% de lúpulo viejo y un 50% de lúpulo fresco. Está madurada en barrica durante 2 años, y tras ese tiempo se le aplica la técnica del Cold Hopping. En la copa presenta un color cobrizo claro, turbia, con fina burbuja y espuma blanca, cremosa y duradera. En la nariz se pueden apreciar matices de madera, levadura, pan, manzana verde, notas avinagradas, matices terrosos y leves notas cítricas. En la boca es seca, ácida, destacan matices de levadura, manzana verde, notas herbales, terrosas y avinagradas, tiene un cuerpo medio, carbonatación media y final seco y duradero.

En mi opinión son dos cervezas bastante diferentes, de las dos bajo mi gusto personal me quedo con Iris, la presencia del lúpulo fresco se deja notar y le da un carácter muy particular, la Grand Cru Bruocsella por su parte es una cerveza bastante bien compensada algo que me sorprendió muy gratamente.

Cerveceros Viajeros. Cantillon (II)

Hoy comenzamos con una de las series de Cerveceros Viajeros que más expectación ha levantado entre los lectores, se trata de las cervezas de la belga Cantillon. En esta entrega os voy a hablar de sus Fruit Lambic, dos cervezas elaboradas con frutas, por un lado su Kriek y por otro la Rosé de Gambrinus.

CantillonII_01Voy a comenzar por hablar de Rosé de Gambrinus, una Framboise Lambic elaborada a partir de una lambic de dos años a la que se le añaden frambuesas en una relación de 200 gramos por litro, con un contenido alcohólico del 5% ABV. Esta cerveza ya la producía Cantillon en el año 1909, aunque tras la I Guerra Mundial dejó de producirse, y tras volver a reaparecer en su catálogo de nuevo en 1930 vuelve a retirarse, no fue hasta 1973 cuando se quedó de forma definitiva. En la copa es una cerveza de color rojizo, ligeramente turbia, con una buena corona de espuma de color rosáceo de retención media. En la nariz aparecen matices de frambuesa, que se mezclan con notas de madera y ligeras notas ácidas. En la boca es una cerveza seca, destacan de nuevo las frambuesas, que CantillonII_02dan paso a un sabor ácido, con matices de madera y levadura y un final seco y muy persistente.

Por su parte la Kriek es una Kriek Lambic elaborada a partir de una lambic de un año y medio de edad aproximadamente, a la que se le añaden una variedad de cerezas (krieken) típicas de la zona de Bruselas, en este caso la relación es de 220 gramos por litro, y cuenta con un contenido alcohólico del 5% ABV. En la copa aparece con un color rojizo intenso algo más oscuro que la anterior, con una buena corona de espuma rosácea, jabonosa de retención media. En la nariz destacan mucho los matices de cereza, notas ácidas, levadura y recuerdos de madera. En la boca tiene una entrada seca, de acidez media, se aprecian matices de cereza, heno, notas terrosas y algo de madera, dando paso a un final seco y duradero.

En mi opinión son cervezas de gustos muy parecidos, a mí me gusta especialmente la Rosé de Gambrinus por el gusto de las frambuesas, ambas tuve la posibilidad de probarlas en barril y creo que las dos son sublimes, con una acidez bien integrada y con los matices de las frutas muy presentes.

Cerveceros Viajeros. Cantillon (I)

Este mes en la sección Cerveceros Viajeros viajamos a uno de los países cerveceros por excelencia en el mundo, Bélgica, concretamente a la ciudad de Bruselas para conocer las cervezas de la mítica cervecería Cantillon.

Historia

CantillonLogoLa fábrica de Cantillon fue fundada en el año 1900 por Paul Cantillon, en aquella época había más de un centenar de cerveceras situadas alrededor de Bruselas que se dedicaban a la fabricación de cervezas Lambic de fermentación espontanea. La fábrica sobrevivió a dos guerras mundiales, siendo la primera especialmente dura, tras la II Guerra Mundial los hijos de Paul, Marcel y Robert tomaron el mando de la fábrica. Esta fue la época de mayor esplendor para la cervecera, alcanzando su mayor producción en 1958.

Jean Van Roy actual propietario

Jean Van Roy actual propietario

Sin embargo tan solo 10 años después la situación era bien distinta, por aquel entonces se habían hecho cargo de la fábrica Claude Cantillon, hija de Marcel Cantillon, y su marido Jean-Pierre Van Roy. La popularidad de estas cervezas comenzó a decaer, por un lado los gustos de la gente se vieron influenciados por las elaboraciones industriales que comenzaron a verse en el mercado belga, y por otro lado los costes de producción eran muy elevados lo que les impedía competir con las fábricas más modernas. Esto hizo que muchas fábricas tuvieran que cerrar sus puertas, otras sin embargo comenzaron a hacer cervezas más dulces con jarabes artificiales.

Claude y Jean-Pierre se negaron a cambiar su filosofía de fabricación y siguieron apostando por el método tradicional de elaboración. En el año 1978 abrieron al público el Brussels Museum Van de Gueuze, donde enseñan a los visitantes esta forma de elaboración. Desde el año 2011 el propietario de la fábrica es Jean Van Roy lo que supone la cuarta generación de la familia. Hoy en día de las más de 100 fábricas de cerveza situadas alrededor de Bruselas solo sobrevive Cantillon.

Las Cervezas

A lo largo de las siguientes semanas vamos a analizar algunas de las cervezas de Cantillon, distribuidas en tres entregas más de la siguiente manera, Rosé de Gambrinus y Kriek en una primera entrega, Iris y Grand Cru Bruocsella en la segunda, y finalmente Gueuze, St. Gilloise, Saint Lamvinus y Vigneronne en la última.

PD. Las fotos tienen sus respectivos derechos de autor

De la Senne Brussels Calling

Desde la capital de Bélgica nos llegan las cervezas de la Brasserie de la Senne, una cervecera que fue fundada en el año 2002 por Yvan De Baets y Bernard Leboucq. Inicialmente montaron su pequeña fábrica en el municipio de Sint-Pieters-Leeuw. El éxito no tardó en llegar y en apenas dos años tuvieron que buscar un local más grande, el destino elegido fue Bruselas y desde entonces la cervecera recibe el nombre en honor al rio que recorre la región.

BrusselsCalling_01

La instalación en Bruselas fue más costosa de lo que pretendían, hasta cinco años tardaron en poder abrir su fábrica y producir la primera cerveza en la ciudad. Durante este tiempo alquilaron otras instalaciones donde fabricaban sus cervezas. La cerveza que hoy nos ocupa es la Brussels Calling, una Belgian Ale con un 6% ABV, esta cerveza solo se elabora una vez al año cambiando los lúpulos, en esta ocasión lleva Herkules y Hallertau Hersbrucke.

BrusselsCalling_02

En la copa aparece con un color dorado, turbia, con una buena corona de espuma blanca, jabonosa y de buena retención. En la nariz desprende un aroma bastante cítrico, con matices florales, notas de albaricoque y levadura. En la boca es seca, de amargor moderado, se aprecian matices de levadura, notas de hierba y pino, ligera acidez, cuerpo medio, carbonatación media/alta y final seco y duradero.

En mi opinión creo que es una cerveza sensacional, el lúpulo está muy presente siendo protagonista pero se sigue notando esa esencia de la levadura belga que le da un carácter muy especial, creo además que tiene un precio muy asequible para ser una cerveza de temporada, 2,75 €, asique creo que no hay excusas para darle una oportunidad.

Belgian Ale cítrica y floral, con matices herbales, notas de albaricoque y levadura belga.

Valoracion_8_5

 

Celis White

Durante la Edad Media la ciudad belga de Hoegaarden era especialmente reconocida por la Cerveza Blanca (Witbier), desde aquella época hasta mediados del siglo XIX se registraron más de una treintena de cerveceras en la región que elaboraban este tipo de cerveza. Con la llegada del siglo XX esto cambió y en el año 1957 la última fábrica cerró sus puertas, dejando las Witbier casi en el olvido. En el año 1965 un lechero de la región, Pierre Celis, decide comprar una antigua fábrica de cerveza y montar la Brouwerij Celis y elaborar una cerveza blanca de nombre Hoegaarden. A principios de los 80 después de un incendio, Pierre se ve obligado a vender su fábrica a la multinacional Interbrew (InBev) y emigra a Texas.

CelisWhite_01

Pierre funda la Celis Brewery en la ciudad de Austin donde elaboraba su propia Witbier y que decía era la receta original de Hoegaarden con trigo, cilantro y cáscara seca de naranja de Curaçao. Posteriormente la fábrica fue adquirida por Miller Brewing, donde trabajaban los hijos de Pierre, años más tarde la maquinaria y la marca la compra Michigan Brewing Co, quien fabricó por primera vez la Celis White, al mismo tiempo también se fabricaca en Bélgica por Brouwerij De Smedt y posteriormente por Brouwerij van Steenberge (versión que hoy analizamos). La Celis White sigue la receta original de Hoegarrden y cuenta con un 5% ABV.

CelisWhite_02

En la copa presenta un color pajizo, turbia con abundante burbuja fina y corona de espuma blanca, cremosa y duradera. En la nariz se aprecia un agradable aroma floral con destacables notas cítricas, matices de cilantro, naranja y pan. En la boca es ligera, de trago largo, se aprecian matices de cáscara de naranja, mandarina, cilantro, pan y agradables matices florales, tiene un cuerpo ligero y una carbonatación media.

En mi opinión es una buena Witbier, fácil de beber y refrescante, pero creo que en calidad y en precio no puede competir con la clásica Hoegaarden, la botella de 25 cl cuesta 2,75 €, aunque es una opción muy recomendable y que bien vale la pena probar.

Witbier floral y cítrica con matices de cilantro, cáscara de naranja y pan.

Valoracion_7_5

Naparbier/Alvinne Gentleman Sour Ale

En los últimos meses han sido varias las colaboraciones que Naparbier ha hecho con cerveceras europeas y americanas, estas últimas muy recientemente. Una de las últimas cervezas en llegar al mercado fue la colaboración que hicieron con los belgas de Alvinne. En esta ocasión al contrario que en las anteriores la cerveza se elaboró en Bélgica en la provincia de Flandes donde Alvinne tiene sus instalaciones.

NaparbierAlvinneGentleman_01

La Gentleman es un Sour Ale con un 11,5% ABV, es la primera Sour Ale elaborada por la gente de Naparbier, para la elaboración utilizaron la cepa de levadura Morpheus cultivada por Alvinne. La cerveza se presentó en sociedad en el Zythos Bierfestival de Lovaina, celebrado el pasado mes de Abril.

NaparbierAlvinneGentleman_02

En la copa presenta un color negro opaco, con una capa de espuma marrón, cremosa y de retención media. En la nariz destacan notas torrefactas, regaliz, matices de café, caramelo, frutas negras, bizcocho y notas melosas. En la boca es ligeramente ácida, con matices de caramelo, notas melosas, frutas negras, regaliz y notas torrefactas, de cuerpo medio, carbonatación baja/media con ligera presencia de alcohol hacia el final del trago.

En mi opinión es una buena Sour, bien equilibrada, con presencia de notas ácidas pero bien integradas con los matices acaramelados y frutales, tiene además como es habitual en Naparbier un precio muy bueno, 2,75€, y se deja beber muy bien a pesar del alcohol que tiene.

Sour Ale ligeramente ácida con matices de caramelo, frutas negras y regaliz.

Valoracion_8

Hanssens Artisanaal Oude Kriek

Hoy os quiero hablar de un tipo de cerveza, las lambic, que habitualmente no suele tener protagonismo en el blog, lo reconozco y es que es verdad que no soy especialmente fan de este tipo de cervezas. Para romper el hielo hoy os voy hablar de una Kriek de la cervecera belga Hanssens Artisanaal, con sede en Dworp, una ciudad al sur de Bruselas. En el año 1896 Bartholome Hanssens compró una antigua fábrica lechera para montar una cervecería a la que llamó Sint-Antonius en la que no elaboraba lambics. Durante la I Guerra Mundial, todo el cobre de las instalaciones fue desvalijado por los alemanes, y tras la guerra Bartholome decide comenzar a elaborar cervezas lambicas.

