humulus lupulus

Blog dedicado al mundo de la cerveza

Cerveceras Clásicas. Schneider Weisse

Hoy retomamos la sección de Cerveceras Clásicas, en la pasada entrega hablamos de la cervecera Schlenkerla con sede en Bamberg, pues en esta ocasión seguimos en Baviera, un poco más al sur, en la ciudad de Kelheim para hablar de la mítica Schneider Weisse.

La Historia

SchneiderWeisseLogoLa historia de la cervecera Schneider Weisse comienza en el año 1872 cuando el rey Luis II vendió la exclusividad de elaborar cerveza de trigo, hasta ese momento era un derecho reservado a la realeza, a Georg I Schneider, fundador de la cervecera y creador de la receta original de Schneider Weisse junto a su hijo Georg II Schneider. Originalmente la fábrica se fundó en el Maderbräu en Munich con el nombre de G. Schneider & Sohn.

Tras la muerte de ambos la cervecera pasó a manos de Georg III Schneider hasta el año 1905, cuando tomó las riendas Mathilde Schneider y tras ella Georg IV Schneider. Durante la Segunda Guerra Mundial el edificio fue destruido por los bombardeos aliados, y en 1946 deciden trasladarse a la ciudad de Kelheim al norte de Munich. Desde entonces han pasado dos generaciones más, Georg V Schneider quien llevó a cabo una profunda remodelación de la fábrica que concluyó en 1998 y su hijo Georg VI Schneider actual propietario.

Las Cervezas

Para esta entrada he reservado una de las cervezas especiales que elabora cada año Scheneider Weisse, además de las ya clásicas conocidas todos los años lanzan alguna cerveza bajo la denominación Tap X, en este caso se trata de la Tap X Aventinus Eisbock Barrique, la Aventinus Eisbock de 12% ABV envejecida durante dos años en barricas de Pinot Noir francés.

SchneiderWeisseTapXAventinus

En el vaso aparece con un color marrón oscuro opaco, turbia y prácticamente sin espuma que además se desvanece muy rápidamente. En la nariz se aprecian notas de frutas negras y frutos rojos, pasas, ciruelas, cerezas, también algo de chocolate, caramelo, miel, uva, notas ácidas y madera. En la boca es seca algo ácida, se nota el alcohol, destacan matices de caramelo, uva, miel, pasas, ciruelas, cerezas, chocolate, madera, y recuerdos de vino, tiene un cuerpo medio y una carbonatación baja. Personalmente me quedo con la versión original, pero esta cerveza es cuando menos interesante.

Anuncios

15 Respuestas a “Cerveceras Clásicas. Schneider Weisse

  1. Dorado y en botella 22 abril, 2015 en 11:25

    Una de mis cerveceras clásicas alemanas favorita, suelen hacer unas cervezas estupendas. Esta no he tenido oportunidad de probarla, pero la Aventinus original es una gozada. Lo de la barrica a veces queda muy bien y en otras cervezas hace pasar a un segundo plano algunos matices muy agradables.
    Un saludo Gonzalo

    • Gonzalo 22 abril, 2015 en 12:21

      La Aventinus es una gozada, todavía recuerdo esa sensación cuando la probé por primera vez. Esta se me queda más floja, pero es muy curiosa.
      Saludos Andrés!

  2. Lupuloadicto 22 abril, 2015 en 11:46

    Me encanta la cervecera y todo lo que hacen aunque es cierto que dentro de las TAPX me he encontrado con varias sorpresas no siempre gratas. Esta me gustó, es muy interesante, pero también es cierto que parece un poco por terminar, algo “burda” o poco redonda por definirla de alguna manera.

    Me encantan estos post de cerveceras clásicas que te marcas. Saludos Gonzalo!

    P.D. El tal Georg III “SCHENIDER” era malo malísimo, suerte que Mathilde SCHNEIDER tomó las riendas… Jajajaja!! Naaa, el chiste si que es malo, solo tenía ganas de pincharte un poco, jejejeje!

    • Gonzalo 22 abril, 2015 en 12:28

      Jajajaja, el teclado… El problema es que si tomamos como base la Aventinus yo creo que nos esperábamos mucho más, esa cerveza es espectacular!
      Me alegro que te gusten los posts 🙂
      Saludos Pau!

  3. Rul Tortuga 22 abril, 2015 en 15:16

    De ellas solo he probado la weisse original, muy rica. A las envejecidas en barrica aún les tengo que pillar el punto. La mayoría de lo que he probado no me ha acabado de convencer.

    Saludos!

  4. Cerveza Rudimentaria 22 abril, 2015 en 15:23

    De las que he probado yo, me quedo con la TAP5 y TAP6, además las he probado tanto de barril como en botella, y están muy buenas. De las especiales probé la TAP X Meine Porter o algo así (contigo precisamente), y no me hizo mucha gracia.
    Esta por lo que cuentas, pues no me llama tampoco mucho la atención, aunque es cierto que el tema barrica en ciertas cervezas que he probado, me ha gustado bastante. En otras no tanto 🙂

    Un saludo Gonzalo!

  5. cerveza al cubo 22 abril, 2015 en 18:13

    Una de las grandes referencias dentro de las cerveceras alemanas, sus elaboraciones siempre están a un nivel muy alto, y algunas como la Aventinus Eisbock de lo bueno lo mejor…

    Un saludo.

  6. CERVERIANA 22 abril, 2015 en 20:05

    ¡LECHES! ACABO DE METER UNA HOPFENWEISSE EN LA NEVERA Y ME SORPRENDES CON ESTE ARTÍCULO JEJEJE.
    HE PROBADO TRES TAP X. LA PRIMERA ME PARECIÓ MUY RICA, AUNQUE NO ERA MUCHO MAS QUE UNA CERVEZA DE TRIGO ALGO MAS POTENTE Y REDONDA, LA SIGUIENTE NO SE LA FUMABA NI UN YONQUI DEL BRONX, UNA PORTER CREO NO ESTABA MAL, ESO SI, ESTA PARECE CHOCOLATE EN LA FOTO JAJAJAJA.
    NO ME IMPORTARÍA PROBARLA, PERO LA SEGUNDA EDICIÓN YA TE DIGO QUE ME HECHÓ MUY PARA ATRAS.
    UN SALUDO DE PARTE DE GEORG IV DE KOLMENHAUER XDDD

  7. José - Teddybeer 23 abril, 2015 en 08:03

    Es que la aventinus original es difícil de superar pero opino como tu, el toque que le da la barrica a esta es del todo curioso. Las notas vínicas y acidas a la vez de tan frutal la hacen una cerveza muy completa.
    No he probado una cerveza mala de Schneider Weisse, me encantan todas y viendo is estadíscas en RB figura en los puestos más altos, será por algo…

    Saludos

  8. Ilse Wouters 24 abril, 2015 en 03:19

    Justo el fin de semana pasado estuve en Munich en el brauhaus de la cervecera probando toda la gama. Como tu prefiero la Aventinus “normal” a esta Eisbock, pero decirte que ya habia otra Tap x, a saber “mathilda soleil”, en la misma linea del aventinus “normal”. Me gusto, pero mirando el precio (bastante mas cara que las demas weizenbock) creo que fue una unica experiencia 😉 En cualquier caso (y se puede decir de la mayor parte de las cervezas que bebi en Munich) : de grifo, y particularmente en los brauhauser, mucho major que en botella, al menos para mi.
    Saludos, Ilse. PD : este teclado no tiene acentos, y ademas hay un spell-check automatic, grr…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: