humulus lupulus

Blog dedicado al mundo de la cerveza

Viaje a Nueva York (IV)

Después de la intensa jornada del día anterior, comenzamos el cuarto día en Nueva York con más calma. Para este día teníamos programada una visita por Downtown, los que conozcáis Manhattan sabréis que esta es la parte más antigua de la isla, y donde realmente surgió la ciudad. Allí todavía se conservan las antiguas calles, con su nombre y distribución original.

Fraunces Tavern, un local histórico de Nueva York

Fraunces Tavern, un local histórico de Nueva York

En esta parte de la ciudad es donde se encuentra uno de los locales más emblemáticos e históricos de la ciudad de Nueva York, se trata de la Fraunces Tavern, una antigua taberna que data del año 1762. Fue un lugar muy importante durante la Guerra de la Independencia y uno de los lugares preferidos de George Washington. Hoy en día sigue funcionando, como taberna y como restaurante, por desgracia aquel día estaba cerrada y nos quedamos con las ganas de poder entrar, no obstante se podía ver desde fuera que guarda un aspecto antiguo muy bien conservado, además de tener unos cuantos grifos de cerveza.

Después de este intento fallido, dedicamos el resto de la mañana a pasear por el distrito financiero, visitar la zona 0 y ver algunos de los edificios que tendrá el nuevo World Trade Center de Nueva York, toda una demostración de poderío económico exagerado.

A la hora de comer la gastronomía local manda

A la hora de comer la gastronomía local manda

Hacia la hora de comer nos acercamos a uno de los barrios más de moda de Nueva York, el barrio de Tribeca, una zona hipster y moderna que merece la pena visitar. Para comer decidimos entrar en uno de los restaurantes de la zona, sin mucha esperanza de encontrar demasiadas referencias cerveceras. Pero cuando nos disponíamos a pedir la bebida escuché a la camarera la palabra mágica, IPA, rápidamente no dude en preguntar cual tenían de barril, y para mayor sorpresa me encontré con una riquísima Goose Island, una cerveza con un 5,9% ABV y 55 IBU de amargor, una cerveza cítrica y resinosa, con matices de pomelo y pino, amarga y seca que maridaba excepcionalmente bien con un sandwich buffalo con salsa picante y patatas fritas que había pedido para comer.

El conocido Blind Tiger de Nueva York

El conocido Blind Tiger de Nueva York

Después de comer nos acercamos, no muy lejos de allí, a una de las cervecería más míticas de la ciudad, el conocido Blind Tiger, un local con aspecto antiguo, con bastante madera en el interior, una barra pequeña, la poco despreciable cantidad de 28 grifos, algunas mesas altas e incluso una chimenea. Después de echar un vistazo a la carta y con el calor que hacía aquella tarde nos decidimos por algo fresco, empezamos con una Prima Pils de Victory, una Pilsner con un 5,3% ABV, una cerveza de color dorado claro, con espuma blanca cremosa, aroma cítrico y floral con matices de pan, ligera, algo amarga, cítrica y cerealosa muy rica.

Fue aquí donde saldé una de mis cuentas pendientes, por fin tuve la oportunidad de probar la Racer 5 de Bear Republic de barril, una IPA con un 7,5% ABV y 75 IBU, cítrica con matices de pomelo y mango, algo de caramelo, de amargor moderado, seca y resinosa, con matices de pino y pomelo en boca. Sin embargo la buena impresión que me dejó la cerveza se vio un poco empañada con algún detalle de los camareros que me parecieron muy poco apropiados, en un momento pude ver como pasaban cerveza de un vaso a otro, mezclaban cervezas de diferentes vasos y luego se la servían a algunos clientes, un detalle que hizo que no pidiéramos otra ronda, una pena.

Grifos de The Blind Tiger

Grifos de The Blind Tiger

El resto de la tarde trascurrió bastante tranquila, nos dimos un paseo por el Chelsea Market, una visita obligada y por el maravilloso paseo The High Line, algo que tampoco debes perderte si visitas la ciudad. Después de una parada en hotel se acercaba la hora de cenar y nos decidimos por una de las hamburgueserías mejor valoradas de Manhattan, se trata de Burger Joint, un pequeño restaurante situado en el hall del hotel Le Parken Meridien.

Con el estómago lleno después de haber probado una hamburguesa deliciosa nos dirigimos a hacia la cervecería The Jeffrey Craft Beer & Bites, situada en 60st Street con 2nd Avenue, un local no muy grande, alargado y estrecho, con una barra larga, una zona de mesas al fondo y una pequeña terraza pero que a aquellas horas estaba cerrada. Decidimos acomodarnos en la barra y pedimos la carta, de nuevo en este local nos encontramos con una amplia selección de cervezas en botella y barril, y como es habitual la carta actualizada al día. Echamos un ojo a los 30 grifos que tienen instalados, el número 20 nos llamó mucho la atención, estaba pinchada la Heretic de Reptilian, menuda sorpresa, la única cerveza española que vimos de barril en Nueva York.

Grifos de The Jeffrey

Grifos de The Jeffrey

No pedimos la Heretic, pero en su lugar nos decidimos primero por una Stone Pale Ale, con un 5,4% ABV es una cerveza ligera, con notas cítricas, matices de pan y cereal, floral y cítrica en boca, la verdad me esperaba algo más de Stone. Menos mal que me desquité con la siguiente, nada menos que la Union Jack de Firestone Walker, una IPA con un 7,5% ABV y 75 IBU de amargor, de color anaranjado y espuma blanca cremosa, de aroma cítrico y tropical, con matices de pomelo, mango y melocotón, amarga y seca en la boca, cítrica y de nuevo con mucha presencia de mango y pomelo, resinosa de final amargo y duradero, una de las mejores IPA que he probado sin duda, y posiblemente la mejor cerveza que probé en el viaje. Obviamente repetí ronda.