HanssensOudeKriek_01

En el año 1929 Theo Hanssens se hace cargo de la fábrica y decide hacer una remodelación de las instalaciones, estos son los años de mayor éxito de la cervecera. En el año 1997 Theo decide jubilarse, y cuando creía que ninguno de sus hijos se haría cargo del negocio familiar su hija, Sidy Hanssens se ocupa de la fábrica y el 1 de enero de 1998 pasa a llamarse Hanssens Artisanaal BVBA. La cerveza de la que os voy hablar es la Oude Kriek, una mezcla de varias Kriek de diferentes añadas que refermentan de nuevo en la botella, y que posee un 6% ABV.

HanssensOudeKriek_02

En la copa presenta un color rojizo oscuro, con una fina capa de espuma rosada, jabonosa y que se desvanece rápidamente. En la nariz desprende un aroma a cerezas, manzana, notas de madera, vinagre y notas ácidas. En la boca es seca, ácida, destacan las notas avinagradas por encima de todo, madera, cerezas y manzana, de cuerpo medio, carbonatación media y final seco y muy duradero.

En mi opinión a pesar de no ser muy fan de estas cervezas reconozco que es muy buena, se puede hacer difícil de beber para algunos paladares menos acostumbrados, pero yo la acabé disfrutando mucho. El precio, 5,35 €, creo que está en consonancia con el trabajo que tiene detrás.

Kriek seca con matices de madera, cerezas y notas avinagradas.

Valoracion_8

 

La Trappe Quadrupel Oak Aged Batch #14

En más de un año con el blog todavía no le había dedicado una entrada a ninguna de las cervezas trapenses. Como ya sabéis a las 7 habituales que ya existían, Achel, Chimay, Rochefort, Orval, Westmalle y Westvleteren de Bélgica y La Trappe en Holanda, se han unido en los últimos tiempos 3 más, Engelszell en Austria, Spencer en Estados Unidos y más recientemente la holandesa Zundert. Pero hoy voy hablar de La Trappe, su nombre proviene de la abadía francesa Notre-Dame de la Grande Trappe donde surgió la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia, más conocida como la orden de los trapenses fundada en 1140 por monjes benedictinos. Estos monjes fueron perseguidos y tuvieron que emigrar, y entre otros lugares encontraron refugio en Holanda y en el año 1881 fundan la Abadía de Koningshoeven, y tan solo 3 años más tarde la fábrica de cerveza.

LaTrappeQuadrupelB14_01

No fue hasta el año 1980 cuando nace la marca La Trappe, aumentando la producción en 1989 con la modernización de las instalaciones. En el año 1991 se lanza la Trappe Quadrupel, y en el año 2010 se comienza a elaborar la línea Trappe Quadrupel Oak Aged, envejecidas en barrica de madera durante un año. Hoy os voy hablar concretamente de La Trappe Quadrupel Oak Aged Batch #14, con un 10% ABV, este lote está envejecido en barricas de roble con coñac y madera de acacia. Quiero agradecer a Nicolás de la Cervecería L’Europe la oportunidad que nos dio de degustar esta cerveza.

LaTrappeQuadrupelB14_02

En la copa presenta un color cobrizo opaco, con una fina capa de espuma blanca, cremosa, de retención media y fina burbuja. En la nariz se aprecian notas  de frutas negras, pasas, ciruelas, higos, notas de levadura, madera, frutos secos, azúcar y coñac. En la boca de nuevo se aprecian las frutas negras, con especial presencia de las pasas, frutos secos, manzana, levadura, madera, caramelo, azúcar y coñac, se deja notar el alcohol en la boca dejando una sensación calurosa al final del trago, de cuerpo medio/entero y carbonatación media/alta.

En mi opinión es una fantástica cerveza, mejora además con creces La Trappe Quadrupel, tuve la ocasión de probar las dos a la vez y la diferencia es muy notable tanto en sabor como en aroma. Si tienes la posibilidad de conseguir alguna botella de los 15 lotes envejecidos no la dejes pasar, merece la pena.

Quadrupel con notas de frutas negras, caramelo, madera y coñac.

Valoracion_9_5