Hasta aquí la cuarta entrega de la crónica del viaje, la quinta la podéis leer en el post de Mi Beerano Cervecero, y en unas semanas podréis leer el desenlace del viaje.

Anuncios

14 Respuestas a “Viaje a Nueva York (IV)

  1. Benji Gómez 24 noviembre, 2014 en 11:15

    Vuelvo a hacer hincapié en el tremendo viaje que te marcaste.

    Y por lo que veo, no sólo de cerveza vive el bueno de Gonzalo jajaja

    Además, que por supuesto, birrotes de unas marcas que ojalá llegasen mas a menudo por éstos lares (y puestos a pedir, a un precio algo mas razonable)

    ¡Saludos!

    • Gonzalo 24 noviembre, 2014 en 12:59

      Ojala que algún día lleguen estas cervezas de forma habitual aquí, pero creo que va a ser muy complicado. Pero bueno siempre serán una buena excusa para marcarse un viajecillo por USA 🙂
      Saludos Benji!

  2. Lupuloadicto 24 noviembre, 2014 en 14:14

    Pintaza como todos los demás posts de la serie!! De Firestone son todo cervezones, y con esa Bear Republic me has hecho tiritar de envidia de la mala, jejeje! La Stone la probaste de barril? A mi la IPA en el BBF2014 tampoco me entusiasmó, falta de un poco de punch, no se… Pero vamos que de Stone he probado varios birrotes tremendos. Sorpresón con esa Heretic (qué pasada!) y se me cae un mito con tu crónica de Blind Tiger y las malas prácticas de los camareros… pff!!! Bueno, no me enrrollo más, jajaja! Muy buena pinta en general y más ganas aún de viajar allá… A ver si me ayudáis a convencer a la Reina Lúpula, jajaja! (ahora verás cuando te lea el post… xD).

    Saludos Gonzalo!!

    • Gonzalo 24 noviembre, 2014 en 15:40

      Firestone es una gozada! La Stone la probé de barril y me esperaba mucho más. Tienen buenas cervezas pero creo que hay marcas muy superiores.
      Lo del Blind Tiger me dejó bastante descolocado, no me esperaba algo así sinceramente, una pena.
      Un viaje a Estados Unidos siempre merece la pena, ya no solo en lo cervecero, Nueva York es una ciudad que hay que visitar al menos una vez, así que ya sabes si necesitas información sobre lo que no sea cerveza también te puedo dar muchos motivos de peso para ir 😉
      Saludos Pau!

  3. Mr gordi 24 noviembre, 2014 en 16:32

    Maravilloso Gonzalo!, esto servirá para muchos viajeros que puedan cruzar el charco y visitar esos sitios que explicas!
    Te lo aconsejaron antes a ti?, tenias a alguien de la zona que os guio?o lo teníais todo muy bien proparado buscado por propia mano antes de partir??
    Quizás sean muchas preguntas, pero es que el viajecito que te pegaste es digno de hacerlo!!

    • Gonzalo 24 noviembre, 2014 en 16:40

      Pues la verdad es que fue todo planificado por cuenta propia. No te voy a negar que fueron muchas horas de buscar información y planificar rutas. Al final te tienes que quedar con unas pocas cervecerias, es imposible ir a todas 🙂
      Espero que esto pueda servir a futuros viajeros 😉
      Saludos Dani!

      • belix84 25 noviembre, 2014 en 09:09

        Fue muy útil un mapa enorme de todo Manhattan, ahí mediante dibujos señalamos bares y restaurantes. Cuando había sed sólo había que mirar que teníamos marcado por la zona 😉

  4. Cerveza Rudimentaria 24 noviembre, 2014 en 17:56

    Todas estas informaciones de viajes siempre vienen bien, cuando vas de turismo tienes que seleccionar por falta de tiempo y está bien tener referencias de gente que ha estado allí.
    Como bien dices, NYC es una ciudad impresionante y no hace falta tener ninguna excusa para ir, a mi me flipó y es uno de esos destinos a los que sé que volveré, porque estoy seguro que cada viaje que hagas a NYC será diferente, por muchas veces que vayas 🙂
    Lo de las malas prácticas de los camareros sí es que es raro, precisamente en USA tienen muy buen servicio ya que buena parte de su sueldo depende de ello (propinas), la verdad es que esto que nos cuentas es asqueroso y normal que no quisierais pedir otra ronda…

    Un saludo tío!

    • Gonzalo 25 noviembre, 2014 en 09:36

      Tienes toda la razón, es una ciudad para disfrutar, en todos los aspectos, seguramente no es la ciudad que más me haya gustado, pero sí una de las que tengo claro que quiero volver.
      Lo de las malas prácticas me sorprendió mucho, no me lo esperaba, pero mira en todos los sitios se cuecen habas.
      Así que ya sabes anímate a volver por allí y pegarte unas buenas americanas 😉
      Saludos Adrián!

  5. Cristóbal 24 noviembre, 2014 en 18:56

    Has aprovechado muy bien el viaje! Debe ser una gozada encontrarse en barril tantas relíquias que vemos poco por aqui. Voy tomando nota de esos sitios para cuando vuelva por allí. Esperamos la última entrega de este fantástico viaje.
    Saludos gonzalo!

  6. Magister Cerevisa 30 noviembre, 2014 en 16:40

    La verdad es que resulta muy útil esta entrada al blog, sobre todo para conocer sitios nuevos a los que acudir en el caso de que cualquier viajero llegue a Nueva York. Lo de las cervezas resulta muy interesante!

  7. CERVERIANA 6 diciembre, 2014 en 02:39

    BUFFFFFFF, NO DIGO NÁ JAJAJAJA. TREMENDO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: